Así han sido las ocho estrellas de Junior de Barranquilla en su historia

Así han sido las ocho estrellas de Junior de Barranquilla en su historia

Diciembre 16, 2018 - 06:59 p.m. Por:
Colprensa - El País
junior de barranquilla

Los jugadores del Junior de Barranquilla celebran un gol en la Liga Águila.

Colprensa - El País

Junior de Barranquilla alcanzó la estrella del segundo semestre del año y sumó su octavo título en su historia.

Los costeños fueron el mejor equipo de la temporada 2018 y a la postre se hizo justicia con el logro alcanzado por los dirigidos por Julio Comesaña.

PRIMERA ESTRELLA

Llegó el 14 de diciembre de 1977 bajo la dirección técnica del argentino Juan Ramón Verón, quien, siendo la máxima figura del equipo, asumió a la vez el puesto de orientador cuando antes de iniciar el hexagonal fina renunció el técnico en propiedad, el también argentino José Varacka. Ese Junior, en base a corazón y la fortaleza de: Berdugo, Miranda, Reyes y Comesaña, la destreza de Bolaño y ‘Toto’ Rubio, la entrega de Cerminato y Solari, el olfato goleador de Lorea, la seguridad del portero Juan Carlos Delménico, y la técnica que le imprimieron el propio Verón, Alfredo Arango y Camilo Aguilar, se tituló campeón ganando el último partido al Santa Fe en Bogotá, 3-1.

SEGUNDA ESTRELLA

Se registró en 1980 con el llamado equipo de ‘obreros’ que conformó el técnico José Varacka, y el cual tuvo la base del equipo del 77 y el aporte fundamental de jugadores como los argentinos: Delménico, Tutino, Converti y Galván, y los criollos Carlos Molinares, Ariel Valenciano, Martínez y Fernando Fiorillo. Se consagró el 17 de diciembre igualando 2-2 al Deportivo Cali en el Pascual Guerrero, tras ir perdiendo 2-0.

Te puede interesar: El 'tiburón' mordió la octava estrella: Junior es el campeón del fútbol colombiano

TERCERA ESTRELLA

Apareció en 1993 con aquel fabuloso equipo dirigido por Julio Comesaña y que tuvo en sus filas a los talentosos ‘Pibe’ Valderrama, Víctor Pacheco y Oswaldo Mackenzie; además, el aporte goleador de Iván René Valenciano y Miguel ‘El Niche’ Guerrero. En el último partido del cuadrangular, el 19 de diciembre de aquel año, se consagró derrotando 3-2 al América en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez.

CUARTA ESTRELLA

Se estampó en el escudo tiburón en 1995, con la misma base del equipo del 93, pero ahora dirigido por Carlos ‘Piscis’ Restrepo. Fue en un campeonato regular de 6 meses que los rojiblancos dominaron de principio a fin y sellaron el título el 14 de junio, pese a perder en Bogotá 3-1 frente a Santa Fe.

QUINTA ESTRELLA

Fue alcanzada por los barranquilleros el 19 de diciembre del 2004, después de un dramático partido frente al Nacional. en Medellín, cuando ya se disputaba la serie de finales. Los tiburones habían ganado 3-0 en Barranquilla y cayeron 5-2 en la ida, para luego imponerse por penaltis. De ese equipo hicieron parte entre otros: Martín Arzuaga, Ribonetto, Omar Pérez, Macnelly Torres, Hayder Palacio, Roberto Peñaloza, Francisco Alvear, José Amaya y Leonardo Rojano. Como técnico estuvo Miguel Ángel ‘El Zurdo’ López.

Lea además: Julio Avelino Comesaña, un viejo querido que logró su tercer título con el Junior

SEXTA ESTRELLA

Los barranquilleros la consiguen el 2 de junio del 2010 derrotando 3-1 a La Equidad en el estadio Metropolitano Roberto Meléndez de Barranquilla, con dos goles de Carlos Bacca y el restante de Víctor Cortés; y tras haber perdido en el juego de ida en Bogotá, 2-1. Figura excluyente de ese título fue el ‘10’ Giovanni Hernández. Su técnico fue Diego Edinson Umaña.

SÉPTIMA ESTRELLA

Su conquista se produjo en el 2011 en Manizales, en el definitivo partido frente al Once Caldas. Nuevamente Carlos Bacca, Giovanni Hernández, Sebastián Viera, Luis Carlos Ruiz, Víctor Cortés, y sobre todo, Vladimir Hernández, fueron artífices del éxito bajo la orientación del técnico José Eugenio Jiménez.

LA OCTAVA ESTRELLA

La octava estrella se convirtió en la sexta que el equipo Junior consigue fuera de su estadio. Esta fue la segunda que consigue en la ciudad de Medellín, antes, en el 2004, lo había hecho ante el Atlético Nacional. En esta oportunidad el elenco rojiblanco se impuso 4-1 en el partido de ida en el estadio Roberto Meléndez. Con esa ventaja llegó a ‘La Capital de la Montaña’ y la supo mantener, porque pese a perder 3-1, se quedó con el título. Bajo la batuta de Julio Comeseña, el equipo mostró un fútbol agradable a la tribuna que mereció los mejores elogios de los conocedores, no solo de Colombia y del exterior. Llegó a este último partido con la carga de haber perdido la final de la Copa Sudamericana en la tanda de penal frente a Paranaense, pero en este juego definitivo frente al Independiente Medellín salió a relucir el fútbol de Teófilo Gutiérrez, Jarlan Barrera, Luis Díaz, Víctor Cantillo y de los laterales Marlon Piedrahita y Gabriel Fuentes. En la portería estuvo casi siempre Mario Sebastián Viera, clave en este título. Fue un merecido título por lo mostrado a lo largo del semestre y más porque con su fútbol se regresó a la esencia del balompié colombiano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad