“Se debe evaluar antes de aplicar la vacuna contra el Papiloma”: toxicólogo del HUV

“Se debe evaluar antes de aplicar la vacuna contra el Papiloma”: toxicólogo del HUV

Septiembre 04, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera | Reportera de El País
“Se debe evaluar antes de aplicar la vacuna contra el Papiloma”: toxicólogo del HUV

Ana Milena Vargas Tobón, aquí con su señora madre, Alexandra Vargas Tobón, permanece hospitalizada y paralizada hasta el área de los senos.

Esa es la recomendación del médico toxicólogo Maurixe Rojas, del HUV, luego de dar el diagnóstico de una paciente.

El médico toxicólogo Maurixe Fernando Rojas, Jefe del Departamento de Toxicología del Hospital Universitario del Valle, HUV, recomendó que se debe hacer una valoración de cada paciente antes de administrar la vacuna del papiloma humano, VPH.El especialista señaló que este procedimiento permitiría detectar si la paciente tiene un antecedente inmunológico importante. “El pediatra o el internista debe evaluar para saber cómo está el sistema inmunológico de la paciente para recibir el inmunizante”.Así el médico “puede determinar que la paciente esté inmunocompetente, es decir, que no esté cruzando por una enfermedad infecciosa, que es cuando las defensas no están en su mejor nivel para recibir la vacuna”, agregó.El pronunciamiento lo hizo el toxicólogo al término de la valoración toxicológica de la niña Ana Milena Vargas Tobón, de 13 años, en la cual encontró que “la paciente presenta la patología llamada ‘Sindrome inflamatorio inducido por coadyudante’, que se produce en poblaciones susceptibles asociado a la vacunación, sobre todo a vacunas que tienen dentro de sus componentes aluminio”. El especialista explicó que el aluminio funciona como un disparador de la respuesta inmune, pero en algunas personas esta respuesta es exagerada y reacciona contra el propio organismo.“En este caso (el de Ana Milena) produce una mielitis transversa, de la cual se han descartado otros orígenes y se puede establecer una correlación entre la fecha de la administración de la segunda dosis y el tiempo de manifestación de la sintomatología, los 90 días que es el lapso en el que se presentan los síntomas después de la segunda o la tercera dosis”, dijo a El País vía telefónica.La niña recibió la segunda dosis en marzo pasado y en junio empezó a sentir dolores en la columna vertebral y luego perdió la movilidad de las piernas, por lo cual fue hospitalizada el 6 de junio, y está paralizada hasta los senos.“En la paciente se puede correlacionar el origen de esta mielitis transversa con la administración de la vacuna y la sintomatología puede ser explicada desde ese punto de vista, que su organismo respondió de una forma exagerada y es lo que la ha llevado al compromiso en el que se encuentra”, confirmó.El factor de riesgo para desarrollar el síndrome es que el paciente tenga algún antecedente genético inmunológico en él o en su familia que lleva a que la persona sea susceptible. “Mas que la vacuna en sí, es la susceptibilidad del paciente”, enfatizó Rojas.Por lo tanto, ratificó en que “lo mejor es que sea algo programado con el médico tratante, donde se establezca este tipo de riesgos inmunológicos y si es así, que se individualicen los casos (pacientes) y se determine cuál es el riesgo de administrarla o no”.El médico descartó que la vacuna tenga mayor cantidad de aluminio a la permitida y explicó que se trata de una reacción igual a la que se produce si una persona es alérgica a la penicilina o a los mariscos o a la pimienta. El experto explicó que la mielitis transversa no solo se puede producir por la VPH, sino por otras vacunas que entre sus componentes tienen aluminio.El secretario de salud municipal, Harold Suárez, prefirió no pronunciarse respecto al dictamen toxicológico “hasta tanto no conozca la evidencia científica”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad