Las dudas que siembra Carlos Queiroz en la Selección Colombia (Opinión)

Las dudas que siembra Carlos Queiroz en la Selección Colombia (Opinión)

Enero 20, 2019 - 10:19 a.m. Por:
César Polanía - Editor de Afición
Carlos Queiroz, posible técnico de la Selección Colombia

Carlos Queiroz, posible técnico de la Selección Colombia

Efe / El País

Carlos Queiroz, el técnico portugués de 65 años que hoy dirige a Irán, es la apuesta de la Federación para que la Selección Colombia sea protagonista en la Copa América de Brasil, en el mes de junio, y clasifique al Mundial de Catar 2022. Si todo sale como lo tienen previsto los dirigentes colombianos, Queiroz se sentará en el banco cafetero en marzo.

Su nombre genera divisiones. Y yo me incluyo entre los que tienen dudas. Queiroz hace parte de ese selecto grupo de técnicos portugueses llamados a estar en la élite, como Mourinho y Villas-Boas, pero se quedó en el camino y no alcanzó a tocar el techo.

Del técnico luso hay que destacar que fue campeón del mundo dirigiendo a la Selección Sub 20 de Portugal, en 1991, donde tuvo a figuras como Luis Figo, Fernando Couto, Joao Pinto y Rui Costa. Ese logro le valió subir un escalón y ganarse la confianza para dirigir a la Selección absoluta de su país rumbo al Mundial de USA 94, pero fracasó. Tuvo revancha luego con la Selección de Sudáfrica, a la que llevó al Mundial de Corea-Japón 2002. Se fue del campeonato en primera fase.

(Lea también: ¡Magistral! Duván Zapata hizo cuatro goles con el Atalanta e igualó a Cristiano Ronaldo). 

En el 2008 recibió una nueva oportunidad en el banco de Portugal y puso a la Selección en la cita de Sudáfrica 2010. Con Cristiano Ronaldo como su principal carta, fue eliminado en octavos de final por España, que a la postre fue campeona de ese Mundial. Y después Queiroz inició una nueva etapa en selecciones, esta vez con Irán, a la que clasificó a los mundiales de Brasil 2014 y Rusia 2018.

No superó la primera fase en ninguno de los dos campeonatos. En su experiencia con clubes, hay que contar que sus máximos logros fueron como asistente de Alex Ferguson en el Manchester United, al ganar tres Ligas Premier y una Champions.

Su representante y compatriota, el hábil Jorge Mendes, lo llevó entonces con tales precedentes al banco del Real Madrid como técnico titular, pero el reto le quedó grande.

Mis dudas, más que por su palmarés, pasan por su desconocimiento del jugador colombiano y de las duras eliminatorias suramericanas al Mundial.

Si los directivos le van a exigir resultados inmediatos en la Copa América y la clasificación a Catar, en una etapa de transición en la Selección Colombia por lo que pude ser el recambio en varias posiciones, será duro, muy duro, el reto para el entrenador portugués. Aparte de que no me ilusiona que al banco de Colombia, en reemplazo del argentino José Pékerman, llegue el que hoy es técnico de Irán.

Es claro que Colombia no es Brasil, pero tampoco es Irán. Y una cosa es clasificar a nuestra Selección en las duras eliminatorias suramericanas —como lo hizo dos veces Pékerman— y otra a Irán, en el muy modesto fútbol asiático.

La apuesta de la Federación Colombiana debió ser más ambiciosa, y seguro que sí buscó a Scolari, aunque luego lo haya negado, pero me da la impresión que echará mano de Queiroz porque, simplemente, no hay nadie de mejor perfil en el mercado. Se durmió siete meses, desde la salida de Pékerman, y demostró que faltó dirigencia.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad