Perfil: Miguel Ángel ‘Superman’ López se enfada

Perfil: Miguel Ángel ‘Superman’ López se enfada

Septiembre 07, 2014 - 12:00 a.m. Por:
SANTIAGO CRUZ HOYOS- Reportero de El País
Perfil: Miguel Ángel ‘Superman’ López se enfada

Miguel Ángel López, ciclista colombiano.

¿Por qué una pregunta sobre su alimentación incomoda tanto al ‘hombre de acero’ del ciclismo colombiano? Perfil de Miguel Ángel López, el campeón del Tour L’avenir.

‘Superman’ se escucha agotado. Las últimas preguntas las responde con monosílabos. “Sí”, “no”, “normal”. Hace unos minutos apenas se bajó de una buseta y además ya son las 7:00 de la noche. ‘Superman’ —lo había advertido— se acuesta temprano. Pero hay un interrogante que no responde con monosílabos. Es una pregunta que, dice incluso, lo ofende: ¿cómo es la alimentación de un campeón? -Yo no cuido mi alimentación. Como de todo. Peso entre 58 y 60 kilos y mi alimentación es como la de cualquier persona. Pero no sé por qué me pregunta eso. A uno le emberraca que los periodistas quieran saber todo sobre uno. Pese a su molestia, ‘Superman’ habla con respeto. “Sí señor”, “no señor”. Es un hombre educado y de palabras justas. Ahora hace silencio. Espera una explicación al porqué de esa pregunta que le parece tan banal, sin ninguna importancia para un reportaje. -La alimentación es vital para un ciclista. Además, justamente estaba leyendo una entrevista con Rigoberto Urán en la que hablaba de su dieta para soportar trayectos de 200 kilómetros. Su desayuno incluye una porción abundante de arroz, cinco huevos, pan con mermelada. Y para las carreras lleva bananos, geles energéticos, sánduches de mantequilla de maní. Un ciclista no come como cualquier persona. De ahí surgió la curiosidad por la pregunta.‘Superman’, en todo caso, no parece muy convencido con la respuesta. Continúa molesto. -Lo que pasa es que Rigoberto Urán tiene dietistas que le cuidan la alimentación. Está en un equipo grande, donde le programan una dieta especial y por eso él puede hablar de eso. Pero yo no. Yo me alimento como cualquier persona. Mi equipo no tiene mucha logística todavía. ‘Superman’ se escucha incómodo, es evidente que quiere colgar. Apela de nuevo a los monosílabos. Y además tiene algo mucho más importante que atender que una entrevista. Algo tan definitivo como firmar un nuevo contrato que le implicaría no solo más dinero, sino irse de casa, del país, una nueva vida. En la próxima temporada, es lo que dice su entrenador, Rafael Acevedo, ‘Superman’ correrá en un equipo europeo. Ya existe un preacuerdo. No es justo que, con todas las condiciones que reúne, el muchacho siga en Colombia. -El contrato es con un equipo más grande, incluso, que Movistar. Pero todavía no se puede dar a conocer su nombre. IIRafael disculpa a Miguel Ángel López, su pupilo, ‘Superman’. No es que él sea así, no es que se enfade por cualquier tontería, sino que apenas tiene 20 años y desde que salió campeón del Tour L’avenir de Francia, la carrera más importante en el mundo para ciclistas sub23, ha debido dar entrevistas a diario. Y en esas lides el muchacho aún es inexperto.Evidentemente, nadie está preparado para, en cuestión de una semana, pasar de una vida tranquila y anónima en la que ningún periodista se interesaba en lo más mínimo, a estar contestando preguntas tan íntimas como lo que te comes. Ganar implica siempre un costo demasiado alto. Ganar puede ser una manera de perder. Además, agrega el entrenador, algunos amigos de infancia de ‘Superman’ le han hecho bromas pesadas desde que ganó en Francia y eso hace que esté prevenido. Sus amigos lo han llamado a su celular, se han hecho pasar por periodistas, y después de algunas preguntas han soltado la risa y le han dicho: “guevón, soy fulano de tal”. ‘Superman’ es un hombre serio. También tímido. En las fotos que se toma con los aficionados después de su triunfo en L’avenir casi nunca sonríe. Apenas mueve un poco los labios. Y definitivamente es un joven con carácter, temperamento, continúa Rafael. En 2010, cuando intentaron robarle su bicicleta mientras entrenaba en Sogamoso, desarmó a los asaltantes aun cuando le habían propinado dos puñaladas en la pierna derecha. Desde ese episodio, Miguel Ángel se ganó el remoquete de ‘Superman’. El apodo, reflexiona el entrenador, encaja perfectamente. Para empezar, dice, su pupilo tiene una fuerza impresionante que heredó de su padre, Santiago, un campesino que además de cultivar la tierra tala árboles. Y por otro lado, cuando Miguel Ángel pedalea por una cuesta empinada, es tan rápido que pareciera que tuviera encendido un motor invisible. -Sí, definitivamente el mote de ‘Superman’ le encaja y a él no le disgusta para nada que lo llamen así. Pero, como le venía diciendo, discúlpelo por la reacción en la entrevista. Él no es así. III‘Superman’ nació el 4 de febrero de 1994 en Pesca, un municipio del departamento de Boyacá. El pueblo vive de la agricultura. Sus habitantes cultivan papa, trigo, maíz, cebada, arvejas, fríjoles, rubas, nabos, hortalizas. También se dedican a la ganadería. La temperatura promedio es de 15 grados centígrados.Con sus padres y sus seis hermanos, la vida en Pesca transcurría sin sobresaltos. La rutina era simple, “normal”, y pocas veces se modificaba. Consistía en levantarse, ir al colegio en bicicleta —un trayecto de 8 kilómetros, cuatro de ida bajando y cuatro de venida subiendo— llegar a casa, descansar, ayudar a sus padres en los cultivos. Los días empezaron a cambiar después de una carrera que organizaron en el pueblo. ‘Superman’ participó, aunque hasta ese momento nunca había pensado que sería ciclista profesional. Su plan era terminar el bachillerato, entrar a la universidad, conseguir un trabajo. Sin embargo, ganó la carrera, ganó algo de dinero, le dijeron que era muy bueno pedaleando y, ¿por qué no?, decidió dedicarse al ciclomontañismo. Al fin y al cabo eso era lo que hacía. Montar en la bicicleta todo terreno de sus hermanos mayores para llegar al colegio. Y en las competencias no le fue mal. Ganó algunas carreras locales, pero Alexánder Sánchez, el propietario de la bicicletería El Sol, de Pesca, sospechaba que ‘Superman’ tendría más éxito en el ciclismo de ruta. Se conocieron en 2010, cuando Miguel comenzó a llevar su bicicleta al taller. Entrenaban juntos. Y Alexánder notó que ‘Superman’ no tenía la técnica depurada para el ciclomontañismo, “pero subiendo carreteras sí era un monstruo”. Le sugirió enseguida que probara en el ciclismo de ruta y hasta le prestó su bicicleta. Tenía razón. La carretera era lo que mejor se le daba a ‘Superman’. Eso lo comprobó el entrenador Rafael Acevedo el 26 de septiembre de 2010. Ese domingo, Miguel participó en una contrarreloj que finalizó en El Crucero, un pueblo de Boyacá. ‘Superman’ registró uno de los mejores tiempos. Tres días después, Rafael lo buscó. Quería conocerlo. También le propuso que lo dejara entrenarlo. Y meses más tarde le ofreció una casa de su propiedad para que permanecieran cerca. ‘Superman’ vive en una finca de su entrenador, ubicada en la vereda Gotua, del municipio de Firavitoba, en Boyacá. Cuando habla de Miguel Ángel, pareciera que Rafael hablara en realidad de su propio hijo.—Para mí no es raro que haya ganado el Tour L'avenir, por las condiciones que tiene. Pero sí es una hazaña en este sentido: es su primer carrera internacional. IV‘Superman’ López está al teléfono. Aún no habla en monosílabos. Aún no quiere colgar.¿Cuál fue el momento más complicado del Tour L’avenir?Al inicio, mientras uno coge la confianza en el lote con los compañeros. Es una competencia muy dura. Es distinto correr en Colombia que en Francia. Las carreteras de allá son muy angostas y todo se hace muy peligroso. Además, acá en Colombia se corre a mucho leñero. Allá en cambio hay momentos en los que uno debe ir muy tranquilo y otros en los que hay que ir demasiado fuerte. Más que fortaleza física, un ciclista debe tener fortaleza mental. ¿Cómo venció el cansancio en el Tour? Pero sobre todo, ¿cómo se corre después de haber pasado por una gripa como le sucedió en Francia? El ciclismo es duro. Pero si uno se pone a quejarse, pues para qué se metió a esto. Entonces hay que tener la mentalidad fuerte. Hay que tener más cabeza que piernas. Y ser muy positivo, no pensar nunca que uno va mal porque ahí todo se pone peor. Si uno va con dolor de piernas, jodido, hay que saber que todos los rivales van así también. Hay que seguir. En el ciclismo gana el que más sufre.¿Tiene alguna cábala para las carreras? No, nada. Me encomiendo a Dios y ya. Como todos los días. Siempre le pido a Dios que me proteja. Soy muy católico. ¿Cómo celebra un ciclista un título como el que usted logró? Un ciclista no tiene tiempo de celebrar. No hice nada especial. Teníamos el viaje de regreso al otro día. Y además uno queda muy cansado. El tiempo libre de un ciclista debe dedicarlo solo a eso, a descansar. En Colombia he celebrado, pero todo muy normal. Reuniones con la familia, con los amigos, con los boyacenses. Ya hay que pensar en lo que se viene.¿Cuáles son los próximos objetivos?Voy a correr la Vuelta a Boyacá y el Mundial. Eso por ahora. ¿Usted no soñó con ser ciclista, pero me pregunto si tiene referentes, ídolos, en el ciclismo?No tengo ídolos. Tal vez Nairo (Quintana). Bacano ser como Nairo. Pero ídolos no. No soy partidario de tener ídolos. Una curiosidad: ¿cómo es la alimentación de un campeón?...

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad