Duván Zapata, un 'Toro' que no para de embestir (Opinión)

Escuchar este artículo

Duván Zapata, un 'Toro' que no para de embestir (Opinión)

Julio 26, 2020 - 09:34 a. m. Por:
César Polanía, editor de Afición

Duván Zapata celebra un gol con Atalanta ante Juventus en la Liga de Italia.

AFP - El País

Es, literalmente, un toro. Un toro bravo. Con casta. Con trapío. Que llegó a la liga italiana como un novillo, por allá en agosto del 2013, y siete años después se ha convertido en un Miura que pasta en los mejores terrenos para el delantero y en los peores para el rival.

Cuando recibe la pelota, la cubre con una fuerza descomunal para perfilarse de cara al arco. Su lomo le ayuda en ese fin. Mide 1,89 metros y pesa 88 kilogramos.

Cada que arranca, despliega su fuerza dejando atrás la marca y abriendo espacios para sus compañeros cuando sus piernas o su cabeza no son el destino de la pelota.

Cabe la analogía para lo que hoy es Duván Zapata, a quien bien lo bautizaron como el ‘Toro’ y sobre el que apuntan todos los focos fecha tras fecha en la liga italiana.

El viernes, Duván marcó su gol número 18 esta temporada en el ‘Calcio’ al servicio del Atalanta, el club de Bérgamo que apostó por el colombiano hace un par de años pagando 14 millones de euros y que ha terminado respirándole de cerca a la Juventus en la lucha por el ‘scudetto’.

La Juve ya puso sus ojos en él para la próxima temporada. Dice la prensa italiana que ofreció 30 millones de euros, pero Atalanta pide 80. Y los vale.

Duván está en la madurez plena de su carrera. Tiene 29 años. En Italia ha marcado 93 goles con Nápoles, Udinese, Sampdoria y Atalanta. De todas las facturas. Con la izquierda, la derecha, de cabeza. Con la marca encima, sin ella.

Ya en Argentina había roto 22 veces las redes contrarias con Estudiantes de La Plata, adonde llegó procedente del America, equipo que lo lanzó al profesionalismo y con el que marcó 13 tantos.

El ‘Toro’ era entonces un becerro que difícilmente miraba más allá de sus corrales. Pero la casta en los buenos jugadores no se queda guardada. Suele aparecer en los mejores escenarios. Cuando se claman las buenas faenas, y Duván lo está dejando todo en la arena.

Ese ‘Toro’ que ha sabido comportarse en las querencias, ahora pide terrenos más apropiados para su condición, el centro del ruedo, donde saben lucirse los grandes. Juventus le cala. Y él le cala a Juventus. Con Ronaldo, Cuadrado y Dybala cuajaría un gran cartel, como para agotar papel en cualquier estadio.

Y no tendría por qué pedir permiso en esa otra plaza de la que pretende adueñarse. El ‘Toro’ tendrá que ocupar el puesto del ‘Tigre’, indiscutiblemente, y ojalá acompañado de Luis Fernando Muriel, el otro goleador del Atalanta, en la Selección Colombia.

Que no vuelva, en cuerpo ajeno, el eterno debate de si Batistuta y Crespo podían jugar juntos. No. Porque Duván también sabe asistir. 36 pases-gol tiene en su carrera. No le den vueltas. Es un ‘Toro’. Un Miura.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS