Escuchar este artículo

Scribio: lápices que sostienen al planeta

Noviembre 24, 2021 - 04:32 p. m. 2021-11-24 Por:
Elpais.com.co
Scribio

Cada lápiz trae una semilla diferente y las instrucciones de siembra.

Especial para El País

Lápices a base de papel reciclado que, acompañados por una semilla en su base superior, buscan hacer un llamado de conciencia para evitar la deforestación masiva de árboles y cuidar al Planeta.

Ese es el producto ideado por Jhonny Hernández desde hace dos años, y que se constituye en la base de su negocio al que le dio el nombre de Scribio. Se trata de lápices fabricados artesanalmente en Cartago por un grupo de madres cabeza de hogar, quienes con su inmenso talento y creatividad decoran los productos con logos, mensajes, imágenes e incluso códigos de Spotify para reproducir música, todo esto seleccionado a preferencia del cliente.

Este proyecto ha sido impulsado por Comfandi y su programa de emprendimiento CreActívate 4.0, por lo que Hernández se siente muy agradecido, ya que “esto nos ha consolidado como una marca de productos verdes y nos ha permitido fortalecernos en diferentes temas como marketing, ventas y finanzas”. Asimismo, son apoyados por la Asociación de Recicladores Recuperando Esperanza de Cartago, quienes les ayudan a recolectar el material primario de elaboración, como es el papel periódico y el papel blanco para oficina.

Otra de las características de estos lápices es que en vez de tener borrador cuentan con una semilla en la parte superior, que es cubierta por una cápsula de pululano, material que se encarga de conservarla para su posterior siembra. Dentro de la variedad de semillas, se encuentran distintas especies de plantas y frutas, entre las que figuran: lulo, guayaba, anís, cilantro, albaca y comino.

Aunque cada semilla es diferente, casi todas pueden germinar en un tiempo estimado que va de ocho a quince días.

De acuerdo con Hernández, todos los artículos de Scribio son producidos con materiales libres de químicos y conservantes, tanto así que incluso el pegamento que utilizan es fabricado a base del almidón de yuca y las cajas donde envuelven los colores son hechas con el bagazo de la caña de azúcar.

Igualmente, el emprendedor destaca que otro de sus propósitos es hacer un consumo responsable de los recursos naturales, por eso para la producción de los lápices procuran emplear pocas cantidades de agua. Por ejemplo, para 500 lápices usan solo 500 mililitros de agua, que sirven para disolver el almidón de yuca del pegamento. ‘’Pensamos en el mundo y sus futuras generaciones, por eso, a través de Scribio buscamos que las personas conozcan alternativas para fabricar productos de alta calidad que no afecten la naturaleza’’, sostiene Jhonny Hernández.

Actualmente, la empresa ofrece un completo catálogo que incluye no solo lápices, sino también colores y kits con materiales de siembra, que son comercializados a nivel nacional.

Sin embargo, la meta en un futuro cercano es poder llegar con sus productos a otros países, pues Scribio espera crecer tal como las semillas de sus productos con la misma fe que simbolizan sus granos de mostaza.

Scribio

Un porcentaje de las ventas de estos lápices se destina a la realización de jornadas de siembra, limpieza y huertas.

Especial para El País

Información

Mayores informes:
En redes: Facebook e Instagram: @scribiocol.
Envíos nacionales a todo el país.

Obtén acceso total por $4.700/ trimestre Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS