Tirreno Adriático: Primoz Rogliic, campeón; Simon Yates, subcampeón

Primoz Roglic se consagró campeón de la Tirreno Adriático al superar a Simon Yates

Marzo 19, 2019 - 05:44 p.m. Por:
Agencia EFE
Primoz Roglic

Primoz Roglic, campeón de la Tirreno Adriático.

EFE / El País

El esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma) ganó este martes la primera Tirreno-Adriático de su carrera, al arrebatarle por un solo segundo la camiseta "azul" de líder al británico Adam Yates (Mitchelton-Scott), en la contrarreloj final.

Roglic llegó a la crono final, de 10,05 km con salida y llegada en San Benedetto del Tronto (Marcas, centro), con 25 segundos de desventaja respecto a Yates; pero los recuperó este martes con una gran prestación, acabada en 11 minutos y 36 segundos, lo que le permitió hacerse con el triunfo en la general.

El más rápido en la prueba de este martes fue el belga Victor Campenaerts (Lotto-Soudal), con 11 minutos y 23 segundos, quien precedió a Alberto Bettiol (Education First) y el holandés Jos Van Emden (Jumbo-Visma).

Lea también: Empresa británica Ineos compró al Sky, el equipo de Chris Froome y Egan Bernal

Yates llegaba a la contrarreloj de San Benedetto del Tronto tras lucir el maillot azul en los últimos cinco días, y defenderlo en la penúltima etapa de la presión de Roglic y del danés Jakob Fuglsang (Astana), ganador el domingo en Recanati.

Sin embargo, el británico tenía claro que necesitaría una muy buena prestación para defender sus 25 segundos de ventaja sobre un Roglic potencialmente superior en las pruebas contra el crono, y que el año pasado, precisamente en San Benedetto del Tronto, acabó con 36 sgundos de ventaja.

"Ojalá pueda sorprender en la contrarreloj. No soy un especialista de estas pruebas y mi ventaja no es suficiente como para ganar, pero lo daré todo", aseguraba Yates al acabar la etapa del lunes en Jesi.

Y, bajo el cielo nublado de San Benedetto del Tronto y con un notable viento contrario en el segundo tramo del circuito, sus previsiones se hicieron realidad de la manera más amarga.

Roglic gestionó la prueba con madurez y concentración, sin realizar un desgaste de energías excesivo en la primera parte, al tener claro que las ráfagas de viento le exigirían gran fuerza para acabar fuerte.

En cambio, Yates, que salió dos minutos después de Roglic, lo dio todo desde el comienzo y llegó a los 3 kilómetros con el mismo tiempo que su rival, pero pagó su esfuerzo en el tramo final.

Llegó con 16 segundos de retraso a la línea de los 6 kilómetros y empezó a sufrir mucho. Tras arrancar en posición elegante y sólida, comenzó a abrir las piernas y a mover su bicicleta, lo que complicaba su ambición de victoria.

Hubo tensión hasta el último metro, con Yates que, en visible dificultad, cruzó la línea de meta con menos de un segundo de retraso sobre Roglic. Una diferencia mínima que, sin embargo, le negó la gloria en la carrera de los dos mares.

El triunfador de esta contrarreloj fue Campenaerts, quien empezó como decimonoveno en el orden de salida, y quien acabó en 11 minutos y 23 segundos, tres menos que Bettiol y cuatro menos que Van Emden.

Fue una gran prueba para el belga, en una crono que registró la séptima plaza del holandés Tom Dumoulin (Sunweb) y la octava del australiano Rohan Dennis (Bahrain), campeón en eta cita la temporada pasada.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad