Deportistas del Valle del Cauca, de acuerdo con aplazamiento de los Juegos Olímpicos

Escuchar este artículo

Deportistas del Valle del Cauca, de acuerdo con aplazamiento de los Juegos Olímpicos

Marzo 26, 2020 - 12:20 a. m. Por:
Elpais.com.co

Yuri Alvear, judoca vallecaucana.

Jorge Orozco / El País

La decisión histórica de aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio por la crisis que ha generado en el planeta la pandemia del coronavirus tuvo efectos directos en los atletas que deberán alterar sus programas de trabajo pensando en el verano de 2021.

La medida sanitaria que fue aplaudida por los deportistas de todo el mundo también sumó las voces de apoyo de los atletas colombianos y en especial de los vallecaucanos, que ven una oportunidad de lujo para llegar en mejor forma a la mayor cita del deporte mundial.

Será un año más para planificar y pulir detalles en sus preparaciones, que debieron detenerse por la expansión del Covid-19.

En su gran mayoría, nuestros atletas han tomado de forma positiva la reprogramación de los Olímpicos e incluso desde el Comité Olímpico Colombiano esta crisis puede beneficiar al deporte nacional en sus intereses de tener una mejor representación en Tokio 2021.

“Frente a una realidad como es el aplazamiento de los Juegos Olímpicos, yo considero que esa decisión no tiene ninguna implicación negativa para los atletas colombianos; por el contrario, nos puede beneficiar porque el número de atletas ya clasificados se mantiene intacto y nos permitiría competir de mejor manera en los eventos clasificatorios que faltan y en donde tenemos una gran expectativa de conseguir más cupos a la cita olímpica”, explicó Baltazar Medina en diálogo con El País.

En la actualidad, Colombia tiene 29 atletas con cupo para los Juegos Olímpicos y el anhelo es que ese número pueda aumentar. En Río 2016, nuestro país tuvo a 147 deportistas en 23 disciplinas, aunque con muchos deportes de conjunto que elevaron el número de participantes.

Para muchos atletas, este periodo de aislamiento servirá para recuperar a algunos de ellos por temas de lesiones. “Tenemos algunas grandes figuras que vienen arrastrando temas de molestias físicas como son los casos de Caterine Ibargüen, de Mariana Pajón, de algunos otros y esta situación bien manejada será de buen provecho para que se pongan a punto de cara a un año”, agregó Medina.

Carlos Izquierdo (de rojo) en su primera participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Opinan los vallecaucanos

En el caso de los atletas del Valle del Cauca que tienen proyección importante para asistir a la fiesta olímpica, el correr los Juegos es un hecho que toca asimilar de una vez y enfocarse desde ahora en su preparación para el año que viene.

La judoca jamundeña Yuri Alvear y doble medallista olímpica comentó que “la decisión tomada por el COI era algo que se estaba esperando por los deportistas, es una situación difícil por la que estamos pasando, pero lo primero es cuidar la salud de los atletas. Toca adecuar los planes de trabajo que estaban diseñados a cuatro meses de las justas y ahora tenemos que adaptarlos para dentro de un año. Mi entrenador siempre me mantuvo enfocada en mis objetivos, de tener la cabeza tranquila y hay que esperar que esta crisis pase pronto y regresar a los entrenamientos”.

Uno de los primeros atletas en conseguir su plaza en los Olímpicos fue el luchador bugueño Carlos Izquierdo, quien se clasificó en septiembre pasado en el Mundial de Kazajistán y también considera oportuno el aplazamiento de la cita en suelo japonés.

“La postergación de los Juegos no me tomó por sorpresa, porque era algo que se veía llegar. En mi caso, la preparación no ha sido la mejor porque los otros integrantes del equipo colombiano de lucha apenas se clasificaron el mes pasado y eso ha hecho que no podamos salir antes a foguearnos en el exterior, como ha sucedido con países como Brasil y Cuba, por ejemplo”, apuntó el atleta vallecaucano.

Al igual que el resto de los deportistas del país, Izquierdo se viene recuperando de un problema muscular y esta para favorece en su proceso de rehabilitación.

Sobre el plan de trabajos, el luchador, que compite en la categoría de los 89 kgs, comentó que “existe alguna incertidumbre porque no es claro el calendario ahora a un año de las justas. Con mi hermano Mario, que es mi entrenador, esperamos que pase el tema de la pandemia par ver qué camino vamos a seguir”.

Un cambio que genera dudas

Mientras que para algunos deportistas el cambio de fechas y año de los Juegos Olímpicos es ciento por ciento beneficioso, para otros, como el ciclista palmirano Kevin Santiago Quintero, la postergación abre dudas sobre su posible llegada a Tokio.

El ciclismo de pista de Colombia tiene un cupo para los Juegos Olímpicos tras la oficialización que hace unos días hizo la Unión Ciclista Internacional (UCI), pero por ser una escogencia de tipo numérico y no individual, la Federación Colombiana de Ciclismo tendrá solo hasta unos meses antes del inicio de las justas la posibilidad de confirmar el nombre del velocista que representará al país en la pista nipona.

Por ahora, y de acuerdo con los puntos obtenidos en las pruebas clasificatorias, Quintero es el principal candidato para ocupar esa única plaza que tiene el país en la modalidad del keirin; sin embargo, en un año el escenario podría ser muy diferente.

“Si los Olímpicos se hubieran realizado en las fechas estipuladas, ese cupo estaría en mis manos y ahora se vienen 12 meses muy duros porque toca exigirse al máximo en las pruebas que se van a realizar y seguir ratificando el buen nivel que me tiene como opcionado para ocupar esa plaza”, apuntó Kevin.

De acuerdo con lo planificado por el seleccionador nacional de ciclismo de pista, Jhon Jaime González, la decisión es que todo el equipo colombiano se siga preparando de igual forma para suplir algún tipo de contingencia en la recta final del camino a Tokio.

Incertidumbre en pesas

Una de las disciplinas que tiene más comprometida su participación en los Juegos Olímpicos de Tokio es la de levantamiento de pesas.

Tras el positivo por boldenona de tres pesistas colombianos y que fueron suspendidos de forma provisional, la Federación Colombiana de Halterofilia corre el riesgo de ser sancionada de toda participación internacional, si se ratifica la decisión inicial, hecho que dejaría por fuera de las Olimpiadas a Colombia y un buen número de pesistas vallecaucanos, entre ellos a Jonathan Rivas, candidato para ser medallista en Tokio.

“Las pesas en Colombia están pasando por un momento complejo por la sanción que se puede venir a la Federación de tener a tres de sus deportistas con resultados positivos, hecho que implicaría un año de sanción para el país. Si de acá a septiembre, que es la audiencia, se ratifica la sanción, no podríamos ir a los Juegos Olímpicos. Si las justas se hubieran efectuado este año, habríamos podido asistir sin problemas. Esperemos que todo salga bien al final”, indicó Rivas.

En la parte deportiva, Jonathan considera que se altera considerablemente su preparación. “Mi plan de trabajos estaba pensando desde julio 2014 hasta julio 2020, toca ver qué cambios se le hacen a esa planificación y en mi caso voy a realizarme unos exámenes para analizar cómo está mi parte física”.

La tarea ahora será para los metodólogos del COC y las federaciones de realizar un trabajo acorde para que nuestros atletas lleguen en la mejor forma al nuevo Tokio 2021.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS