Escuchar este artículo

¿Quién quiere ser millonario? La historia de Craig Schulze y la oportunidad para que miles de colombianos aumenten sus ingresos

Octubre 09, 2020 - 05:28 p. m. Por:
Redacción de El País 
Craig Schulze

Craig Schulze , líder de Jeunesse

Foto: Especial para El País

Craig Schulze es millonario y, curiosamente, se dedica a ayudar a otras personas para que también se conviertan en millonarias alrededor del mundo. Podría ser lógico pensar que a un millonario tal vez solo le interese multiplicar su riqueza. Pero a Schulze lo que más le interesa es la multiplicación de liderazgos. Suena romántico y cursi en principio, pero su trabajo básicamente consiste en eso, en contagiar pasión.

Creció en el estado australiano de Tasmania, en una familia promedio, y a los 15 años dejó la comodidad del hogar para buscar el éxito como se lo había imaginado. No es eufemismo: desde niño se programó para soñar, proyectando la aventura de una vida mucho más grande. Entonces le bastaron seis años para empezar a ver cómo sus anhelos se transformaban en materia. Con 21 cumplidos había montado su propio gimnasio, y tres años más tarde se convirtió en el propietario de cinco sucursales, ayudando a una marca fitness en la expansión de su franquicia de clubes por todo Melbourne.

Una posición bastante cómoda para haberse quedado a esa edad: evitando riesgos, y cotizando una promesa de retiro temprano. Pero Schulze es “un cazador de tendencias” y en el 2006, cuando detonó el comienzo de los smartphones para todos, se sumergió en la exploración del nuevo universo en línea hasta decidirse a vender sus gimnasios, para entrar así de lleno en la construcción de negocios globales de comercio electrónico. En ese camino el 2011 lo puso de frente con Jeunesse, multinacional del multinivel con sede matriz en los Estados Unidos, y pionera en el desarrollo de productos enfocados a la conservación de la salud y el rejuvenecimiento, que lo buscó para que trabajara en la expansión de sus productos por el planeta.

La tarea la asumió con tanto compromiso, que en poco tiempo ganó el premio que entrega la compañía al mejor vendedor minorista en la región Pacífico-Asia-África, transformándose poco a poco en un distribuidor experto que hoy es un ‘rock-star’ de la industria: el modelo de negocio de Jeunesse, que no solo consiste en los productos, sino también en el empoderamiento de quienes se animen a comercializarlos, ha llegado a otros 150 países, en parte, de la mano de Schulz. “Empecé con el mercado de Australia: me hice de 30.000 a 500.000 dólares en bonos de venta durante los primeros seis meses. En los siguientes dos años logré llegar al millón y medio de dólares. Si encuentras la gente adecuada para este negocio, puedes hacer mucho dinero”, dice el australiano ante la camarita de Zoom, vestido con un suéter que lleva la palabra pasión impresa al frente, y una gorra negra que en letras blancas deja leer One Shot Movement.

The One Shot Movement es su empresa personal. Su producto, insiste, es la pasión. “En enero de 2014, mi esposa y yo tuvimos a nuestro primer hijo, Ethan, que nació muerto. Fue un momento en el que comencé a pensar profundamente en la vida. Mientras tenía muchas conversaciones significativas pero complejas conmigo mismo, comencé a anotar mis pensamientos en un papel. Esto finalmente se convirtió en un manuscrito para mi libro”. El libro salió este año. Pero The One Shot Movement lleva tiempo rodando como un paradigma de inspiración empresarial que se basa en la premisa de vivir la vida al máximo. “Mi mensaje para todos los emprendedores, soñadores y visionarios es claro y simple: Tienes una oportunidad, así que ve y da lo mejor de ti”. Compartir su ‘evangelio’ lo ha llevado a emprender charlas ante diez mil o quince mil personas en escenarios de Singapur, Bora-Bora, Ciudad del Cabo, Londres, Dubái, París. También tiene un podcast y un grupo de Facebook.

Ahora Schulze se encuentra especialmente cerca de Colombia. Es uno de los socios del caleño Carlos López Ortega, gestor del plan de desarrollo en Latinoamérica para las multinacionales del multinivel que hacen parte de la alianza ‘Nos Movemos’: movimiento fundamentado sobre el propósito de aproximar a los colombianos oportunidades de negocios eficientes y confiables, teniendo en cuenta la situación actual del país. Toda su experiencia estará a disposición de los emprendedores que se sumen, a través de las plataformas de entrenamiento e información que dispone este modelo de negocio. En la actualidad Schulze es uno de los cinco principales distribuidores de Jeunesse, que en los últimos diez años se posicionó como una de las empresas líderes del sector. López Ortega, por su parte, es quizás el mayor experto que el negocio multinivel tiene hoy en el continente.

¿Cuál fue el primer paso que dio en la transformación personal de su forma de hacer dinero?

Cuando tenía mis gimnasios y llegó la crisis mundial del 2008 estaba muy preocupado por saber cómo sacarlos adelante, cómo pagarles a los bancos, a la gente que trabajaba ahí. Me costó mucho, fue un mercado que se incrementó mucho, entonces pensé que cuando llegara la siguiente crisis global no iba a tener lo suficiente para soportar. A la hora de explorar el negocio online comencé por buscar por ingenieros, gente experta en comunicaciones, y entonces a partir de ahí empecé a crear una comunidad internacional para expandir entre fronteras. Así me contactó Jeunesse y hoy tengo negocios en 150 países con los que hago diez veces más dinero que con los gimnasios.

"Esta es una gran oportunidad para jóvenes que saben que a través de internet pueden entrar en contacto con gente de todo el mundo, y si la economía de Colombia colapsa, pueden salir adelante porque estarán haciendo negocios con gente de otros continentes",
Craig Schulze

¿Cómo se explica que este modelo de negocio se haya convertido en una suerte de religión con miles de adeptos alrededor del planeta?

No todo el mundo tiene un millón de dólares para iniciar una empresa, pero todo el mundo si puede tener cien dólares para empezar un negocio. Y todos tienen la posibilidad en el teléfono para empezar, no solo en Colombia, sino en Argentina, en Brasil, o México, o en Estados Unidos. En China, hay 47 centros de envío de los productos. Este estilo de negocio tiene cien años de historia… Jeunesse se ha especializado en entrar a países en crecimiento. La marca en los últimos doce años ha facturado más de un billón de dólares, es un negocio para personas que están buscando oportunidades que les representen un bajo riesgo.

¿Si alguien le pregunta dónde está el secreto del éxito en este negocio, usted qué le dice?

El espíritu del emprendedor es la clave, ya sea en Colombia o en Filipinas. En India el escenario fue muy complejo en algunos lugares, lugares donde no había electricidad, y fue complejo también por la regulación del país que hizo que todo el proceso fuera muy lento. En Sudáfrica fue difícil pero ahí también se pudieron hacer buenos negocios. Satisfactoriamente en Colombia hay un gran mercado. La otra parte del secreto es encontrar gente que sea buena influenciadora en los demás clientes, ya sea empresarios o líderes de negocios. No es tan fácil a veces pero hay que encontrar nuevas mentes, ese es el potencial.

¿Cómo es el momento de Colombia?

A través de la sociedad que establecimos con Carlos López Ortega y la alianza Nos Movemos, estamos buscando emprendedores. Puedes tener a unos amigos en Australia o en Canadá, y esos pueden ser tus clientes. A través de la plataforma estamos en capacidad de enviar productos a cualquier parte, y Carlos y yo vamos a estar compartiendo nuestra experiencia y la visión del negocio.

"Uno de los mercados que más rápido crece en esta industria es el de la generación joven, la gente que comienza a tener responsabilidades, que ya comienza a tener familia, a estar un poco más estrictos con su vida",
Craig Schulze

¿Para quiénes están pensados los productos?

La audiencia es todo el mundo: todo el mundo se quiere ver bien, todos se quieren cuidar. El 90% de las veces tus clientes serán personas que quieren lucir jóvenes el mayor tiempo posible, nadie quiere estar enfermo o verse más viejo. Esta es una nueva visión para abrir la mente.

¿Cómo podría explicarse de la forma más simple posible el trabajo que iniciaría un emprendedor con esos productos?

Lo primero que tiene que hacer alguien es informarse sobre los productos, pero todo está dispuesta en la plataforma. Lo que es recomendable siempre es que la gente prepare la manera de transmitir, de compartir esa información con sus clientes potenciales para que entren en la misma tendencia. Es lo mismo que recomendarle a alguien una película, o un restaurante, o un café. La diferencia es que ahora le recomendarás a alguien un negocio que le puede cambiar la vida.

¿Por qué su interés de ser socio de este plan en Latinoamérica?

Colombia y Suramérica es un área donde se puede crecer, una región emergente y como empresario me concentro donde está la gente que tiene una mentalidad definida. Siento que es el momento, conozco muy bien la industria. Quiero crear un gran mercado del liderazgo. Para triunfar, poder seguir otros caminos del éxito es parte del proceso. Yo ya caminé ese camino y ayudé a mucha gente poniéndola detrás de mis pasos. Invertí más de medio millón de dólares para hacer crecer el mercado y ayudarle a los emprendedores alrededor del mundo: sé exactamente lo que hago. Para darte una idea, con Jeunesse hay unas 400 personas que nos convertimos en millonarios. Queremos que ahora eso también suceda en Cali y en Colombia.

Datos: 

El caleño Carlos López Ortega es el gestor del plan de desarrollo en Latinoamérica para las multinacionales que hacen parte de la alianza ‘Nos Movemos’. Actualmente es quizás el mayor experto que el negocio multinivel tiene en el continente.

En la plataforma nosmovemos.com.co habrá una constante programación de webinars, a través de la cual la experiencia de Craig Schulze y Carlos López Ortega quedará dispuesta para quienes estén interesados en conocer este nuevo modelo de negocio.

Regístrate aquí para crecer como Craig Schulze y alcanzar tus sueños.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS