Charles Dickens sigue vigente a 150 años de su fallecimiento

Escuchar este artículo

Charles Dickens sigue vigente a 150 años de su fallecimiento

Junio 09, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País

Oliver Dickens, de 9 años, posa junto a la estatua de su tatarabuelo, el escritor británico Charles Dickens. La imagen fue tomada durante la inauguración de la efigie, única de Dickens en Gran Bretaña, en 2014.

AFP

A la pregunta, ¿qué es un clásico? Borges respondió: “Es un libro que las generaciones leen con una misteriosa lealtad”. Con ello, tal vez se refería a su propia abuela, Frances Anne Haslam, una inglesa de la época victoriana, que terminó sus días en las pampas argentinas, teniendo como único tesoro de su amada Inglaterra, los libros de Charles Dickens. “Todo lo que necesito saber de la vida está en la Biblia y en Dickens”, recuerda Borges que decía su abuela.

Esa lealtad hacia la obra de Charles Dickens, un clásico indiscutible de la literatura inglesa y universal, se mantiene hoy con fuerza, 150 años después de su fallecimiento ocurrido el 9 de junio de 1870. Para conmemorar este siglo y medio, el Museo Charles Dickens y la Abadía de Westminster, realizaron el sábado 6 de junio un espectáculo visual sobre la fachada y las dos torres de esta iglesia donde se encuentra sepultado el autor. Puesto que no pudo ser observado por multitudes debido a las medidas de aislamiento preventivo por el Covid-19, el video del espectáculo se publicó este martes por el canal de Youtube de Westminster Abbey.

Durante 4 minutos, acompañados de música, se proyectaron sobre la abadía fotografías de Dickens, acompañadas de frases extraídas de sus novelas más reconocidas, como: “Podría darme un poco más”, de Oliver Twist, o “Era el mejor de los tiempos, el peor de los tiempos”, de Historia de dos ciudades. Así, lectores del mundo entero, a través de una transmisión por Youtube, recordaron al escritor, considerado igual de influyente en la novela que William Shakespeare en teatro.

Lea también: Estos son los próximos eventos culturales que se podrán disfrutar por plataformas digitales

Pero Dickens no solo fue un autor importante por la calidad literaria de su obra, en la que se cuentan 14 novelas y una inconclusa, que desde la primera de ellas ‘Los papeles póstumos del Club Pickwick’, hasta ‘Grandes esperanzas’, fueron éxitos editoriales sin precedentes en la época.

Algunas obras de Charles Dickens han sido llevadas al cine como ‘Oliver Twist’ (2005) por Roman Polanski; y sobre su vida como ‘El hombre que inventó la Navidad’, (2017) por Bharat Nalluri.

Dickens fue uno de los primeros ‘best sellers’ de la literatura. Se recuerda con asombro cómo los lectores norteamericanos se agolpaban en los muelles esperando que llegara el barco del correo con un nuevo capítulo de sus novelas por entregas, y también cómo el día antes de la Navidad de 1843, su ‘Cuento de navidad’ vendió 6000 ejemplares en pocas horas. De hecho, la popularidad de Dickens era tan grande, que para cuando publicó por entregas su novela ‘Grandes esperanzas’, el final original de la historia era trágico, por lo que obedeciendo a recomendaciones de un amigo, escribió otro ‘happy ending’ para complacer a los lectores. Ya había tenido una mala experiencia con finales tristes, como el de ‘Tienda de antigüedades’ donde decidió que la protagonista muriera al final, causando gran pena en sus lectores, el equivalente hoy sería como que J. K. Rowling hubiera dejado morir a Harry Potter al final de su saga. En otra ocasión la reina Victoria lo citó a su palacio para expresarle en persona su admiración.

El éxito editorial permitió que Dickens superara las difíciles condiciones en las que había crecido, basta recordar que su padre fue encarcelado por deudas, obligando a su familia a vivir con él en la cárcel, salvo Charles que a sus 10 años debió vivir en una pensión y trabajar en una compañía de betún para ayudar a pagar el dinero que debía su padre. Por esto no logró completar ningún estudio académico. Pero su pasión por la lectura lo llevó a vincularse a un taller tipográfico donde imprimían libros y periódicos, y de allí a ser colaborador de diarios locales, iniciando como reportero de debates políticos.

Estos orígenes humildes se reflejaron en toda su obra donde siempre hay personajes que luchan por sobrevivir en terribles circunstancias, pero siempre a través de un camino de redención, donde otros personajes, comúnmente un familiar adinerado como la tía Betsy Trotwood, en ‘David Copperfield’, o un rico avaro como el viejo Ebenezer Scrooge, en ‘Cuento de Navidad’, tienen una revelación moral que los motiva a la solidaridad. Este tipo de mensaje moralista y cristiano, algo con lo que el autor se identificaba plenamente, ha sido muchas veces criticado en la obra de Dickens, sin embargo lectores de todo el mundo siguen viendo reflejado en sus historias condiciones actuales como la pobreza, la indiferencia, la explotación infantil y la desigualdad social. Cabe destacar que Dickens podría considerarse un activista de los Derechos Humanos, ya que criticó abiertamente las condiciones injustas de las clases bajas en la Inglaterra victoriana, por ellos creó auspicios para acoger huérfanos y un centro de atención para las prostitutas que eran rechazadas en los centros médicos.

Por otro lado, el lado oscuro de este autor, que ha sido polémica recientemente es su relación adúltera con una joven actriz, por la que según algunas versiones, el autor quiso declarar como demente a su propia esposa, madre de sus 10 hijos.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS