Líderes indígenas asesinados fueron velados en la vía pública de Tumaco

Líderes indígenas asesinados fueron velados en la vía pública de Tumaco

Diciembre 04, 2018 - 07:22 p.m. Por:
Colprensa / Nariño
Líderes indígenas asesinados, los velaron en la vía a Tumaco

Líderes indígenas asesinados, los velaron en la vía a Tumaco

Colprensa / El País

Sentida fue la voz de protesta de varios líderes indígenas de Colombia, quienes acompañaron el sepelio de dos dirigentes de la comunidad Awá, asesinados en confusos hechos el pasado domingo en el resguardo Palmar Imbí Medio, del municipio de Ricaurte.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del domingo 2 de diciembre, donde perdieron la vida Héctor Ramiro García, uno de los fundadores de la organización Camawari y Unpa, y su hijo Arturo García, quien acaba de ser elegido en la asamblea de elección de gobernadores del resguardo para 2019.

Sobre las 12:30 de la madrugada hombres armados irrumpieron en el sitio de la concentración y sin mediar palabra abrieron fuego dejando heridos también a Miguel García, coordinador de la guardia indígena, Gilberto y Gerardo Nastacuas, integrantes de la guardia, y el líder Juvenal Torres.

El sepelio de estas dos personas se llevó a cabo este martes en plena vía pública. El acto simbólico se tomó por cinco horas la vía al mar, donde cientos de indígenas acompañaron a sus seres queridos y se pronunciaron en rechazo a los hechos que vienen ocurriendo con los líderes en el país.

Lea también: Denuncian asesinato de dos líderes indígenas Awá, en el municipio de Ricaurte, Nariño

Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), mostró su preocupación por la situación, y mencionó el asesinato de Lola Cortez Taicus, indígena Awá que fue asesinada hace ocho días en Riosucio, Caldas.

“Por eso hacemos un llamado al Gobierno para que tome medidas encaminadas a proteger la integridad física y cultural de los líderes Awá, esto se ha convertido en un exterminio”, comento Arias, durante la velación de los líderes de Nariño.

Otro de los líderes que se pronunció fue Oscar Montero, indígena de la Sierra Nevada de Santa Marta y asesor de Derechos Humanos de la Onic, quien explicó que desde la firma de paz con las Farc la violencia se ha recrudecido en el territorio.

“Esto es un genocidio que se repite contra los dirigentes. En menso de diez días han asesinado trece indígenas, seguimos en una emergencia humanitaria, todos los días denunciamos este tema pero es muy poco lo que hace el Estado para garantizar la vivencia de nuestros pueblos”, señaló Montero.

Precisó que las “causas son múltiples, por disputa del territorio para el narcotráfico, por defender los sitios para que no lleguen los cultivos ilícitos, por pensar diferente, por proteger nuestra cultura, por que no llegue la minería, son muchos los factores”.

En lo corrido del año, las organizaciones indígenas cuentan 85 líderes asesinados en Nariño, Cauca, Valle del Cauca, Antioquia y Arauca. “No podemos permitir que las autoridades digan que por problemas internos o líos de faldas ocurren estas masacres”, dijo Montero.

Jaime Caicedo Guanga, de la comisión Jurídica del pueblo Camawari, dijo que en próximos días se realizará una asamblea para definir su nuevo gobernador, de igual manera las acciones a tomar.

“Estas dos personas estaban amenazadas así como todos los dirigentes de la organización, esas amenazas llegan de parte de los actores armados que operan en la región”, agregó Caicedo.

Rider Pai Nastacuas, consejero mayor de la Unipa, se quejó de la falta de acompañamiento. “El deber de las autoridades es proteger a la población, pedimos que se investigue a fondo y se castigue a los responsables. Esperamos que envíen a la Fiscalía para que nos garantice transparencia”, dijo.

Así mismo, pidió acompañamiento de las Naciones Unidas, la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría y la Contraloría. “Si el Gobierno hubiera estado pendiente de esta problemática del pueblo Awá, si nos pone atención, no hubiera pasado nada; en el momento las instituciones del orden local, regional y nacional están alertas por un momento, pero luego nos abandonan”, finalizó Pai.

Se calcula que son 17.000 indígenas de la comunidad Awá las que habitan un extenso territorio que cubre cinco municipios del piedemonte costero y costa nariñense, y parte del norte del Ecuador. En este año son doce muertes violentas que se han presentado en este territorio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad