Sigue polémica por ocupación ilegal de indígenas en predio público en Pance

Escuchar este artículo

Sigue polémica por ocupación ilegal de indígenas en predio público en Pance

Julio 23, 2020 - 11:55 p. m. Por:
Redacción de El País

Con guaduas, indígenas que están asentados en un predio de uso publico en el sector de La Viga, restringen el acceso a otras personas y aseguran que así protegen al río Pance y a su comunidad del contagio del Covid-19.

José Luis Guzmán / El País

Una nueva alerta surgió entre la comunidad de La Viga, en Pance, a raíz de una serie de controles realizados por indígenas que viven en un asentamiento cercano al sector, impidiendo el libre transito de carros y ciclistas.

De acuerdo con testimonios de moradores de La Viga, estos indígenas llegaron a la zona en junio para respaldar a personas que desde años anteriores habitaban en ese asentamiento, y que el mes pasado fueron desalojadas del lugar por la Alcaldía de Cali debido a que estaban ocupando un predio de uso público.

“En la zona nunca hubo indígenas. Ellos aparecieron luego del episodio del policía que se negó a hacer el desalojo a las personas que vivían en la zona. Desde ese entonces, cerca de 30 indígenas que dicen ser parte de la guardia indígena permanecen en la invasión y, en varias ocasiones, han parado a los ciclistas y conductores de carros y nos hacen bajar los vidrios de los vehículos”, contó un residente de La Viga que por seguridad prefirió omitir su nombre.

Otro habitante del sector también aseguró que los indígenas les permiten trotar a los deportistas hasta cierto punto y, cuando se acercan al río, les dicen “que no pueden transitar por allí porque esa zona verde les pertenece a ellos, que llevan asentados en ese lugar hace más de 35 años”.

Lea también: Pance reabrirá este domingo 26 de julio, conozca los horarios

“También hay vecinos que tienen cuatrimotos y que les prohíben parquear sus vehículos allí, entonces el tema se ha vuelto bastante complicado”, dijo.

Ante esta situación, la concejala del Partido Liberal, Diana Rojas, aseguró que las invasiones y la ocupación ilegal de predios no se puede volver paisaje en Cali y que la propiedad privada y los bienes públicos se deben proteger.

“El predio de La Viga que está invadido es un bien de uso público que debe ser desalojado con todas las garantías de Derechos Humanos para las personas que allí viven. Hay que tener en cuenta estos asentamientos desordenados e incompletos ponen en riesgo la vida humana y van en contra de los recursos naturales y del medio ambiente”, manifestó Rojas.

Cabe resaltar que en junio, cuando la Alcaldía de Cali realizó el último proceso de recuperación en el predio invadido en La Viga, se desmantelaron ocho cambuches en los que vivían diez personas, la mayoría de ellas integrantes de un mismo grupo familiar. En ese entonces, solo se dejaron tres techos.

“La semana pasada volvimos e hicimos un operativo en la zona y constamos que hay nuevos cambuches, diferentes a los que quedaron en junio”, indicó César Lemos, asesor de Alcaldía de Cali en el tema de invasiones.

El Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, también aseguró que “hemos conocido de irresponsables que, bajo la cobertura de la pandemia, pretenden invadir lotes privados y espacios de la caleñidad, como el río Pance”.

“Insisto: bajo ninguna consideración vamos a permitirlo. Y no existe ningún cabildo indígena de tradición y arraigo en Pance”, sostuvo Ospina.

Indígenas responden sobre controles

Fabio Alonso Guachetá, integrante del presunto cabildo indígena que está asentado en el sector de La Viga, aseguró que la guardia indígena está haciendo controles en la zona para evitar que las personas que allí llegan masivamente los fines de semana “no arrimen al espacio donde están nuestras mujeres, niños y hombres”. Esto con el fin de proteger a su comunidad de un posible contagio con el Covid-19.

Además, aseguró que la vía que pasa por el sector no “es pública”, sino que se utilizó hace muchos años para la explotación de material de arrastre del río Pance.

“Ahora lo que se ha venido haciendo es sacar los carros y las motos que los turistas meten al río ya que no es la clase de turismo que nosotros queremos para Pance”, señaló Guachetá.

Y es que según otro miembro de ese cabildo indígena, “la gente está viniendo de farra a la zona para tomar y hacer cosas fuera de lo normal, como lo es la brujería. Entonces lo que hacemos es hacer guardia para las comunidades que están asentadas en La Viga”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS