Solo 15 de cada 100 hogares del Valle ahorran, ¿por qué los demás no?

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

Solo 15 de cada 100 hogares del Valle ahorran, ¿por qué los demás no?

Abril 10, 2019 - 11:15 p.m. Por:
Lizeth Meza Pastrana / Reportera de El País
Ahorro / Imagen de referencia.

Ahorro / Imagen de referencia.

El País

¿Sabía usted que los expertos en finanzas recomiendan ahorrar el 10 % de los ingresos mensuales? Esto quiere decir que si una persona devenga un salario mensual de $1.000.000, debería reservar $100.000 cada mes. Al término de un año tendría ahorrados $1.200.000.

Sin embargo, la mayoría de colombianos y caleños no siguen esta recomendación. Solo el 14,5 % de los hogares vallecaucanos ahorran, es decir que el 85,5 % no lo hacen o por lo menos no a través del sistema financiero, señalan la Banca de Oportunidades y la Superfinanciera de Colombia en un informe del 2018.

El mismo informe indica que el 65,5 % de esas familias que ahorran en la región lo hace en cuentas bancarias (la mayoría son de ahorro), el 4,9 % en CDT, bonos o acciones, el 6,6 % en cadenas de ahorro y el 36,7 % en otros lugares como la alcancía o el colchón.

Lea también: Diseñan cartilla de realidad aumentada para que los niños aprendan a ahorrar

En cuentas de ahorro, los caleños tenían $8,9 billones en el 2018, cifra que muestra un aumento del 7 % respecto del 2017. En todo el país el ahorro en esas cuentas alcanzó los $179 billones.

En CDT (Certificados de Depósito a Término) se reportó un ahorro menor. De acuerdo con el Banco de la República, los caleños tenían en esos títulos $7,8 billones el año pasado, un 6 % menos que en el 2017. Si bien la cifra no es despreciable, ese monto solo representa alrededor del 5 % de lo que tienen el total de los colombianos depositados en CDT ($161 billones).

¿Qué explica el aumento de las cuentas de ahorro? que se han generado más puestos de trabajo.

“La calidad del empleo ha hecho que los ahorros crezcan en Cali y en el Valle, pero no lo suficiente. Todavía hay una reticencia a ahorrar en el sistema financiero. Por lo menos el 90 % de las personas ahorra en casa, en alcancías. En junio y en diciembre es usual que la gente vaya a los bancos para cambiar sus monedas”, aseguró el economista Julio Escobar.

El más reciente reporte de inclusión financiera de la Banca de Oportunidades indica que a septiembre del 2018 2,8 millones de vallecaucanos contaban con al menos un producto financiero, aunque 2,2 millones tenían estos productos activos.

Estos datos demuestran que buena parte de la población adulta del departamento está bancarizada y por lo tanto tendría la oportunidad de ahorrar a través del sistema financiero, porque tener una cuenta de ahorro no es sinónimo de ahorrar.

La falta de una cultura de ahorro no solo se evidencia en el departamento, Colombia es el quinto país de Latinoamérica cuyos ciudadanos son los que menos ahorran, según el informe de Inclusión Financiera del 2018 realizado por la Federación Latinoamericana de Bancos.

Para Julio César Alonso, economista de la Universidad Icesi, la razón por la que muchos no ahorran es porque no planean. “Uno no tiene que ahorrar la mitad de sus ingresos. Reservar pequeñas porciones de dinero puede generar grandes utilidades para un hogar. Muchas personas aún no han comprendido que ahorrar es una forma de organizar la vida y de planear”, aseguró.

Respecto a qué debe pasar para que los colombianos y los caleños ahorren más, Andrés Ramírez, director de Transformación Digital de la Asobancaria afirmó que “se requiere de una política de educación financiera, de educación al ahorro”.

Hoy, los productos de ahorro que ofrecen los bancos cuentan con tasas muy atractivas para los usuarios. Además, actualmente estas entidades han generado una serie de beneficios que cumplen la función de fidelizar a sus clientes, agregó Ramírez.

Una investigación titulada ‘Ahorro Latam 360’, realizada por el Laboratorio de Investigación de Protección y Sura, arrojó que el 47 % de los colombianos que no ahorran justifican que no les alcanza el dinero.

Por su parte Jaime Collazos, cofundador de la firma Dinero Emocional, opina diferente. “Muchas personas no ahorran porque no disminuyen los gastos pequeños diarios o semanales (llamados hormiga). Si lo hicieran podrían ahorrar un monto significativo al año”, dijo.

En 2018 la población del Valle ahorró:

$27,7 billonesen el sistema financiero. Esto incluye cuentas corrientes, de ahorro, CDT y otros depósitos, según el Banco de la República.

De ese monto, $3,7 billones correspondieron a cuentas corrientes.

$8,9 billones fueron depositados por los ciudadanos en CDT. En las cuentas de ahorro se captaron $10,9 billones.

En ‘otros depósitos’ se ahorraron $4,1 billones.

Para ser un buen ahorrador...

1. Haga un presupuesto: escriba cuánto dinero recibe al mes de manera neta y cuánto gasta. También escriba cómo lo gasta y en qué. Así podrá identificar los gastos pequeños e innecesarios que afectan el bolsillo.

2. Una vez definido el presupuesto separe lo correspondiente a las obligaciones (pagos) fijos mensuales. Del monto restante procure ahorrar. Lo ideal es que el 10% del ingreso total lo ahorre, pero deje otro porcentaje para capacitación, para inversión y para imprevistos (dichos porcentajes dependen de su capacidad adquisitiva) .

3. Como dicen los abuelos... “Cuide los pesitos porque los millones se cuidan solos”, ahorre, así sea poco.

4. Póngase metas y defina objetivos al ahorrar. Las metas deben ser de corto y de mediano plazo: por ejemplo las vacaciones soñadas, el próximo mundial de fútbol o comprar el más reciente equipo celular.

5. Evite el uso innecesario de la tarjeta de crédito. La recomendación es no pagar el mercado o las cenas con ella.

No cometa estos errores al ahorrar

1. Ahorrar por ahorrar sin ningún propósito. Si usted no define un objetivo en el tiempo corre el riesgo de gastarse el ahorro en algún bien o servicio que no estaba en sus planes.

2. Creer que el dinero que recibe no le alcanza para ahorrar y abandonar esa opción sin siquiera haber hecho un presupuesto de gastos.

3. Realizar un plan de ahorro especial. Eso es pensar en la nubes y considerar que puede ahorrar $100.000 sin hacer cálculos . Cuando las personas realizan bien este ejercicio identifican los gastos innecesarios que se pueden eliminar.

4. Pensar que el ahorro no es una prioridad y creer que como la vida se vive una sola vez no hay que medir lo que se gasta. Pregúntese...¿ de qué va a vivir cuando le llegue la vejez?.

5. Frustrarse porque un mes no logró ahorrar e inmediatamente cancelar ese propósito. Hay que tener paciencia y disciplina porque dicho proceso toma tiempo y es necesario intentarlo una, dos y las veces que sean.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad