Jonathan Rivas, un campeón de peso (perfil)

Escuchar este artículo

Jonathan Rivas, un campeón de peso (perfil)

Octubre 07, 2019 - 09:43 a.m. Por:
Nathaly Santacruz Maldonado - Especial para El País 
Jonathan Rivas

Jonathan Rivas, pesista colombiano.

Aymer Andrés Álvarez - El País

Los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 fueron el primer acercamiento que el medallista mundial Jhonatan Rivas tuvo con el deporte que le ha dado tantas alegrías, el levantamiento de pesas, cuando apenas era un chico.

El deportista, nacido en Cartago, creció en el municipio norteño de El Águila. Cuando apenas tenía 6 años, el levantamiento de pesas lo enamoró a través de un pequeño televisor donde veía el cubrimiento de las justas deportivas. Ese año, la levantadora de pesas Mábel Mosquera le dio medalla de bronce al país en los 53 kg.

Lea también: El vallecaucano Jhonatan Rivas, medalla de bronce en el Mundial de Pesas en Tailandia

“A mis 8 años regresamos a Cartago, un año después vi unas pesas en el Coliseo La Isleta, me recordaron los Olímpicos y desde ese momento quedé enamorado de este deporte”, relata Jhonatan, quien empezó en este deporte a sus 9 años, cuando pesaba solo 33 kilogramos.

El compañero de los primeros años de entreno fue su hermano Émerson, quien falleció a causa de un dengue hemorrágico en 2011, cuando tenía 14 años. De esta pérdida se repuso gracias al deporte, y Émerson se convirtió en la motivación de Jhonatan para seguir su carrera deportiva de atleta de alto rendimiento. “Cada que me cuelgo una medalla, él está conmigo”, expresa Jhonatan.

El cartagüeño Fernando Aponte fue su primer entrenador, con él llegó a ser campeón nacional Sub 15 y Sub 17. “Desde que llegó le vi una disposición y una disciplina que para tener 9 años no era normal, Jhonatan siempre puso por delante el deporte, ahí vi que era diferente y que sabía lo que quería, por eso los resultados  de hoy en día”, asegura su mentor.

“Jhonatan es lo que todo entrenador quiere, es muy difícil encontrar a alguien entregado 100 % y él es un profesional en todo el sentido de la palabra”, dice.

Con Aponte, en Cartago, entrenó hasta sus 15 años, “desde que empecé a entrenar él me dijo que su sueño era dejarme en manos de Jáiber Alberto Manjarrés, que es uno de los mejores entrenadores del mundo, el mejor entrenador que tenemos en el país”, recuerda Jhonatan.

Hace 6 años vive en Cali y entrena con Manjarrés, el forjador de las dos medallas doradas de este deporte en unos Juegos Olímpicos para Colombia, con María Isabel Urrutia en Sidney 2000, y en Rio de Janeiro 2016 con Óscar Figueroa.

“‘Yo te traigo a Cali, vas a entrenar conmigo y el próximo año vas a ser medallista mundial”, fueron las primeras palabras que Manjarrés le dijo a Jhonatan cuando llegó a ‘La sucursal del cielo’, y le cumplió. En el 2015 participó en su primer campeonato mundial Sub 17 y ganó una medalla de oro y dos de plata. Desde ese momento, asegura Jhonatan, se mide internacionalmente. “Las medallas nacionales y continentales llegan por sí solas porque yo tengo en mi cabeza las medallas mundiales”, explica.

El chip internacional que le puso Manjarrés al cartagüeño ha dado frutos. Hoy Jhonatan es el cuarto pesista en el ranking mundial mayores, ha sido campeón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, doble campeón Panamericano, Campeón y subcampeón mundial Sub 20, cuarto lugar en el mundial de mayores y se proyecta como futura medalla para Colombia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

La preparación para el ciclo olímpico inició desde el 2014 y ha sido un proceso largo.

En 2017 tuvo una cirugía de rodilla que lo dejó fuera de las competencias durante seis meses. “Hice una muy buena recuperación, me perdí los Juegos Bolivarianos, el Campeonato Mundial mayores del 2017, pero tuve un 2018 lleno de éxitos”, relata.


Jhonatan ya tiene su cupo asegurado para Tokio 2020. Hoy es el mejor a nivel mundial en el arranque con 180 kg, en el envión levanta 212 kg para hacer un total de 392 kg.

“La evolución de su rendimiento muestra que en lo que queda de preparación puede mejorar unos 6 u 8 kilos que le faltan para estar en el podio olímpico”, asegura Jáiber Manjarrés, su entrenador.

Han pasado 12 años desde que Jhonatan ganó su primera medalla en Zarzal, representando a Cartago. La última la ganó en el mundial de Pattaya e hizo historia.

Hoy pesa 33 kilogramos más que cuando inició y representa a Colombia a nivel internacional en peso pesado. Para su familia es increíble todo lo que ha alcanzado, para sus entrenadores es merecido por la disciplina que lo caracteriza y para él es un sueño que cumple todos los días.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad