Nairo Quintana cedió opciones en el Dauphiné

Mal día para Nairo Quintana: perdió tiempo en la etapa reina del Dauphiné

Junio 15, 2019 - 10:14 a.m. Por:
Elpais.com.co
Nairo Quintana

Nairo Quintana (derecha), ciclista colombiano.

EFE / El País

A Nairo Quintana no le salieron bien los pronósticos en la etapa de este sábado del Dauphiné, que tenía mucha montaña.

El colombiano atacó en los últimos kilómetros, pero después no tuvo fuerzas para mantener el ritmo, lo que fue aprovechado por los otros pedalistas que lo superaron y le sacaron tiempo en la general.

El holandés Wout Poels consiguió su decimonovena victoria profesional al imponerse en la cima del Monte Pipay que remataba la séptima etapa del Criterium de Dauphinè, y el danés Jakob Fuglsang (Astana) se vistió de líder en la penúltima jornada.

Poels, ganador de la clásica Lieja-Bastoña-Lieja, cazó al dúo delantero que formaban Fuglsang y el alemán Emanuel Buchmann a 200 metros del arco de llegada y los dejó clavados, aunque el danés también obtuvo premio. Se enfundó el maillot amarillo de líder, con 8 segundos de ventaja sobre el británico Adam Yates, que entró sexto, a 10 segundos del ganador.

El colombiano Nairo Quintana lo intentó en el último puerto, pero terminó pagando el esfuerzo y perdió 46 segundos, saliendo del top-10 de la general.

La jornada empezó con el abandono de cinco corredores: Davide Ballerini (Astana), Jens Debusschere y Mads Würtz Schmidt (Katusha-Alpecin), André Greipel (Arkea-Samsic) y Tom Dumoulin (Sunweb), todos pensando ya en el Tour de Francia.

A 15 km del final, en pleno ascenso al monte de Pipay, en cuya cima estaba la meta, la ventaja de los escapados rondaba el minuto sobre un pelotón del que tiraba el Movistar de Nairo Quintana. Con 11 km por delante, el colombiano lanzó un ataque y a su rueda se pegó el polaco Michal Kwiatkowski, campeón mundial cinco años antes.

El Astana echó abajo el ataque de Quintana, pero Kwiatkowski se unió al dúo delantero, formado por Lutsenko y Woods.

A 4 km de la cima saltó Fuglsang, pero el resto de favoritos no le dieron permiso. Tampoco a Bardet, que lo intentó a continuación. Pero la sucesión de ataques dejó sin piernas a Quintana. Cuando Fuglsang redobló su intentona a 1,5 km y ganó unos metros junto a Buchmann, el líder Yates tuvo que dar la cara.

La pareja de arriba parecía en condiciones de jugarse la etapa en un mano a mano, pero Poels llegó por detrás para robarles la victoria.

El Dauphinè termina este domingo con una etapa corta, de 113,5 km, pero con siete puertos de montaña: dos de primera, uno de segunda y cuatro de tercera. 

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad