Trabajar en una UCI durante la pandemia: así es la batalla diaria contra el covid-19

Escuchar este artículo

Trabajar en una UCI durante la pandemia: así es la batalla diaria contra el covid-19

Julio 12, 2020 - 08:00 a. m. Por:
Santiago Cruz Hoyos

La clínica Unida por la Vida es operada por la Red de Salud Oriente. Está ubicada en la Carrera 31 # 9 A 05.

Jorge Orozco / El País

Todos los días, la doctora Olga Lucía Pérez Orozco comprueba que el virus que causa el Covid – 19 no distingue ni edad, ni sexo, ni estrato social. “Nada”.

— En la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario del Valle nos han llegado pacientes con Covid – 19 desde los 25 hasta los 92 años. La mayoría viene con comorbilidades y son mayores de 65, pero hemos tenido jóvenes sin ninguna comorbilidad con un estado de salud complicado. También pacientes obesos de 150, 170 kilos. A esos pacientes no les va muy bien, pero siempre hay esperanza. En la UCI trabajamos para darle una segunda oportunidad de vida a quien ingrese.

Desde hace 20 años, la doctora Olga coordina la Unidad de Cuidados Intensivos del HUV, en Cali.

***

Cuando el coronavirus llegó a Colombia en marzo de 2020, la doctora Olga comenzó a levantarse a las 4:30 de la mañana. Para ese momento ella y los demás coordinadores de área del Hospital Universitario diseñaban un plan operativo para aumentar la disponibilidad de camas, además de un plan de contingencia en caso de que sucediera lo que en buena parte del mundo: que la pandemia desbordara el sistema de salud.

En la UCI del HUV, donde se cuentan 58 camas, al principio se decidió destinar 10 para pacientes con Covid – 19. No solo eran las camas por supuesto, que deben ser eléctricas para garantizar diferentes posiciones para el paciente. También se requiere una infraestructura física donde los contagiados permanezcan aislados, aparatos de última tecnología y casi milagrosos como un ventilador mecánico, un monitor cardiaco, otro para la presión arterial, equipos de radiografía y mil cosas más; pero sobre todo se requiere personal con experiencia que maneje todo eso.

— Debe saberlo el país ahora que se debate sobre la necesidad de comprar ventiladores: los ventiladores no se manejan solos. Se requiere un personal idóneo, talento humano altamente capacitado que sepa interpretar lo que dice el monitor, y conseguir ese personal no es tan sencillo – dice la doctora Olga.

Durante las 24 horas, en la UCI del HUV, y en cualquier otra, lo que se escucha es eso: pitidos de los aparatos, una sinfonía de diferentes tonos. Dependiendo de la alarma, los especialistas saben si hay una urgencia o no.

***

A estas alturas de la pandemia, domingo 12 de julio de 2020, las camas UCI para pacientes con Covid - 19 en el HUV aumentaron. El nivel de ocupación de toda la Unidad de Cuidados Intensivos, entre pacientes con coronavirus y los de otras patologías – infartos, cáncer, heridas de bala – es del 95%. Históricamente ha sido así, aclara la doctora Olga, preparada para dar malas noticias.

Lea también: "Me preocupa que la gente le pierda el miedo al coronavirus": Secretaria de Salud de Cali

El aumento de los contagios de coronavirus obligó entonces a las autoridades a ampliar la capacidad de camas, y por ello en la ciudad se inauguró la primera clínica especializada en pacientes con Covid – 19. Se llama clínica Unida por la Vida, ubicada en Champagnat. El doctor Fernando Cobo es uno de los coordinadores de la UCI, donde el miércoles ingresó el primer paciente.

Para determinar cuándo una persona enferma con coronavirus debe ingresar a hospitalización o a una Unidad de Cuidados Intensivos existen unos “escores” o ítems muy específicos, explica el doctor Cobo.

El escore CRB 65, por ejemplo, es una escala para decidir si el paciente se hospitaliza o se envía para la casa. Si presenta confusión, le da un punto para ser hospitalizado. También si la frecuencia respiratoria es mayor o igual a 30; o si tiene la tensión arterial baja; o si tiene más de 65 años. Si registra 3 ó 4 puntos, el riesgo es alto: 31.2% de mortalidad, por lo que se requiere hospitalización. Si tiene 1 punto es un riesgo moderado y dos es elevado, pero en ambos casos también se requiere hospitalización.

Para determinar si un paciente de covid debe ser ingresado a una UCI, en cambio, se apela al escore ATS 2007, que incluye criterios ‘menores’ y ‘mayores’, como que el paciente necesite de ventilación mecánica o tenga un ‘choque séptico’: una caída de la presión sanguínea a niveles peligrosos.

— Sin embargo, a pesar de los escores, el criterio médico es muy importante. A veces los médicos jóvenes se basan solo en las escalas, pero el criterio que da la experiencia de ver tantos pacientes es muy útil para saber si a una persona hay que ingresarla en la UCI o no – comenta el doctor Cobo, quien suma 20 años de trayectoria y sabe que para la recuperación del paciente la comunicación con la familia es fundamental.

Por ello, en la nueva Clínica Unida por la Vida adquirieron tabletas que les suministran a los familiares en las salas de espera para que se comuniquen por videollamada. En el HUV, la doctora Olga y su equipo, entre quienes se encuentran trabajadores sociales, llaman cada tarde a las casas para brindar información.

Si el paciente puede hablar – es decir si no está intubado – se hacen videollamadas; en caso contrario se toman fotos y se le envían a la familia con una recomendación: no publicarse en redes sociales. Algunas de esas imágenes son impactantes – ver a una persona con un tubo para respirar es traumático, el lado más macabro del coronavirus – pero también alivia la evidencia de que la persona que amamos sigue luchando por su vida.

En la UCI del Hospital Raúl Orejuela Bueno, de Palmira, coordinada por el doctor Andrés Felipe Burgos, diseñaron locutorios para que un familiar pueda conversar con el médico que trata a su paciente sin riesgo de contagio.

Cuando un paciente va a morir por coronavirus, en algunos hospitales hacen excepciones: permiten una visita corta, siguiendo un protocolo.

***

Una vez llega a la UCI del HUV, la doctora Olga se enfunda en su traje de seguridad. Al final todo va recubierto con un overol blanco que la cubre de pies a cabeza. Apenas se ven sus ojos, protegidos con unas gafas.

Una vez se pone el traje, ella y su equipo hacen “revista” de los pacientes. El recorrido por los cubículos se repite cada hora. Hasta el momento no hay ningún tratamiento del que se tenga total evidencia científica para contrarrestar el coronavirus, y por eso en las UCI los cuidados dependen de lo que los hospitalizados presenten: si la presión baja, se le brindan medicamentos para que suba, o si sube demasiado, para que baje. También se suministran antibióticos en caso de otras infecciones o esteroides para controlar la respuesta inflamatoria del cuerpo ante el virus.

La alimentación depende de las comorbilidades. Si es un paciente diabético requiere un tipo de dieta, o si es hipertenso u obeso. A los pacientes intubados se les suministra los alimentos por sonda.

Los coordinadores de las UCI deben estar atentos a los resultados de las muestras de Covid - 19 (la doctora Olga siente que se le parte el corazón cada que lee ‘positivo’) y además le informan a diario tanto a la Secretaría de Salud como al Centro Regulador de Urgencias las camas disponibles.

También deben verificar que los implementos de seguridad tanto para los pacientes como para el personal de salud no falten. A pesar de permanecer en la primera línea de manejo del coronavirus, a la doctora Olga no le interesa que a ella o alguno de sus colegas los llamen “héroes” o “mártires” por haberse contagiado.

Por eso, cada que deben ingresar a un cubículo para hacer un procedimiento, en un área llamada “limpia” se visten con los trajes de seguridad. Cuando terminan se quitan todo en el área “sucia”. Para quitarse el traje hay una secuencia, y entre ellos se cuidan. “Cuidado enfermero que estás tocando aquello”; “ojo doctora que le falta tal cosa”. Después se bañan y se ponen un uniforme limpio para salir de la UCI.

***

Tanto el doctor Cobo, como la doctora Olga y el doctor Andrés Felipe Burgos del Hospital de Palmira, han pasado por lo mismo: familiares que les dicen que su paciente no tiene Covid – 19 pese a los síntomas evidentes. “¿Dónde está el resultado del examen?”, les preguntan.

Lo que muchos no entienden, explica el doctor Cobo, es que los resultados de las pruebas PCR de Covid–19 pueden tardar entre tres y siete días, y hasta que no lleguen, y de acuerdo con los síntomas, el diagnóstico es “presuntivo”. Por lo tanto se deben seguir los protocolos de seguridad, como el aislamiento.

A la doctora Olga una joven de unos 25 años le preguntó por qué el abuelo tenía Covid–19, si no salía de la casa. Cuando la doctora preguntó si los demás familiares salían, le dijeron que sí. Hace unos días, cuando vio en el noticiero las aglomeraciones durante del Día sin Iva, la doctora lloró de impotencia. Mientras en las UCI no descansan, afuera algunos no siguen las recomendaciones para evitar contagiarse.

También sintió indignación cuando escuchó a un senador decir que existía un cartel del Covid, “sin ninguna prueba”, y publicaciones en redes sociales donde acusan a los médicos de contagiar con el virus las personas. Colombia, dice, es el único país del mundo donde en plena pandemia han atacado de esa manera al personal de la salud.

— Ha sido muy doloroso. Llevo 20 años en cuidados intensivos y sé la calidad de gente que trabaja en estas unidades. No necesitamos aplausos, pero sí que nos respeten. Acá puede venir cualquier autoridad y mirar nuestro trabajo. Somos fieles al juramento de salvar vidas. Mi mejor pago es ese: la sonrisa de una familia que tiene de vuelta a ese ser querido que recibe una segunda oportunidad.

Detalles

Emilce Arévalo García, gerente del Hospital Raúl Orejuela Bueno de Palmira, explica que la entidad busca atender la pandemia “de manera integral”.

Conformaron equipos de atención que van hasta las casas de los pacientes que tienen sospechas de Covid–19.

En urgencias se destinó una zona para la atención de los pacientes con coronavirus, y el cuarto piso es de hospitalización. También se cuenta con una UCI.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS