"Ese no era mi día para morir. Ahora hay que avanzar": Irne Torres

Gracias por hacer parte de El País.

Queremos que sigas disfrutando de los mejores contenidos.

¿Aún no tienes suscripción digital con El País?

Suscríbete aquí

¿Ya eres un suscriptor digital de El País?

INICIA SESIÓN

"Ese no era mi día para morir. Ahora hay que avanzar": Irne Torres

Mayo 06, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Irne Torres

Irne Torres, gerente del Hospital Universitario del Valle.

Archivo de El País

Diez fueron los disparos de bala que recibió Irne Torres, gerente del Hospital Universitario del Valle, el pasado 15 de febrero cuando salía de su casa. Uno le perforó la vena femoral, otros dos le destruyeron parte del fémur y la cadera.

La mayoría de los proyectiles afectaron sus huesos, por eso ayer lunes, dos meses después de los hechos, al volver nuevamente a su trabajo, utilizó una muleta que le ayudó a mantener el equilibrio.

En entrevista con El País, el funcionario reconstruyó el día del atentado y sostiene que fue un milagro que no hubiese perdido la vida. También le sale al paso a las acusaciones de algunas ligas de usuarios sobre presuntos hechos de corrupción al interior del hospital.

¿Físicamente cómo se encuentra?

Me siento muy bien, motivado de regresar a labores.

¿Qué secuelas le quedaron?

El atentado fue un momento muy difícil para mí, mi escolta y mi motorista (todos con vida). Yo recibí diez impactos de bala que afectaron mis huesos y uno la vena femoral. Afortunadamente Dios tomó la decisión de mantenernos vivos, de seguir trabajando. Algunos dicen que ese no era mi día para morir, pero no puedo quedarme en la lamentación, hay que avanzar.

¿Qué se sabe de su atentado?, ¿quién lo ordenó?

Las autoridades han sido muy efectivas en el proceso de investigación. Hay tres personas capturadas. Según la información que tengo, están investigando quiénes pudieron ser los autores intelectuales y cuáles fueron los posibles móviles de mi atentado.

¿Para Irne Torres cuáles fueron las causas de su atentado?

No me atrevería a decir cuáles fueron.

¿Por la cabeza no se le ha pasado quién pudo haber ordenado el atentado?

No tengo precisión y no quiero especular. Yo, en mis 25 años de carrera profesional, nunca había sido amenazado y mucho menos había sido sujeto de un atentado. Esta es mi quinta gerencia y he estado en situaciones más difíciles, fui gerente del Hospital Mario Correa Rengifo, uno de los más complejos de la ciudad, en una zona donde se presume hay oficina -delictivas-, yo hasta ser gerente del HUV, manejaba mi propio carro y en el HUV he hecho un trabajo transparente. Hemos tenido que hacer muchos ajustes, hemos tenido que cerrar muchas llaves pero no puedo decir que una de esas llaves es la autora intelectual de mi atentado...

¿Cómo fue el día del atentado?

Yo salía de mi unidad residencial por la puerta vehicular principal, eran la 7:00 de la mañana y al momento en que me subo al carro recibo los disparos de bala, el chofer reacciona rápido y nos lleva a la clínica Valle del Lili, que quedaba muy cerca, eso nos salvó la vida, luego me veo en la clínica y luego entubado y recuperándome. Yo llegué en el carro a la Clínica, llegué consciente, tuve conciencia hasta más o menos las 9:00 a.m., cuando me anestesiaron. Yo siento los impactos y alcanzo a ver que las personas que me dispararon se montan tres en una moto.

¿Las autoridades le han dicho algo de las pesquisas?

Han capturado a tres de los autores materiales y, obviamente, pienso que las autoridades están investigando cuáles fueron los móviles y los autores intelectuales... las autoridades han estado muy atentas al caso.

¿Usted y su familia se sienten seguros?

Tengo que decir que tengo un grupo que vela por mi seguridad, pero el tema de seguridad en una ciudad como Cali es complicado... Tengo una serie de restricciones, uno se limita mucho, pero nos sentimos respaldados...

¿Después del atentado pensó en dar un paso al costado?

Pienso que renunciar era darle un parte de triunfo a los que trataron quitarme la vida. No podemos actuar en virtud del amedrantamiento.

Durante su convalecencia miembros de una liga de usuarios denunciaron presuntos vínculos suyos en el lavado de dineros a través del HUV...

Eso no tiene nada de realidad. Son acusaciones sin ningún soporte, simplemente por generar la ambigüedad o se malinterpreta la información. No hay ningún argumento sobre eso. Las instituciones públicas son más vigiladas que las privadas. Es un tema salido de contexto, es lanzar acusaciones sin ningún soporte.

Cambiando de tema, ¿cuál es la salud hoy del HUV?

El HUV no es un paciente enfermo sino un individuo que camina y salió de alta hace rato. Está en una etapa de recuperación. Tiene resultados muy buenos. Por ejemplo, desde hace un año no se han vuelto a ver plantones o huelgas en el hospital porque estamos trabajando para que la compensación -salario de los empleados- sea oportuna; segundo, estamos mejorando en la infraestructura y por último estamos mejorando la tecnología de nuestros equipos, eso nos ha dado un buen resultado. Hoy estamos vendiendo $30.000 millones y eso nunca había pasado, la oferta de servicio ha crecido en un 40 %.

El Procurador General de la Nación también manifestó que abrirá investigaciones al HUV por denuncias en los servicios...

El Procurador, al igual que cualquier ente de control, tiene la obligación de acoger las quejas y hacer las investigaciones. Pero le puedo decir que dos años para acá el servicio en el HUV ha mejorado, hoy la demanda de pacientes ha crecido, hace dos años teníamos 220 camas, hoy tenemos 400. Estamos por encima de 1500 usuarios diarios en el HUV. El servicio de urgencias está al 200 % de su capacidad, tenemos el 100 % de las camas ocupadas, la atención ambulatoria ha mejorado en un 300 %, al pasar de 4000 a 12.000 pacientes en el mes.

Y en el tema financiero ¿cómo está el hospital?, ¿a qué cifra asciende la cartera del HUV?

La cartera está por encima de los $240.000 millones, hace un año la cartera era de $218.000 millones, pero susceptible de recaudo solo el 40 %, hoy el recaudo es susceptible en más del 76 %, eso es importante.

¿Ese dinero de cartera en cuánto tiempo esta retornando al HUV?

Eso no tiene un ciclo claro para decir que retorna en 60, 90 o 120 días, eso depende de la variables de pagos de las EPS... el sistema de recaudo es un problema grave y allí es donde buscamos diversificar el negocio, reducir los gatos, ser más eficientes.

¿Hoy cuál es el mayor deudor del Hospital Universitario del Valle?

Emssanar, porque es la EPS más grande del régimen subsidiado de la región, ellos adeudan cerca de $60.000 millones; Medimás está por encima de $20.000 millones y después siguen las otras EPS.

¿A cuánto ascienden las deudas del HUV?

A $185.000 millones y pensamos que esa cifra se puede depurar y llegar a $140.000 millones el próximo año; en el mes de marzo, empezamos los pagos a los acreedores.

Había algunas obras congeladas en el hospital, ¿ya las terminaron?

En el pasado se iniciaron muchas obras en el hospital que no se habían terminado como la sala de partos, que ya se culminó y se entregó el año pasado, estamos atendiendo entre 30 y 40 parto diarios, estamos recuperado ortopedia, consulta externa oncológica... ha habido un tema de crecimiento y desarrollo. Hemos hecho muchas obras, recuperamos el archivo central del hospital, la sala de quemados, el quirófano de quemados, la sala de neurocirugía -que llevaba más de 15 años cerrada-, estamos haciendo la licitación para intervenir los 10 ascensores del hospital universitario del Valle.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad