El pais
SUSCRÍBETE
Los hornos microondas son una herramienta común en la cocina moderna. Expertos analizan la evidencia sobre su relación con el cáncer.
La radiación del horno microondas es frecuentemente malinterpretada. Investigaciones científicas esclarecen si realmente puede causar cáncer. | Foto: Getty Images

Cómo hacer

¿Usar el horno microondas produce cáncer? Esto dicen los expertos

A pesar de la alta adopción del horno microondas en los hogares, persisten los mitos sobre su seguridad. Los expertos aclaran si este electrodoméstico puede producir cáncer.

17 de junio de 2024 Por: Redacción El País

Desde su invención en la década de 1940, el horno microondas se ha convertido en un electrodoméstico esencial en la mayoría de los hogares. Sin embargo, su uso ha generado diversas preocupaciones y mitos, especialmente en torno a la posibilidad de que cause cáncer. A medida que la ciencia y la tecnología avanzan, es fundamental revisar qué dicen los expertos sobre la seguridad del microondas y su relación con el cáncer.

Radiación de microondas: ¿amiga o enemiga?

El horno microondas utiliza radiación no ionizante para calentar los alimentos. Esta radiación se encuentra en el espectro electromagnético y es similar a la utilizada por las radios y los teléfonos móviles. A diferencia de la radiación ionizante, como los rayos X, que pueden dañar el ADN y causar cáncer, la radiación no ionizante no tiene suficiente energía para romper enlaces químicos en las células humanas.

Más allá de su conveniencia, ¿puede el uso del horno microondas estar vinculado con el cáncer? Expertos en salud pública analizan los datos disponibles.
A diferencia de la radiación ionizante, la radiación del microondas no tiene la energía suficiente para dañar el ADN. Los científicos explican por qué esto es crucial para la salud. | Foto: Getty Images/Image Source

El horno microondas y el cáncer: Mitos y realidades según los expertos

El horno microondas se ha convertido en un electrodoméstico indispensable en los hogares colombianos. Según la Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) del DANE para 2021, el 68.9% de las viviendas en Colombia cuentan con este aparato, valorado por su rapidez y comodidad en la cocina. No obstante, la popularidad del microondas ha traído consigo una serie de mitos y desinformación, especialmente en relación con su potencial para causar cáncer. En este artículo, se revisará lo que dicen los expertos sobre estos temores.

Diferencias fundamentales entre radiación ionizante y no ionizante

Una de las principales preocupaciones sobre el uso del microondas es su radiación. Sin embargo, es crucial entender que el tipo de radiación que utiliza es no ionizante, a diferencia de los rayos X, que son ionizantes. La radiación ionizante tiene suficiente energía para separar electrones de los átomos, lo que puede dañar el ADN y potencialmente causar cáncer.

Timothy Jorgensen, profesor asociado de medicina de radiación en el centro médico de la Universidad Georgetown, explica que para causar cáncer, la radiación debe ser capaz de romper enlaces químicos y dañar el ADN, algo que la radiación no ionizante de los microondas no puede hacer.

Muchas personas desconocen los peligros involucrados al intentar secar la ropa en un microondas.
Los hornos microondas utilizan radiación no ionizante para calentar alimentos. Los expertos evalúan si esto podría aumentar el riesgo de cáncer. | Foto: Getty Images

Seguridad y regulaciones del uso del microondas

El horno microondas calienta los alimentos utilizando radiación no ionizante, lo que asegura que no tiene la capacidad de alterar el ADN ni causar cáncer. Organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) han declarado que el uso del microondas es seguro para cocinar alimentos. Estas instituciones han llevado a cabo numerosos estudios y han concluido que no hay evidencia que sugiera que el microondas cause cáncer cuando se usa correctamente.

La FDA regula estrictamente la fabricación de microondas para garantizar que las emisiones de radiación sean mínimas y seguras. Además, recomienda verificar regularmente el estado de las puertas y los sellos del microondas para asegurar que no estén dañados, lo cual podría comprometer la seguridad del aparato. Estos estándares ayudan a asegurar que la exposición a la radiación de microondas sea insignificante y no perjudicial para la salud humana.

*Este artículo fue creado con ayuda de una inteligencia artificial que utiliza machine learning para producir texto similar al humano, y curado por un periodista especializado de El País.

AHORA EN Cómo Hacer