Escuchar este artículo

Siguen críticas a Monseñor Monsalve por polémicas declaraciones

Julio 08, 2020 - 11:48 p. m. Por:
Redacción de El País

En octubre pasado, cuando la campaña para la Alcaldía estaba en su recta final, el Arzobispo hizo un pronunciamiento público en favor de Jorge Iván Ospina.

Foto: Especial para El País

La Nunciatura Apostólica en Colombia desautorizó al arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, quien aseguró que el Gobierno de Iván Duque tiene una “venganza genocida” contra los procesos de paz que adelantaron durante el mandato del expresidente Juan Manuel Santos.

Se “aclara a la opinión pública colombiana que dicha calificación de la gestión gubernamental no corresponde a la visión que la Santa Sede tiene de la compleja situación en que versan, en este momento, tanto la aplicación integral de los Acuerdos de Paz de 2016, como el estado de los contactos y conversaciones que a diversos niveles se mantienen con el ELN, en el ámbito de la comunidad internacional”, indica un comunicado de la representación diplomática de la Santa Sede en Colombia.

El documento dado a conocer el martes agrega que “el término ‘genocidio’ tiene en el derecho internacional un significado preciso que no permite sea usado a la ligera en los legítimos debates o discusiones públicas sobre las políticas concretas de un determinado Gobierno”.

Le puede interesar: En dos semanas inicia piloto para ceremonias religiosas presenciales, estas son las medidas

Pero la de la Nunciatura Apostólica no es la única manifestación de rechazo que se ha conocido en las últimas horas con respecto a las declaraciones del jerarca de la Iglesia caleña, que en otras ocasiones también ha causado polémica por afirmaciones que para muchos sectores implican una indebida participación en política de su parte.

“Las palabras del Arzobispo de Cali son irresponsables, politizadas y cargadas de ideología. Nos da mucha tranquilidad que la Santa Sede y la Conferencia Episcopal Colombiana hayan dejado en claro que está no es la posición de la Iglesia ni del catolicismo”, expresó el senador por el Partido Centro Democrático, Gabriel Velasco.

Y en relación a los señalamientos en relación con los diálogos con el ELN, el congresista vallecaucano expresó que “siento que el Gobierno Nacional ha sido claro y ha exigido de manera responsable al ELN que abandone su actuar terrorista y que este es el único camino por el cual se puede trabajar para lograr una paz verdadera”.

De igual forma, el analista político Jhon Mario González indicó que “de monseñor Darío Monsalve ya conocemos sus salidas en falso y sus simpatías hacia el ELN, pero en esta ocasión, al decir que hay una venganza genocida del Gobierno Nacional en contra de la paz, no solo se le fue la mano, sino que calla frente a los crímenes de la guerrilla y el narcotráfico y sus fuentes de financiamiento”.

"Los comentarios del Arzobispo de Cali no deben ofender al presidente Iván Duque, pues es de público conocimiento su afinidad con los miembros de las Farc, pero sí es lamentable que lo haga con el estandarte de la iglesia".
Roberto Rodríguez
Concejal de Cali

González, quien en el 2004 fuera secretario ejecutivo de la Comisión de Conciliación Nacional, órgano creado por monseñor Pedro Rubiano en 1995 para servir de facilitador de la paz en Colombia, lamentó “el daño tan grande (que) le hacen a la Iglesia Católica posturas como la de monseñor Darío de Jesús Monsalve”.

Por ello, en opinión del analista, “el Papa Francisco debería producir sanciones en el marco del derecho canónico para este tipo de actuaciones”.

De su lado, el también analista político Rafael Nieto Loaiza se pronunció igualmente sobre la nueva polémica suscitada por el máximo jerarca de la Iglesia Católica en la capital del Valle.

“Darío Monsalve deshonra su carácter de obispo de Cali y confunde y ofende a sus feligreses. Ante el silencio desafortunado del Episcopado, ha debido ser el propio Nuncio quien lo reprenda. En público, además. Pero apuesto que no cambiará su comportamiento. Es ideólogo, no pastor”, escribió en su cuenta de Twitter.

Como se recordará, en octubre pasado, cuando se desarrollaba la campaña electoral, el Arzobispo generó una gran controversia en la ciudad al aprovechar su intervención en un evento público que se desarrollaba en la Plazoleta de San Francisco para atacar a los medios de comunicación que publicaban noticias relacionadas con investigaciones al entonces candidato a la Alcaldía de Cali Jorge Iván Ospina.

En ese momento desde distintos sectores se cuestionó la abierta participación en política del prelado, que antes también había sido tildado de ser cercano a la izquierda y la subversión.

Precisamente el representante a la Cámara Christian Garcés, quien entonces fustigó a monseñor Monsalve, también se refirió al jalón de orejas del Nuncio: “Nos alegra que la Santa Sede se dé cuenta de que los católicos caleños padecemos un Arzobispo que usa la Arquidiócesis de Cali para favorecer la subversión y el comunismo y que nos aclare la visión de la Iglesia”.

El País intentó conocer la posición de monseñor Molsave sobre la polémica generada por sus palabras, pero él indicó que no se pronunciará en público al respecto.

En detalle

“Desde los comienzos de la campaña electoral, se sentía un espíritu de venganza contra el Gobierno Santos que vislumbró estos procesos, un espíritu de venganza contra el pueblo que los acompañaba y, lo más grave, una venganza contra los excombatientes que se acogieron al proceso. Una venganza genocida para desvertebrar, desmembrar completamente la sociedad, las organizaciones sociales y la democracia en los campos”, dijo el Arzobispo de Cali el pasado 30 de marzo, en la quinta asamblea de la Comisión Étnica para la Paz y Defensa de los Derechos Territoriales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS