Andrés Colorado, el ‘desconocido’ que se volvió un bastión del Deportivo Cali campeón del 2021

Diciembre 23, 2021 - 09:15 p. m. 2021-12-23 Por:
Daniel Molina - Especial para El País
deportivo cali andres colorado

Andrés Colorado, volante del Deportivo Cali

Instagran Andrés Colorado

Andrés Colorado hizo su primera aparición pública con el Deportivo Cali en una mañana de enero del 2019, en Palmaseca. En plena pretemporada, el volante nacido en Cerrito, Valle, pero criado en Guacarí, se paró en la mitad de la cancha al lado de Christian Rivera en un partido amistoso frente al Orsomarso.

Desde la despoblada gradería del estadio, algunos miembros de la prensa local se preguntaban entre ellos quién era ese jugador espigado (1,87) que empezó a entregar la pelota tan bien, que parecía que ya llevara unas cuentas temporadas vestido de verdiblanco.

Pero la realidad era otra: Andrés Felipe, en ese entonces de veinte años, había llegado al Cali en condición de préstamo por parte de Cortuluá y, según contaban en esa época, era el futbolista que menos cobraba dinero en el plantel que era dirigido por el argentino Lucas Pusineri.

De eso han pasado ya tres años, y de ese futbolista ‘desconocido’ ya no queda nada: hoy en día, el apellido Colorado sale de la voz de todos los hinchas caleños, cuando alguien les pregunta qué jugadores fueron clave para lograr la décima estrella, conquistada este miércoles en Ibagué.

Su protagonismo empezó a darse a finales del 2019, pero fue en el inicio del 2020, cuando comenzó a brillar de la mano del técnico uruguayo Alfredo Arias, quien fue el DT que más le sacó su potencial.

“Con el profe Pusineri nosotros jugábamos un fútbol más vertical, pero a Arias le gustaba más que nosotros tuviéramos la pelota y la pusiéramos a circular”, contaría después el talentoso volante.

Sin embargo, con el estratega uruguayo, los azucareros no pudieron lograr su mejor rendimiento, llegando a estar en la posición 15 de la tabla general.

Fue allí cuando llegó el estratega venezolano Rafael Dudamel, quien no solo llenó de confianza al grupo, sino también al mismo Colorado, que pese a ser mediocampista, ha logrado también un rendimiento brillante en el área rival.

El joven volante, que no sabe si continuará en el equipo, logró su mejor marca goleadora con cinco tantos (ante Santa Fe, Pereira, Huila (2) y Atlético Nacional), y, además, sus pases fueron decisivos para que el Cali fuera avanzando en sus aspiraciones de ser campeón.

Su partido más determinante, sin duda, fue el de la quinta fecha de los cuadrangulares finales frente al Junior, en Palmaseca.

Promediando el segundo tiempo, Colorado tomó un balón en la mitad de la cancha y, con criterio, avanzó dejando en el camino a varias piernas junioristas, para luego habilitar con un delicado pase a Daniel Luna, para decretar el 2-0 y asegurar el pase hacia la gran final, conquistada este miércoles.

Con la ilusión de jugar la Copa Libertadores en 2022, pero sabiendo también que puede darse su paso al fútbol internacional, Colorado sabe que puede irse tranquilo porque cumplió la tarea de la vida: llegó a un lugar de importancia en silencio, y terminó haciendo que todos hablaran de él por su talento y compromiso.

Lee contenido sin límites en elpais.com.co por $800 primer mes
VER COMENTARIOS