Escuchar este artículo

Recuerdos del balón: el día que empezó la revolución de José Pékerman en la Selección Colombia

Abril 13, 2020 - 07:08 p. m. Por:
Alejandro Cabra Hernández - Reportero de El País

José Pekerman dirigió a la Selección Colombia dirigió a la Selección Colombia en los ciclos mundialistas de Brasil 2014 y Rusia 2018.

Diseño: Henry Ríos Daraviña - El País

11 de septiembre es una fecha que no tiene muy buena recordación en la historia reciente de la humanidad, En esa fecha, en 2001, se registró el atentado al World Trade Center en Nueva York, Estados Unidos; también, en 1973, se registró el golpe de estado en Chile, que terminó con la muerte del entonces presidente Salvador Allende y el inicio de la dictadura de Augusto Pinochet. No obstante, Colombia sí puede asegurar que tiene buenos recuerdos de un 11 de septiembre.

Ese día, en 2012, la Selección Colombia de José Pékerman rompió los paradigmas y se encaminó hacia un histórico ciclo mundialista que terminó en 2014. Aquel 11 de septiembre, martes, la tricolor visitó a Chile en el Monumental de Santiago -dicho juego no se disputó en el Estadio Nacional por ser ese el lugar donde la dictadura asesinaba a los opositores-.

Lea también: El día que una Selección Colombia ‘inédita’ borró al Brasil de Ronaldinho y Kaká en Bogotá

Colombia, que completaba apenas su cuarto partido de eliminatorias con Pékerman al mando, venía de golear por 4-0 a Uruguay por la fecha 7, y ahora se veía las caras con una Chile que llegaba invicta y líder.

Doce años completaba el equipo nacional sin vencer a la Roja, por lo que las expectativas no eran muy altas.

Sin embargo, el inicio del partido dejó ver a una Colombia ambiciosa, que le apostó a una presión alta de la mano de un James Rodríguez incansable y con Falcao García a la espera de su momento para aparecer.

En Chile, el jugador más incisivo era Matías Fernández, que parecía estar en un duelo personal con James para ver cuál tenía más éxito echándose el equipo al hombro.

A los 14, el 'tigre' Falcao tuvo su primera opción de cabeza, a centro de Pablo Armero, pero su cabezazo se fue desviado. Ya se vislumbraba que si había goles, llegarían por abajo.

Chile asustaba con sus transiciones rápidas conducidas por Fernández, Alexis Sánchez y Humberto Suazo. En una de esas, el capitán Mario Yepes se ganó la amarilla, apenas a los 18 minutos.

En el minuto 33 llegó una jugada clave. James le quitó el balón a Arturo Vidal, con una aparente falta que no vio el +arbitro peruano Víctor Carrillo, y salió raudo para un contrataque, pero fue derribado en mitad de cancha por Eugenio Mena.

La falta desató un cruce verbal entre Gary Medel y el lateral colombiano Camilo Zúñiga. El central Amaranto Perea intentó separar a ambos, pero el austral le envió un manotazo a la cara, lo que le costó la roja a este último.

Con un hombre más en el campo, parecía la oportunidad para que Colombia aprovechara para adelantarse, pero no encontraba la claridad en su juego. Al minuto 42 los demonios de siempre se hicieron presentes. Edwin Valencia acusó una falta y perdió una pelota en salida con Fernández, que no escatimó para sacar un derechazo y vencer a Ospina.

Así finalizó el primer tiempo, con Chile en ventaja y con Colombia vuelta un mar de nervios, pues ni con todo a favor le salían los cosas. Fue ahí donde se notó la mano del estratega argentino, quien dio entrada a Juan Guillermo Cuadrado por el amonestado Mario Yepes -él mismo se ofreció para salir, teniendo en cuenta la necesidad del equipo-.

A partir de esa modificación, Colombia aumentó su presencia en ataque y se hizo un vendaval incontenible para el portero Claudio Bravo y la defensa chilena. Entre el minuto 51 y el 58 hubo cinco opciones de gol claras para Colombia. La última de ellas terminó en un golazo de James por medio de un tiro libre. Su disparo pegó en el palo de la mano izquierda de Bravo, antes de colarse en la red.

El gol despertó a los locales, que decidieron atacar y dar ventajas atrás. Chile tuvo un par de aproximaciones, ninguna de real peligro, y una tapada de Bravo a Teófilo Gutiérrez. Al 68, James estuvo a punto de repetir la dosis con un tiro libre similar, pero esta vez el disparo impactó el palo y salió despedido.

Fue ahí cuando don José le dio la estocada final a los dirigidos por Borghi. Ingresó  a Aldo Leao Ramírez por Macnelly Torres. Ramírez, solo seis minutos después, destrabó el partido tras eludir a Marcelo Díaz en la mitad de cancha y habilitar, con un exquisito pase al vacío, a Falcao. El samario no desaprovechó su oportunidad.

La Roja quedó en 'shock', por eso, dos minutos después, Teo liquidó el juego a pase del Tigre. Pudieron ser más goles, pero ya la victoria estaba consumada. Colombia se hacía fuerte en casa del líder y se empezaba a creer el cuento de regresar a un Mundial después de 16 años. Las buenas actuaciones en Brasil 2014 y Rusia 2018 serían llegarían también, con la revolución de José Pékerman.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS