Las Barras bravas, el mal que pone en jaque al fútbol de Suramérica

Las Barras bravas, el mal que pone en jaque al fútbol de Suramérica

Diciembre 01, 2018 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
Barras Bravas

Las barrasbravas tienen en jaque el fútbol suramericano.

Suramérica sufre hoy, como nunca antes, el flagelo de las barrasbravas, al punto que la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors ha tenido que ser trasladada a Madrid, en territorio europeo, tras una serie de desaciertos que pusieron a la Conmebol y a los dos equipos argentinos en el ojo del huracán.

Las barrasbravas, conocidas en otros países como ultras, ‘tiffosis’ o ‘torcidas’, congregan a los hinchas más radicales y generalmente sus acciones van ligadas a su pasión por los colores de sus equipos y la violencia.

Este movimiento, que comenzó a principios de la década de los años 40 en Brasil, creció de manera abrupta y se extendió por todo el continente.
Detrás de esos amores por los símbolos de los equipos se esconden aspectos de territorialidad, hechos delictivos y la particular manera de vivir de sus integrantes que deciden incluso morir en torno a una barra de fútbol.

Lastimosamente para el balompié suramericano, cuna de los grandes futbolistas a nivel mundial, la imagen se ve empañada por estos actos violentos, como el último escándalo sucedido hace unos días, cuando la barra de River agredió de manera salvaje al bus del plantel del Boca que se aprestaba a cumplir la cita de la gran final de la Libertadores.

(Lea también: Fifa da razones por las que se eligió a Madrid como sede de la final de Copa Libertadores entre River y Boca).

Un hecho más en una larga lista de sucesos violentos, pero que mediáticamente dejó al desnudo los grandes problemas que van ligados a la descomposición social particular de la región suramericana.
Muerte, narcotráfico, hurto, extorsión, mercado negro de armas, entre otras, son algunas de esas actividades que hacen de este tipo de movimientos organizaciones criminales poderosas y en algunos casos hasta millonarias.

Su desbordado crecimiento de miedo y terror está soportado por el respaldo de directivos de fútbol que se convierten en sus fuentes de patrocinio. Inclusive, en países como Argentina el flagelo va más ligado al tema político, donde son utilizados para impulsar y promover algunas campañas.

A diferencia de Europa, en Suramérica no hay leyes aplicables con rigurosidad que ayuden a controlar y desmantelar estas organizaciones que dejaron la pasión por el negocio de la mafia en torno al fútbol.

Las barras en Colombia, con perfiles delictivos del exterior

El fenómeno de las barrasbravas en Colombia comienza a hacerse visible a principio de los años 90 y se ha consolidado en el arranque de la década del 2000. Los equipos más importantes del país comenzaron a tener este tipo de barras con numerosos seguidores y con la particularidad de ubicarse en las tribunas populares, es decir, las localidades de norte y sur, donde viven el fútbol de una manera diferente.

Colombia es el único país de Suramérica con políticas de gobierno para este tipo de manifestaciones sociales a partir de la entrada en vigencia de la Ley 1270 de 2009, por la cual se creó la Comisión Nacional para la Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol. “Todas las barras en Colombia han tenido alteraciones del orden público, así su ideología no sea precisamente eso. Muchas de esas barras han sufrido una serie de transformaciones. Cuando los equipos no alcanzan rendimientos deportivos de forma positiva y el manejo institucional está en entredicho, ha habido reacciones de las barras que terminan en conductas reprochables”, comentó Alirio Amaya, administrador deportivo que lleva muchos años trabajando con el tema convivencia en el fútbol desde el programa ‘Goles en Paz’.

(Lea también: ¡Así está el panorama! Resignación en Argentina por la mudanza del River- Boca a Madrid). 

Las barras en Colombia han adoptado perfiles de sus pares de Argentina, aunque sin llegar al grado de descomposición que se vive en el sur. Las barras en nuestro país no solo actúan en el momento del espectáculo, sino que también lo hacen fuera de él en confrontación con simpatizantes de otros equipos, lo que ha ocasionado en los últimos años cifras de muertes relacionadas al fútbol.

Las autoridades colombianas han judicializado varios barristas por actos delictivos, aunque para erradicar de lleno esta problemática falta el aporte decidido de los clubes.

Barón Rojo Sur (América)
Barón Rojo Sur

Fundada en 1991. Actualmente está integrada por Bloques con sus líderes. Como hechos graves se recuerda los destrozos al Metro de Medellín hace unos años y las batallas campales en el Pascual Guerrero.

Frente Radical (Deportivo Cali)
Hinchas Deportivo Cali Palmaseca Estadio

Fundada en 1992. Está integrada por legiones. El choque con otras barras ha dejado como saldo varios muertos y decena de heridos. El último enfrentamiento fue el ‘Clásico del terror’ en 2017, cuando se trenzaron con armas blancas en la propia cancha del Pascual Guerrero.

Comandos azules (Millonarios)
Comandos azules

Fundada en 1992. Nació por una división interna de la barra Blu Rain. Sus hechos delictivos están ligados a robos, desmanes, riñas y heridos que les han dejado múltiples sanciones por las autoridades.

Los del Sur (Nacional)
Los del Sur

Fundada en 1997. Cuenta con filiales en todo el país. Es una de las más numerosas barras del país. Han sido protagonistas de hechos violentos en el estadio Atanasio Girardot y se recuerdan los graves incidentes ocurridos en 2013 en el estadio de Armenia, donde invadieron la cancha para agredir otra barra de Nacional.

Brasil sufre por la violencia

Sus aficiones organizadas son de las más antiguas del continente. Solo hasta los años 70 se presentaron los primeros hechos de violencia y fue un fenómeno que comenzó a expandirse en el país más grande de Suramérica.

Se estima que desde finales de los 80 se han registrado más de 200 muertes por factores ligados al fútbol. Las alarmantes cifras no sorprenden tanto si tenemos en cuenta que, en este país, es habitual que durante las peleas entre hinchadas rivales, los puñetazos y patadas son sustituidos por armas de fuego.

(Vea también: Video: "Jugar la final de Libertadores River-Boca en Europa es una vergüenza", Dani Alves). 

“Luego del Mundial de 2014 se creó una Asociación de Naciones de Torcidas Organizadas que reúne a los líderes de las barras de todo el país para establecer diálogos que tienen como objetivos disminuir los hechos de violencia entre estas barras. Aunque es una iniciativa interesante, no ha logrado resolver el tema de la violencia, pero sí ha moderado algunas cuestiones”, explicó el investigador mexicano Fernando Segura, quien labora con la Universidad Federal de Goiás. Las rivalidades de las barras en las ciudades más populares, como Río de Janeiro y Sao Paulo, han llevado a las autoridades locales a tomar medidas para controlar este tipo de barrismo.

Mancha Verde (Palmeiras)
Mancha Verde

Fundada en 1983. Cuenta con más de 90 mil socios en todo el país y el exterior. El año pasado fue asesinado su fundador. Es acusada de provocar terror en varios estadios de Brasil.

Torcida joven (Flamengo)
Torcida Joven

Fundada en 1963. Está subdividida por regiones, los llamados pelotones, esparcidos por todo Brasil y por el mundo. En su expediente delictivo tiene el registro negativo de varios muertos por enfrentamiento con barras de otros equipos.

Argentina, el país más golpeado

En América Latina son los argentinos los que marcan la hegemonía en cuanto al accionar y beligerancia de las barras bravas. Son reconocidos por animar a sus equipos hasta el delirio, para después salir a las calles a atacar a quienes consideran sus enemigos, es decir, aquellos que portan una camiseta diferente a la de su equipo. De acuerdo con estadísticas de las autoridades, en los últimos 18 meses fueron arrestados 52 integrantes de 15 barras violentas por distintos tipos de delitos.

Muchos de los jefes de las barras se han vuelto poderosos y han convertido a estas organizaciones en verdaderas estructuras dedicadas al crimen.

(Lea también: Dictan clausura de Monumental y River Plate deberá pagar multa para que haya final). 

Prácticamente todos los equipos argentinos cuentan con su propia barrabrava que, desde los inicios de este peligroso movimiento, han dejado multitud de heridos y muertos. De acuerdo a la ONG 'Salvemos al fútbol', desde 1992 la cifra de muertes en el balompié argentino superan las 300.

Lo sucedido en la final de la Copa Libertadores ha tenido grandes connotaciones por ser la disputa del título de un torneo internacional. Acá no es que haya una novedad distinta a un problema que sucede a nivel local del manera frecuente.

Siempre estas barras han mantenido un estrecho lazo con el poder político. Las barrasbravas en Argentina es uno de tantos problemas sociales de este país y ni siquiera es el principal, aunque los medios y el discurso público lo hagan ver de esa forma”, apuntó el investigador Pablo Alabarces, sociólogo de la Universidad de Buenos Aires y pionero en el tema de las publicaciones del barrismo social. Actualmente, en Argentina se tramita un proyecto de ley encaminado a combatir el problemas de las barras, aunque para los especialistas será un esfuerzo inútil porque los delitos allí tipificados están penalizados en las leyes vigentes.

Otro fenómeno particular de las barras que están por fuera de Buenos Aires es que delimitan territorialmente en dos partes a las ciudades que cuentan con equipos en la misma plaza, como el caso de La Plata, Rosario o Córdoba.

Borrachos del Tablón (River)
Borrachos del tablón

A partir del año 2000, se consolidan como una de las barras más organizadas, violentas y respetadas de Argentina. Son los acusados de las agresiones en contra del bus de Boca en la afueras del Monumental

La Doce de Boca Juniors, una de las más bravas
La Doce

Fundada en 1973. Es la barra más poderosa del cuadro Xeneize. Actualmente la justicia argentina investiga los vínculos de la barrabrava con dirigentes del club. Se le atribuyen más de 100 incidentes con otras bandas, tanto de Argentina como del resto del continente, como con la Policía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad