Cali tendrá un día sin carro a finales de julio; Secretario de Movilidad explica los motivos

Junio 03, 2022 - 11:45 p. m. 2022-06-03 Por:
Redacción El País
Día sin carro en Cali

En el último ‘Día de la Bici y el Aire Limpio’ en Cali, salieron de las vías 800.000 automotores, entre carros y motos. La bicicleta, el MÍO y los taxis fueron los protagonistas de la jornada.

Giancarlo Manzano / El País

Iniciar un modelo de bicicletas públicas en Cali, estimular la cultura ciudadana en las vías e implementar la semaforización inteligente son los retos pendientes que tiene la ciudad para este año, según comentó el secretario de Movilidad, William Vallejo.

El funcionario, en entrevista con El País, destacó que la ciudad debe inclinarse a un modelo más sostenible en el que el carro y la moto no sean los protagonistas de las vías.

Anunció que en julio se realizará el día sin carro, y que contemplan cambios en el pico y placa. La última vez que se hizo el día sin carro en la ciudad fue en 2018.

¿Cuáles son los principales problemas en movilidad que hoy tiene Cali?

El uso que tenemos de la infraestructura vial y la dependencia cada vez más marcada de vehículos particulares. Esto último ocurre por deficiencias en la prestación del servicio del transporte público, lo que hace que los usuarios busquen soluciones que respondan a sus necesidades y estas son adquirir una moto o carro. Esto hace que se incremente el ruido, la contaminación atmosférica y los siniestros viales.

Hasta la primera semana de mayo, se han presentado 86 muertes por siniestros viales en Cali, lo que implica un aumento de 13 casos respecto al mismo periodo del año pasado.

Con el uso que se le da a la infraestructura, ¿se refiere usted a la falta de cultura de algunos ciudadanos y del estado de las vías?
El estado de las vías influye en la movilidad. Un rezago en la reparación de estas puede crear congestión en ciertos puntos. Asimismo, generamos una carga excesiva por ese volumen de vehículos particulares que hay frente a la capacidad que tiene nuestra infraestructura, la cual no crece con la misma rapidez en que lo hace la flota de vehículos en Cali.

En ese sentido, ¿se ha pensado en ampliar el pico y placa?
Es algo que hemos considerado en varias oportunidades, pero es una decisión difícil desde el ámbito técnico y operativo, pues puede afectar a ciertos grupos poblacionales. En general, modificaciones hay de cualquier tipo, como incrementar el número de horas o el número de vehículos cobijados por la restricción, son opciones que consideramos.

¿Y qué alternativa cobra más fuerza dentro de ese análisis?
No te podría decir porque aún no tenemos los resultados de los análisis que venimos realizando. Siempre buscamos que nos genere la mejor solución y el menor impacto, que sea una medida equitativa para todos.

Se supone que el pico y placa vigente acaba el 31 de junio, entonces es posible que en dos semanas publiquemos un borrador de la nueva resolución del pico y placa. Para julio tendremos el nuevo decreto, ya sea con cambios o sin estos.

¿En qué avanza el proyecto de bicicletas públicas?
Lo de la bicicleta pública se viene trabajando desde la anterior administración. Es algo que ya está estructurado y, en conjunto con Planeación, estamos desarrollando el modelo financiero para que su operación sea sostenible. Esperamos hacer la contratación para el último trimestre de este año.

Cuando se intenta desestimular el uso del carro, siempre hemos encontrado bastante resistencia por una parte de los ciudadanos, por eso es un tema complejo.

En 2022 se ha conocido de ocho agentes de Tránsito que han sufrido lesiones considerables por ataques que recibieron durante sus labores en las vías. No todos han podido volver a su trabajo en terreno.

¿Cuándo se realizará el día sin carro en Cali?
La resolución del pico y placa para este semestre lo estipulaba para junio, pero, a raíz del tema electoral, estamos considerando que se aplace para finales de julio. En dos semanas esperamos anunciar la fecha definitiva.

Buena parte de las personas de Cali no respetan las señales o invaden los carriles exclusivos. ¿Cómo cambiar este panorama?

Hay un cambio comportamental que se viene manifestando. No tendría cómo corroborar esta afirmación, pero hay varias hipótesis que dicen que la pandemia y el estallido social provocó afectación en la psiquis de algunos ciudadanos, lo que lleva a un incremento en los niveles de intolerancia hacia el control y la regulación. Esto también se relaciona con el incremento de la siniestralidad vial en lo corrido del 2022.

Ya llevamos 10.000 conductores sancionados por utilizar carriles del MÍO, ciclorrutas y andenes. Mire que la semana pasada, en tan solo cuatro días de operación en la calle 8 con carrera 44, sancionamos a 520 motociclistas por invadir el carril de las bicicletas.

Necesitamos concientizar al caleño para que sea más inteligente en las decisiones que toma al movilizarse. Esto precisamente lo hemos consignado en la campaña ‘Métele mente’ que lanzamos hoy (ayer).

“Tenemos que buscar otras maneras de hacer control en el Kilómetro 18 y la vía a Cristo Rey, pues si bien cada vez que hacemos controles robustos, se reducen los problemas, cuando relajamos los operativos, estos vuelven”. William Vallejo, secretario de Movilidad de Cali.

¿Por cuánto tiempo funcionará esa campaña y, paralelo a eso, cómo se garantizará la seguridad de los ciclistas?
La campaña no tiene un tiempo determinado, la mantendremos de manera constante. Además de la pedagogía, hemos propendido por tener una infraestructura segura. Hemos hecho un inventario en los puntos donde hay una afectación y estamos retirando elementos que ya no cumplen con su objetivo (como en las ciclorrutas), porque están deteriorados o incluso vandalizados. Por lo tanto, vendrá un reemplazo de estos, que esperamos hacerlo en el segundo semestre. Para ello se cuenta con unos $ 2200 millones.

Un tema que es clave en movilidad son los semáforos. Por ejemplo, cada vez que cae un aguacero, estos dejan de operar. ¿Por qué?
Principalmente porque nuestro sistema semafórico no tiene respaldo. En el momento en el que no hay fluido eléctrico, el semáforo deja de funcionar y muy pocos cuentan con ese sistema de respaldo, cuya autonomía tampoco es muy larga: tan solo de 20 o 30 minutos. Nuestro sistema de fluido eléctrico presenta variaciones de voltaje constante, lo que hace que tengamos reguladores de voltaje en equipos controladores. Lo que más genera afectación son esas fluctuaciones y la antigüedad de nuestros equipos, que ya han cumplido su vida útil. Estamos haciendo un proceso de reemplazo mediante la semaforización inteligente.

A eso también se suma el tiempo de los semáforos. ¿Qué tan cierto es que por culpa de los tiempos hay congestión vial?
Difiero con que los trancones son generados por los tiempos de semáforos; es más bien porque tenemos demasiados vehículos para la capacidad de infraestructura de Cali. Los tiempos de los semáforos son fijos y tenemos un equipo de semaforización que revisa constantemente este aspecto. Sin embargo, pasa que si yo le quito tiempo en la luz verde a un semáforo, eso se convierte en un problema en otro y hasta en la cadena que le sigue. No es una decisión tan sencilla.

Es por eso que queremos llegar a un proceso de ajuste que no requiera de un equipo humano, sino a través de la mera tecnología. En eso consiste la semaforización inteligente, que busca que los equipos cuenten con sensores y cámaras para captar la información del volumen de tráfico y —a través de un algoritmo— mejorar las condiciones de tiempo de una intersección y su cadena.

Ese sistema sería muy bueno, ¿pero cuándo podríamos tenerlo en la práctica?
El año pasado se desarrolló una consultoría, ya recibimos los primeros insumos y estamos estructurando la contratación para implementar los primeros 25 puntos de 50 totales que pensamos desarrollar este año. Esos 25 contarán con mobiliario nuevo y luego vendrá un proceso de adaptación del sistema al tráfico de Cali, que recoge datos para saber el historial de cada día. Entre agosto y septiembre iniciaremos la construcción de las primeras intersecciones para entregarlas en diciembre de este año.

¿En qué avanza el control a las ambulancias?
No se ha dejado de hacer. Todos los días hacemos visitas. En los últimos siete días hemos cerrado dos empresas por no cumplir con los requisitos de movilidad. También adelantamos acciones administrativas para que, a través de nuestro equipo de cobro coactivo, identifiquemos ambulancias que tienen deudas considerables por comparendos. Ya hemos encontrado 16 en ese proceso. Incluso, adelantamos la suspensión de las licencias de todos los conductores que son reincidentes en la violación de las normas de tránsito.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS