La noche en que el ‘Chato’ Velásquez fue más protagonista que el mismo Pelé

Escuchar este artículo

La noche en que el ‘Chato’ Velásquez fue más protagonista que el mismo Pelé

Abril 02, 2020 - 04:32 p. m. Por:
Redacción de El País

Pelé, exjugador brasileño.

Diseño: El País

La noche del 17 de julio de 1968 fue más que especial para los aficionados al fútbol que se dieron cita en las gradas del estadio Nemesio Camacho El Campín de Bogotá.

Aquella jornada futbolera fue el pretexto para ver en vivo en la grama del escenario capitalino a nadie más ni nadie menos que, para ese entonces, el considerado mejor jugador del mundo: Edson Arantes do Nacimiento Pelé.

El astro brasileño llegaba a Colombia para disputar un juego amistoso con el mítico Santos, el club de los amores de Pelé y en donde se convirtió en leyenda.

Ese juego internacional enfrentó a la escuadra brasileña y a la Selección Colombia, que por esos días se preparaba para los Juegos Olímpicos de México.

Con un estadio abarrotado, lo que prometía ser una noche mágica, llena de fútbol por la calidad de sus protagonistas, terminó siendo violenta y con hechos que quedaron para siempre en los historiadores.

Y es que en la cancha hubo una protagonista en aquella noche y no sería precisamente el gran Pelé. Se trató del árbitro Guillermo el ‘Chato’ Velásquez, un hombre con formación de boxeador que se caracterizó por no dejarse “joder la vida” de los futbolistas.

Desde comienzo del partido se observó que no fue para nada amistoso. Por el contrario, estuvo lleno de roces y encontrones por los 22 hombres en la cancha.

“Velásquez ordenó la expulsión de Lima por haberlo escupido y agredido. Intervino Oberdan y hubo cruce de puñetazos entre el árbitro y varios jugadores del Santos (…) Después de discusiones, que duraron 14 minutos, el árbitro ratificó la expulsión de Lima, pero permitió que Oberdan permaneciera en la cancha”, escribieron los redactores deportivos de aquella noche cuando el juego apenas iniciaba.

Pero el hecho que marcó la carrera de Velásquez se registró en el minuto 33. Pelé se quejó de una falta que el ‘Chato’ no le pitó, lo que provocó la airada reacción del astro brasileño.

Cuenta en una entrevista concedida hace unos años Gabriel Berdugo, integrante de aquella selección colombiana y quien estuvo en el campo, que “a Pelé nosotros le estábamos entrando duro, pero no con mala intención. Yo lo anticipé con toda la fuerza y él hizo teatro, se levantó con grosería y le mentó la madre en portugués al ‘Chato’, que sabía cuatro idiomas. Por eso lo expulsó”.

‘O Rey’ se fue de la cancha, lo que provocó la reacción de los jugadores del Santos, que se abalanzaron contra Velásquez por la determinación que había tomado en contra de Pelé.

Y algo que no se esperaba el polémico árbitro colombiano es que la gente, que había pagado entradas costosas para ver a Pelé y que había estado desde muchas horas antes en el estadio para

ver al astro del Santos, comenzó a chiflar para que se reversara la decisión del juez central y se pudiera disfrutar de la magia del brasileño esa noche.

“El ‘Chato’ expulsó bien a Pelé, por grosero, teatrero y llorón. Quería que le pitaran todo”, agregó Berdugo.

La expulsión de Pelé desencadenó una serie de agresiones de parte de los jugadores de Santos a Velásquez. Trompadas y patadas aparecieron es escena. El ‘Chato’ terminó con el rostro ensangrentado.

Con el ego herido, el hombre de negro se plantó y no permitió el regreso de Pelé al partido, a pesar de las súplicas de los directivos de la Federación Colombiana de Fútbol, quienes se vieron presionados por la protesta de la gente en el estadio. “El ‘Chato’ dijo: ‘si él sigue, yo no sigo’”, relata Berdugo.

Y así sucedió. El ‘Chato’ no siguió como árbitro del partido y Pelé regresó al campo. Ómar Delgado, quien era el juez de línea 1, terminó dirigiendo el encuentro y ese hecho insólito fue algo sin precedentes en el balompié internacional.

Un juego que finalizó en una comisaría

Como para ponerle el moño a una noche bien particular, los jugadores del Santos terminaron en una comisaría del norte de Bogotá para responder por una denuncia por agresiones personales que había interpuesto el propio ‘Chato’ Velásquez.

Después de varias horas de dimes y diretes, se presentó conciliación y los integrantes de Santos firmaron una carta de desagravio y disculpas para el árbitro. “Contra ti no tengo nada, Pelé, porque acataste la orden de expulsión, pero no puedo dejar mi dignidad de árbitro y de ciudadano por el suelo, ante la agresión que me hicieron algunos de tus compañeros”, fueron las palabras de Velásquez tras zanjarse el tema.

Una noche que quedó en la historia del fútbol de nuestro país. Mientras que el ‘Chato’ falleció en el año 2017 a sus 84 años, Pelé sigue con algunos quebrantos de salud en su país natal y siendo una de las leyendas vivientes del fútbol mundial.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS