¡El balón sufre! El fútbol colombiano se juega al ritmo del paro nacional

Escuchar este artículo

¡El balón sufre! El fútbol colombiano se juega al ritmo del paro nacional

Mayo 03, 2021 - 05:58 p. m. Por:
Redacción de El País
Deportes Tolima Deportivo Cali

Imagen de un compromiso entre Deportes Tolima y Deportivo Cali por el juego de ida de los cuartos de final de la Liga colombiana I-2021.

Cortesía: Dimayor

La tensa situación que se vive en Colombia por el paro que ha llevado a bloqueo de vías y a duros enfrentamientos entre protestantes y policías en diferentes ciudades del país ha tocado también al fútbol.

Un partido aplazado, otros en riesgo de jugarse, ciudades que no prestan sus estadios y una odisea para que los equipos puedan viajar a otras plazas a cumplir sus compromisos es lo que deja la situación del país.

“Los estadios tienen muchísimas restricciones. Yo soy el primero que hago cumplir el reglamento, pero estas circunstancias han sido muy complejas. Lo que estamos viviendo ha sido complejo, incluido el tema de la pandemia”, dijo el presidente de la Dimayor, Fernando Jaramillo, reconociendo las dificultades que se están viviendo para atender los compromisos futboleros.

El duelo Cali-Tolima, que se debió jugar el sábado pasado, se aplazó por falta de garantías en Palmira que es donde queda el estadio de los azucareros. Se jugará este sábado a las 5:30 p.m., definió la Dimayor.

“Hacer un partido de fútbol en las condiciones en que están Cali y Palmira, y sitios cercanos, es un absurdo. Hasta que la situación no esté normalizada, no podrá haber fútbol en Palmira por un buen tiempo”, aseguró el alcalde de Palmira, Óscar Escobar.

La situación es compleja para el desarrollo de la Liga porque ese es el único partido que falta por jugar para definir el otro semifinalista.

Entre tanto, equipos como Santa Fe y Millonarios tuvieron que conseguir estadios en otras plazas para atender sus encuentros de cuartos de final, debido a que la alcaldía de Bogotá no autorizó el préstamo por la pandemia.

Sin embargo, el cumplimiento de esos encuentros en Armenia e Ibagué, por el paro, también estuvieron a punto de aplazarse.

“En un momento, por recomendación de la Policía se analizó la posibilidad de aplazar el partido Millonarios-América, pero después de un consejo de seguridad se optó por mantener la realización de dicho juego”, dijeron las autoridades de Ibagué el sábado, previo al compromiso que al final se disputó y quedó 0-0.

En la B también sufren los estragos del paro. El juego Quindío-Atlético FC, que se iba a jugar anoche en Armenia, fue aplazado y está en duda el del miércoles por Copa Libertadores entre Santa Fe y River Plate.

“Por una solicitud de la administración municipal se tomó la decisión de postergar el juego del torneo de ascenso y en la medida que transcurran las horas se tomarán nueves decisiones respecto al partido del miércoles entre Santa Fe y River Plate por tercera fecha del Grupo D de la Copa Libertadores”, dijo el Imdera Quindío en un comunicado.

Clubes como Cortuluá y Fortaleza han vivido afugias. El onceno bogotano, que el jueves jugó en Tuluá, antes de regresar a Bogotá tuvo que permanecer durante varias horas en la carretera que de Buga conduce al aeropuerto por el bloqueo de vías.

Y Cortuluá, para afrontar su compromiso del domingo en Bogotá, debió acudir a un vuelo chárter, ya que la aerolínea Avianca, por la situación, canceló los vuelos desde esta región hacia Bogotá y viceversa.

“Se logró contratar un chárter, jugamos y de Bogotá viajamos de una a Neiva para el partido de esta semana contra el Huila. Las autoridades de allá nos van a ayudar para llegar al hotel, ya que también hay problemas en la ciudad”, dijo Óscar Arturo Martán, presidente del cuadro vallecaucano.

El panorama, en cuanto a la protesta social, no vislumbra una solución. En las principales ciudades se mantiene el bloqueo de vías.

El fútbol sigue a la expectativa y a la espera de soluciones para que los partidos se puedan jugar sin mayores traumatismo como hasta el momento está sucediendo.

Datos
América tuvo que recurrir a un acompañamiento policial para llegar al aeropuerto el viernes con el fin de viajar a Ibagué a su juego con Millonarios.

El mayor problema que afrontan los equipos es la llegada a los aeropuertos para sus viajes, por el bloqueo de las vías.

Un directivo que pidió la omisión de su nombre dijo que se debieron postergar por lo menos dos fechas mientras pasa el clima de violencia en el país.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS