Nairo Quintana: "El Tour de Francia no es una obsesión, es una meta"

Nairo Quintana: "El Tour de Francia no es una obsesión, es una meta"

Enero 27, 2019 - 08:20 a.m. Por:
Juan Carlos Pamo - Reportero de El País
Nairo Quintana

Nairo Quintana, ciclista colombiano.

Efe / El País

Nairo Quintana comenzará este domingo de forma oficial la temporada 2019 con la Vuelta a San Juan en Argentina y donde el gran objetivo será conquistar de una vez por todas el anhelado Tour de Francia.

Tras disputar la prueba francesa en cinco ocasiones consecutivas sin poder alcanzar el ‘sueño amarillo’, el pedalista boyacense ha decidido, junto a la escuadra de Movistar Team, diseñar un plan de trabajo que tiene como único objetivo estar en lo más alto del podio el próximo 28 de julio en los Campos Elíseos en París.

Es el único título de las carreras de tres semanas que le falta a Nairo por cosechar en su palmarés. Ganó el Giro de Italia en la temporada 2014 y la Vuelta a España en el año 2016.

(Lea también: Naomi Osaka vence a Kvitova, gana el Abierto de Australia y el lunes número uno).

Quintana suma dos segundos lugares (2013 y 2015) y una tercera posición (2016) en la ronda gala.

Este año modificó su estrategia para pelear hombro a hombro con el gran favorito, el británico Chris Froome, ganador en cuatro ocasiones del Tour y quien ha manifestado abiertamente que este año buscará su quinta corona para hacer más grande su historia en el ciclismo internacional.

Para llegar en óptimas condiciones a Francia y ser el mejor tras disputar las 21 etapas programadas, Nairo es consciente de que antes de la prueba deberá realizar un comienzo de temporada acorde a sus intereses. Por eso se descartó su participación en el Giro de Italia, para no sobrecargarse de kilómetros en sus piernas.

Manifiesta estar más fuerte mentalmente tras un año que no fue productivo en materia de resultados. Asegura que las críticas le han servido para enfocarse en lo que pretende como meta y confía plenamente en el respaldo de su equipo.

Antes de su viaje al sur del continente, Quintana sacó un espacio en su preparación para charlar con El País sobre las expectativas que tiene de cara a la temporada 2019.

Este año usted decidió cambiar radicalmente la planificación para la temporada 2019, ¿está tranquilo con el plan trazado de cara al objetivo final que es el Tour de Francia?

Estoy tranquilo con la planificación, con el equipo hemos acordado iniciar la temporada en Argentina, luego aquí en Colombia, creo que llegaremos en buena condición para afrontar el Tour, como lo he dicho, lo tengo en las piernas y en el corazón. Llegaré tranquilo, espero que, sin sufrir caídas, lo importante es llegar con buena salud y un trabajo de preparación, como siempre, a conciencia.

¿El Tour se ha vuelto una obsesión para usted y no siente que cada año es mayor la presión que todo el mundo le pone para verlo ganar?

No es una obsesión, es una meta, es un objetivo, y creo que mi edad es bastante buena para afrontarlo, cada uno de los Tour me ha enseñado grandes cosas, grandes aprendizajes. Antes que nada, es siempre tener la mente positiva, el cuerpo preparado. La presión es una realidad, por parte del equipo, de los medios, de los colombianos, pero creo que es también de mi parte. Es simplemente el deseo de no darme por vencido. ¿Por qué lo tendría que hacer?

¿Usted siente que tiene el respaldo absoluto de Movistar desde lo deportivo para llevarlo a ganar el Tour de Francia?

Sí, llevaremos un gran equipo, y siempre hacemos lo mejor que nuestras condiciones nos da, el Tour y las carreras de tres semanas se viven día tras día, a veces la gente no entiende eso, finalmente somos humanos y dependemos de muchos factores.

¿El Tour de San Juan, el de Colombia, más las clásicas en Europa serán la preparación ideal para llegar en estado óptimo al Tour?

Es el comienzo de temporada y el cuerpo se ajusta al ritmo, como siempre, correr me da ilusión. Siempre quiero ganar, pero es tomar las cosas con calma, veremos a otros rivales en su nivel, ir día a día. Pero sin duda sería bonito ganar en tierras argentinas nuevamente. Y frente al Tour Colombia, es correr en casa, con la afición colombiana, en las montañas de Antioquia, siempre será un motivo de alegría.

Usted dijo en el final de la temporada pasada que este año correrá de forma más atrevida, ¿a qué se refiere exactamente?

Es una sorpresa, no puedo decirlo todo, simplemente puedo decir que me voy a disfrutar esta temporada como ninguna otra, la preparación ha sido muy positiva y tengo muchos motivos para dar lo mejor ese año.

Este año hubo varios movimientos de ciclistas colombianos en equipos del World Tour, ¿eso es bueno para buscar ganar cosas grandes en Europa?

Los cambios casi siempre son positivos, y les deseo a todos los ciclistas colombianos una gran temporada. Frente a ganar, bueno es que eso es un deseo siempre, ¿qué ciclista no quiere ganar? Yo siempre pienso en ganar porque mi mente es ganadora, lo que pasa es que decir y hacer no es tan sencillo, pero siempre se da lo mejor.

Se criticó mucho lo de los tres capos de Movistar en 2018, ¿esa apuesta que fracasó puede dar resultados ahora?

Dejemos eso en el pasado, aprendimos y seguimos, este es el 2019 y ya es un año diferente, no podemos seguir dando tiza a lo que ya pasó, hay que dejarlo atrás.

¿Cómo analiza el recorrido del Tour 2019? ¿Favorece sus intereses?

Me gusta, es montañoso, y eso me gusta, yo siempre voy a ver el Tour con ilusión, creo que sí favorece a mis condiciones, pero sin apresurarnos. Primero tenemos que pasar por muchos retos antes de afrontar el Tour.

¿Chris Froome será el rival a vencer en el Tour o habrá otros de cuidado?

Chris siempre ha sido un rival, pero de igual forma todos nos preparamos mucho para llegar al Tour, siempre habrá más nombres y nuevos nombres que hacen de esta carrera dura. Creo que más allá de la cantidad de rivales lo importante es hacer las cosas bien día a día y contar con mucha suerte.

Hay gente que le ha criticado muy fuerte por los últimos resultados, ¿cómo está precisamente la confianza para este año?

Así como muchos son críticos, muchos también me apoyan. Uno hace un autoexamen, aprende y piensa en el mañana, no puedo quedarme escuchando las cosas malas, tengo también la conciencia tranquila, soy muy profesional en esta labor, soy consciente de mis responsabilidades. Me apoyo en mi familia, en las palabras buenas de las personas y, por supuesto, en Dios. Confío en mi equipo, en mis piernas y, antes que nada, en mi mente. No soy un derrotista, soy un hombre de campo que ha aprendido que siempre llegan cosechas buenas, y la de este año espero que lo sea.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad