Una Semana Santa inédita: así se vivirán misas 'online' en Popayán, Buga y Cali

Escuchar este artículo

Una Semana Santa inédita: así se vivirán misas 'online' en Popayán, Buga y Cali

Abril 05, 2020 - 07:55 a. m. Por:
Jaír Coll - Reportero de El País

‘El Templete’ es una de las 150 parroquias de Cali que ya están transmitiendo sus misas tras el cierre temporal de los templos, con el fin de evitar la propagación del coronavirus en dichos espacios.

Bernardo Peña/ El País

La serpiente de fuego no recorrerá las calles de Popayán por primera vez en más de 464 años. Es cierto que -según la leyenda- su llamarada podría haberse apagado un día del siglo XVII si la tribu que quiso invadir la Ciudad Blanca no la hubiese relacionado con un monstruo de fuego y no con lo que en realidad era, una procesión de Semana Santa protegida por miles de velas y candelabros.

Puede que el terremoto del Jueves Santo del 31 de marzo de 1983 obligara a suspender el recorrido sacro de ese día y el siguiente, pero no por ello se ignoró la existencia de los que ya se habían realizado el martes y miércoles. Pero 37 años más tarde, en 2020, un peligro invisible apagó el brillo de la serpiente de fuego por primera vez.

Entre los feligreses a los que más chocó la noticia, fue a uno que estaba a 8565 kilómetros de distancia de Popayán. Su nombre es Antonio Ayuzo Márquez, un economista que vive en Murcia, España, otra ciudad más que se resguarda del coronavirus, que ya deja 9000 muertos y 100.000 infectados en la nación peninsular.

Ayuzo iba a ser el doceavo pregonero de la Semana Santa payanesa (y el cuarto español al que le designaron dicho papel), pero al estar las aglomeraciones prohibidas, el pregón -acto que da a apertura oficial a todas las actividades- fue suspendido y, en cambio, el hombre realizó el pasado jueves 2 de abril un saludo virtual, al mejor estilo de la primera ‘Semana Santa 100% online’ en la historia de mundo.

Lea también: ¿Por qué vienen dos semanas críticas para luchar contra el Covid-19? Esto explican las autoridades del Valle

“Puede que vivamos esta época con mucha resignación, pero el mensaje es a no salir a calle sin sacrificar la fe que tenemos hacia Cristo. Y aunque no se celebrarán los cortejos, las misas no serán suspendidas”, afirma Ayuzo, presidente del Santo Sepulcro de Murcia.

Pese a que el economista hizo más de ‘saludero’ que de pregonero, no desecha la esperanza de ser reelegido el próximo año y así visitar por séptima vez a Popayán, ciudad de la que insiste ser “un enamorado”.

En esa elección tendrá mucho peso Guillermo Ospina López, presidente de la Junta Pro Semana Santa, quien cuenta que todas las misas serán transmitidas por el Facebook Live de dicha organización (https://bit.ly/2JySVn9), mientras que las procesiones serán reemplazadas por grabaciones de recorridos de años anteriores.
De acuerdo con Ospina, el mayor reto de este año no solo es lograr la mayor conectividad de espectadores a los contenidos en línea: lo que se propone la Junta -y quizá toda la comunidad católica en general- es que el feligrés, a través de una pantalla de computador, sienta la misma emotividad de asistir en carne y hueso bien sea a una procesión o una eucaristía.

“Al menos en Popayán no hará falta el olor a incienso”, comenta Ospina con ligero optimismo. Quién creería que la fe sería algo tan estético como metafísico, un estado tan profundamente arraigado en los cinco sentidos.

***

En vez de hacer de carguera como es costumbre suya desde una década, o al contrario de liderar el paso del Señor del Triunfo como dicta su función de síndica con 17 años de experiencia, Beatriz Millán encenderá su celular, tomará una foto del ícono del Señor del Triunfo y la compartirá en sus redes sociales: esa es la misión que, como feligrés, se trazó para hoy, Domingo de Ramos.

Beatriz tiene la facilidad de conservar en una habitación la estatua de casi tres metros de alto, a la que adornará con ramos florales antes de fotografiarla. “Se siente mucha tristeza y vacío al ver las procesiones canceladas. Esto es un golpe muy duro para nosotros, los cargueros, pero lo importante es que no decaiga el espíritu”, comenta la miembro de la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro del barrio Colseguros, sur de Cali.

Beatriz no será la única en realizar estos pequeños rituales en su casa, pues ya hay un método de fe hogareña -entre muchos otros- que la Iglesia recomienda según el día: para hoy, ubicar palmas o ramos en la puerta o ventana de la casa; para Lunes, Martes y Miércoles Santo, levantar un pequeño altar con una cruz en la mitad, una cruz con peticiones; para Jueves Santo, situar un pañuelo blanco en la puerta principal de la casa; para Viernes Santo, rodear la cruz con fotos de la familia con el fin de sentir la cercanía con el Santísimo; para el Sábado, decorar el símbolo con luces de Navidad para ubicarlo en el balcón a las 7:30 de la noche; y el Domingo de Resurrección, encender una vela que reunirá a toda la familia para la Hora Santa.

“Toda la programación de la Catedral San Pedro (ver gráfico) será transmitida por Telepacífico, así como por las emisoras Radio Reloj, La Primerísima, Radio Calidad y Radio Uno, que entre el jueves y el domingo contarán con una transmisión continua de 60 horas y en la que se compartirán mensajes como las Siete Palabras, entre otros”, detalla el padre José Gallego, jefe de Comunicaciones de la Arquidiócesis de Cali.
Desde el otro lado de la línea telefónica, con voz entusiasmada, el padre finaliza los pormenores: “Mientras el jueves habrá un recorrido con la cruz del Santísimo Sacramento sobre toda la Avenida Sexta desde las 11:00 de la mañana a las 12:30 de la tarde, al día siguiente desfilará una réplica del Señor de los Milagros de Buga, desde Terrón Colorado, bajando por la Calle Quinta y luego por la Roosevelt, para después retornar por la Calle 26 y subir hacia las Tres Cruces. Son recorridos apoyados por la Policía y en los que solo estará una camioneta con el sacerdote y el conductor”.

Es probable que si Gallego quisiera encontrar la comparación más familiar con una Semana Santa en tiempos de cuarentena y toques de queda, sus recuerdos apuntarían casi 40 años atrás, cuando hacía su año de noviciado en una finca de Bucaramanga y en el que prescindían de radio y televisión. A diferencia los laicos, este era un “encierro” consciente, planificado en la mente de los seminaristas desde hace tiempo.

Su maestro del noviciado fue el padre boyacense Luis Alberto Robayo, un estudiado políglota que tras permanecer 13 años en Roma, Italia, epicentro mundial del Covid-19 que ya deja más de 14.000 muertos y 115.000 infectados, emprendió un vuelo de 9600 kilómetros hasta Buga, el primer municipio vallecaucano que reportó un caso positivo por coronavirus.

***

El padre Robayo fue quien dio la noticia de que la Basílica de Buga, hogar del legendario Señor de los Milagros, cerraría sus puertas por primera vez desde que el templo fue consagrado en 1907. El anuncio lo hizo el pasado 14 de marzo, al menos tres semanas después de haber llegado de Roma, en donde apoyó labores administrativas y de dirección en la Casa General de los Redentoristas.

“El gran reto de este año es trascender de la parte escenográfica a los contenidos como tal, lo que es muy provechoso, dado que nos ayuda a profundizar los textos bíblicos y la historia de Jesús”, destaca el sacerdote, quien recuerda que la Basílica ya realiza misas en vivo en la página www.milagrosodebuga.com.

Y es que al igual que Popayán y Cali, la Ciudad Señora también tuvo que renunciar a todas las procesiones: su programación virtual solo contempla las eucaristías, las celebraciones litúrgicas, el viacrucis, entre otras misas que esperan llegar a la misma cantidad de peregrinos que visitan el municipio cada año: alrededor de 250.000.

El padre Robayo confiesa que entre los episodios que más lo han conmovido estas últimas semanas, se encuentra la muerte del sacerdote italiano Giuseppe Berardelli, de 70 años, luego de que rechazara su respirador para dárselo a alguien más joven y también la bendición ‘Urbi et Orbi’ que el Papa Francisco impartió el pasado 27 de marzo, escena que el padre Gallego describe como el “momento en el que la plaza San Pedro estuvo más llena, porque el mundo entero estuvo ahí, a través de los medios y las redes”.

Tan solo un año atrás las cofradías semana santeras se citaban en direcciones precedidas por números de calles, carreras o avenidas, ahora sus encuentros los celebran en sitios que los anteceden términos como ‘https’ o ‘www’. Los feligreses modernos ya no solo elevan el mentón a los cielos como un gesto que reconoce la existencia del Señor: con solo mirar al frente de la pantalla es suficiente para enterarse que sus creencias ya han ascendido a la ‘nube’.

Parroquia El Templete

La Catedral de San Pedro no es la única iglesia de la Arquidiócesis que transmitirá la Semana Santa online, pues entre las 150 parroquias, también se encuentra ‘El Templete’.

“Además de que lunes, martes y miércoles vamos a emitir tres catequesis por nuestra página de Facebook (https://bit.ly/3474WtA), realizaremos la programación que es usual en estas fechas los días restantes”, indicó el padre Hernando Alzate, párroco superior del templo.

Usted también puede seguir las eucaristías de ‘El Templete’ por las redes sociales de El País.

Por otro lado, las 1200 iglesias cristianas también se han sumado a la iniciativa digital. Una de ellas es Casa sobre la Piedra, cuyo pastor es Ariel Castro, quien comenta: “Hay que aprovechar el tiempo en casa para fortalecer nuestro lazo con Dios. Ese es nuestro mayor reto”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS