"El golpe ha sido muy duro": Luis Manuel Orejuela, quien descendió con Cruzeiro en Brasil

Escuchar este artículo

"El golpe ha sido muy duro": Luis Manuel Orejuela, quien descendió con Cruzeiro en Brasil

Diciembre 14, 2019 - 07:50 p. m. Por:
Francisco Henao Bolívar, reportero de El País
Luis Manuel Orejuela

Luis Manuel Orejuela, jugador de Cruzeiro de Brasil.

Tomada de Cruzeiro / El País

En Belo Horizonte todavía lloran el descenso de Cruzeiro, uno de los equipos grandes del fútbol brasileño y considerado, según la Federación de Historia y Estadísticas, como el mejor club de su país en el siglo XX.

Ganador cuatro veces del Brasileirao, el torneo más grande y competitivo de Brasil, y vencedor en dos ocasiones de la Copa Libertadores, el 'Celeste', como también se le conoce, manchó su rica historia al caer a la B por culpa de una desastrosa campaña, especialmente en los últimos meses.

La grandeza de Cruzeiro se mide por la categoría de los jugadores que han vestido su camiseta azul; desde Tostao, pasando por Ze Carlos, Piazza, Dirceu Lopes y Palinha, hasta el fenómeno Ronaldo, para citar seis figurones, han tenido que ver con el más grande equipo del Estado de Minas Gerais.

Atrás quedaron años de gloria porque en este 2019 la catástrofe tocó a sus puertas, como lo ha hecho con otros grandes de la región.
Y en este Cruzeiro, derrotado y descendido, estuvo un colombiano: el lateral caleño Luis Manuel Orejuela.

El exjugador del Deportivo Cali, que pasa unos días de descanso en la capital del Valle, habló con El País sobre lo que considera ha sido el golpe más duro que ha recibido en su corta carrera.

En el último partido, el del descenso ante Palmeiras, salió lesionado. ¿Ya le dijeron el alcance de la lesión?
Sí, tuve un golpe en la rodilla y el doctor dijo que era una fisura en el cartílago; me aseguró que con el paso de los días me iba a recuperar. Por fortuna no fue muy grave.

¿Cómo fue la jornada en la que se decidió el descenso de Cruzeiro?
Fue muy triste, muy duro y algo inexplicable porque Cruzeiro es un equipo grande en Brasil, nunca había caído a la Serie B, y esta vez se dio en un momento difícil. De verdad nos tiene dolidos, es muy duro lo que estamos viviendo.

¿Desde cuándo vieron que el barco se hundía?
Desde que comenzamos a perder y a empatar. Cada vez se nos iba poniendo más difícil la situación en el campeonato: dijimos que íbamos a luchar con todo hasta el final y eso hicimos, pero no nos alcanzó. Todo se vino abajo lamentablemente. Es un momento duro el que estoy viviendo con Cruzeiro.

Inexplicable lo sucedido porque descienden el mismo año que jugaron Copa Libertadores...
Sí, es contradictorio. Es muy doloroso porque el club había arrancado el año muy bien; además, estábamos en la Libertadores, y de un momento a otro las cosas comienzan a cambiar hasta caer a la B. Es algo fuerte que no tiene explicación.

¿En lo personal cómo califica lo sucedido?
Un revés muy grande sin duda, porque cuando uno está en un equipo importante, pues todos los objetivos apuntan a pelear el título; pero no sucedió así. Lo podría calificar como mi primer gran sufrimiento en el fútbol.

¿Recibió llamadas de apoyo?
Sí, apenas se conoció lo del descenso de Cruzeiro, muchos amigos estuvieron ahí para darme ánimo; Jeison Angulo, Mao Molina y muchos más me han escrito, me dicen que le dé para adelante, que esto no acaba aquí y que el fútbol siempre da revancha.

La afición trató de agredir a los jugadores. ¿Cómo vivió esos momentos?
Yo jugué el primer tiempo y algunos minutos del segundo porque se me presentó la lesión; cuando salí me fui al camerino y allí seguí el partido por televisión. La gente estaba muy adolorida, muy caliente, comenzaron a dañar la silletería del estadio, y uno de cierta forma los entiende porque es algo que nadie esperaba. Cruzeiro es un equipo grande que no debía llegar hasta esta situación, pero ese es el fútbol.

¿Nunca pensaron que les podía pasar lo mismo de otros grandes como River y América?
Sí, es cierto; es muy duro sufrir una situación de estas. Les pasó a River, al América, clubes grandes, pero por un mal torneo pasan estas cosas como nos sucedió a nosotros. Tratamos de corregir y enderezar el camino, pero no se pudo, ya era demasiado tarde.

¿Qué sucedió después de consumarse el descenso?
Después de ese resultado tan fuerte nos fuimos para las casas y nos recomendaron que no saliéramos por seguridad; la hinchada estaba muy golpeada y era mejor evitar cualquier situación. Al otro día del partido, me regresé a Colombia.

Aunque el equipo se fue al descenso, ¿en lo personal cuál es su balance?
Considero que me fue bien en lo personal, hice lo que debía hacer, me llamaron a la Selección, fui titular con Cruzeiro, hice goles. Creo que no me fue tan mal. Ahora toca esperar el futuro.

¿Lo sucedido puede afectar un posible llamado a la Selección?
No sé, hay que esperar y ver cómo se van dando las cosas y cuál será mi futuro. Los próximos días van a ser importantes en ese sentido. La idea es que donde juegue haga las cosas bien para seguir yendo a la Selección.

¿Y dónde quiere jugar el próximo año?
En el momento estoy esperando que Cruzeiro decida porque ellos tienen la opción de compra, entonces estoy esperando a ver qué deciden para yo también tomar una definitiva sobre mi futuro. Hay clubes grandes de Brasil que se han acercado, pero hay que esperar.

¿Jugaría en segunda si Cruzeiro lo compra?
No sé, hay que mirar y analizar todo porque también debo ver el futuro mío; me han estado llamando a la Selección, entonces hay que mirar esa situación.

¿Podría ser la revancha seguir en Cruzeiro y lograr el ascenso?
A mí siempre me ha gustado Cruzeiro, me sentí bien desde que llegué, la gente me quiere, se han portado muy bien. Pero que sea lo que Dios quiera, quiero jugar otro año más en Brasil. Si es de quedarme en Cruzeiro lo voy a aceptar y voy a pelear para que el club esté donde siempre tiene que estar.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad