La rotura del ligamento cruzado anterior, una lesión de miedo en el fútbol

La rotura del ligamento cruzado anterior, una lesión de miedo en el fútbol 

Septiembre 11, 2019 - 11:55 p.m. Por:
Redacción de El País
hector quiñonez

Héctor Quiñones, lateral de América.

José Luis Guzmán - El País

“Se rompió el cruzado”. Esa es una de las palabras que más se escuchan para determinar el grado de lesión de un futbolistas con problemas serios en una de sus rodillas, y es también la frase que aterroriza a los futbolistas que ya saben de qué se trata cuando un médico les informa el resultado de los exámenes.

Es tal vez la lesión que más temen los jugadores. El ligamento cruzado anterior es clave porque ayuda a estabilizar la articulación de la rodilla.
Muchos jugadores la han padecido. Falcao García, en el 2014 jugando para el Mónaco, la vivió en carne propia, lo que le hizo perderse el Mundial de Brasil.

El español Xavi Hernández cuando jugaba en el Barcelona, el brasileño Rafinha, también del Barsa, además de Diego Costa, el delantero del Atlético de Madrid, y el jugador de Millonarios, Santiago Montoya, han sido 'víctimas' de este durísimo problema físico que los aleja por más de seis meses de las canchas.

¿Por qué se produce la rotura del ligamento cruzado anterior?
“Los jugadores tienen una predisposición a ese tipo de lesiones por varios aspectos; por ejemplo, cuando hay fatiga o cansancio, el 80% de las lesiones del ligamento cruzado anterior se generan en los segundos tiempos o terminando los partidos”, dice el médico y especialista Germán Ochoa, también galeno del América.

Asegura que “Cuando hay cansancio hay un cúmulo de ácido láctico en el organimos por el esfuerzo físico. Eso circula y los jugadores al tener fatiga y cansancio pierden la coordinación”.

Ochoa asocia esta situación con lo sucedido el domingo durante el clásico, en el que el jugador del América, Héctor Quiñones, cayó mal y sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior.

“Él (Quiñones) salta con un rival y cuando cae mide equivocadamente la distancia entre su pie y el piso. Héctor cae sobre el talón y eso genera un brazo de palanca hacia atrás y un mecanismo rotacional que hace que la rodilla vaya hacia afuera. Esa descarga de energía sobre esa zona produce la lesión dentro de la rodilla y es lo que genera la rotura de ligamentos, lesión de meniscos y muchos veces daño del cartílago”, señala Ochoa.

La rotura del ligamento cruzado anterior también se da por un golpe desde atrás, como le pasó a Falcao García en el 2014, en un partido del Mónaco en la Copa de Francia.

Debe haber una buena actitud
El primer paso que se debe dar después de que un jugador sufre esta lesión, es darle confianza y fe para que el proceso de recuperación sea el ideal.

De acuerdo con un estudio de la revista 'Journal of Sport Rehabilitation', el 20% de los lesionados no vuelven a competir de manera profesional, otros sufren recaídas en la misma zona operada, y unos más regresan a la actividad después de una buena recuperación.

El caso de Santiago Montoya, jugador de Millonarios, ha dado de qué hablar. En marzo del año pasado se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

Este miércoles el equipo azul emitió un comunicado en el que dice que Montoya fue examinado por tres especialistas al “presentar inestabilidad en su rodilla izquierda”, lo que originó una serie de especulaciones ya que un sector de la prensa bogotana asegura que fue mal operado de su primera lesión.

Mientras se prepara para ir al quirófano, el presidente de Millonarios, Enrique Camacho, ya adelantó que “a Santiago lo tendremos de vuelta para el fútbol en el primer semestre del próximo año”.

Igual sucederá con Héctor Quiñones, que estará fuera de las canchas por más de ocho meses.

Tanto el volante de Millonarios como el lateral del América deberán ponerle mucha fe y ganas a un arduo trabajo de recuperación que apenas comienza.

La rotura del ligamento cruzado anterior es sin duda el diagnóstico que ningún jugador querrá escuchar de cualquier médico, por todo lo que significa.

En detalle
Entre viernes y el sábado se le hará una nueva revisión a Héctor Quiñones, esperando que la rodilla haya desinflamado.

Entre tanto, la próxima semana será operado en Bogotá Santiago Montoya, jugador de Millonarios que tiene el mismo problema médico.

Lo que sí está confirmado es que los dos jugadores se perderán el resto de la temporada con sus respectivos equipos.

Xavi y Raúl González, siendo figuras del Barcelona y Real Madrid, sufrieron la rotura del ligamento cruzado, pero regresaron a la actividad con buen nivel.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad