Escuchar este artículo

¿Por qué vivir en Cali es un paraíso?, los datos de nuestro tesoro natural

Julio 24, 2020 - 11:55 p. m. Por:
Redacción de El País

Panorámica de Cali. Imagen de referencia.

El País

Cali figura como una de las ciudades con mayor biodiversidad del planeta.

Este lugar privilegiado lo debe en gran parte a su ubicación geográfica. “Contar con un gradiente altitudinal que va desde los 1000 metros sobre el nivel del mar en la zona urbana y hasta los 4100 metros s.n.m. en la zona rural hace que la capital del Valle abarque una gran variedad de ecosistemas, que permiten que se convierta en el hábitat apropiado para muchas especies de fauna y flora”, explica Carlos Mario Wagner Wagner, director de Colombia BirdFair, la feria internacional de avistamiento de aves que se realiza desde el 2015 en la ciudad.

Precisamente, entre sus mayores riquezas naturales se encuentran 562 especies de aves, “las cuales disponen de alimento permanente durante todo el año, gracias a la posición de Colombia sobre la zona tropical del planeta, que permite que en urbes como la nuestra no se presenten marcadas estaciones como en otros lugares del norte o el sur del continente”, agrega Wagner.

La riqueza hídrica es otra de las fortalezas de la capital del Valle a nivel medioambiental.

Alejandro Soto, docente de la Universidad Autónoma de Occidente y Magíster en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, afirma que sus ríos convierten a Cali en un atractivo natural a nivel nacional e internacional, por lo que muchos la conocen como la ciudad de los siete ríos. De hecho, está bañada por el Río Cauca, el Pance, el Aguacatal, el Cañaveralejo, el Cali, el Meléndez y el Lili, que en la parte plana forman un corredor biológico muy biodiverso.

Lea también: ¡Feliz cumpleaños, Cali!: ocho hitos que hacen de la capital del Valle un lugar de ensueño

Por otro lado, en la capital del departamento existen 80 humedales, 61 de ellos ubicados en la zona urbana, para los cuales se han diseñado estrategias que permiten avanzar en su proceso de recuperación.

Así lo confirma la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, entidad que promueve la preservación de 1.994 nacimientos de agua y 283 quebradas que han sido identificadas en Santiago de Cali. Así mismo, trabaja en el cuidado de 474 especies de árboles que equivalen a 296.500 unidades y en la siembra de 50.000 árboles más en los cerros tutelares y 22.000 en la zona urbana.

“Con estos esfuerzos queremos promover espacios para que la riqueza natural que poseemos en la región se siga fortaleciendo. Igualmente, con iniciativas como el reforzamiento del jarillón del Río Cali, el segundo más grande del país, queremos proteger la vida de un millón de personas que viven en sus alrededores, pero también los recursos naturales de la ciudad”, indica Marco Antonio Suárez Gutiérrez, director general de la Corporación.

Por otra parte, vale la pena destacar que la Sultana del Valle ostenta con orgullo 63 áreas protegidas de diversa índole en donde habita una gran variedad de fauna y de flora.

Una de ellas, el Jardín Botánico de Cali, cuyo vocero, el ecólogo Camilo Londoño Andrade, gerente de Sustentabilidad de la Fundación Zoológico de Cali, asegura que es muy valiosa la labor que se ha desarrollado hasta el momento en pro de los recursos naturales de esta zona del país, pero considera oportuno seguir trabajando por la restauración ecológica de los bosques, un factor clave para la preservación de las diferentes especies, tanto animales como vegetales que habitan en Cali.
Parques destacados

En el caso del Jardín Botánico, orgullo de la ciudad, el atractivo principal es que conserva un bosque seco tropical que prácticamente está extinto, debido a que fue desmontado para dar paso a la industria de la caña de azúcar o a la ganadería. “Nuestro trabajo se concentra en la conservación de 14 hectáreas de ese bosque que es tan importante para que en Cali exista tanta biodiversidad. Además, tenemos en comodato 100 hectáreas de la CVC, con miras a que en el futuro el Jardín Botánico se convierta en un Parque Metropolitano para el disfrute de toda la comunidad”, asegura Andrade.

Igualmente, se desarrollan jornadas de sensibilización y capacitación con la comunidad, básicamente para promover una conciencia de desarrollo sustentable, en la que se genere aprovechamiento de los recursos naturales sin que esto implique su destrucción.

El vocero del Jardín Botánico también enfatiza en la importancia de otros ecosistemas como el de los Andes, propio del Parque Nacional Natural Farallones, el área protegida más extensa de Santiago de Cali con 13.071 hectáreas.

Claudia Isabel Acevedo Bueno, jefe del Área Protegida de este Parque, comenta que en el área que compete a la jurisdicción del municipio de Cali, se han identificado 261 especies de aves que representan el 26.39 % de las aves registradas en el departamento, convirtiendo a este sector de la ciudad en un epicentro importante para la proliferación de estos animales.

Como si fuera poco, en el lugar hay 32 especies de mamíferos entre terrestres y voladores, entre las que se destaca la presencia del oso andino, única especie de este animal presente en Suramérica, la cual se encuentra amenazada por la pérdida de su hábitat.

En los Farallones de Cali, por otro lado, se tiene el registro de 58 especies de anfibios, destacándose cinco especies nuevas para la ciencia que se encuentran en proceso de descripción.

“También hay dos especies de roble amenazados por la tala selectiva y una riqueza de orquídeas admirable que supera las 200 especies”, asegura Acevedo. “Cabe mencionar que para el año anterior se publicó una nueva especie de orquídea Stelis excéntrica, endémica para el municipio de Cali, encontrada en el corregimiento de los Andes”, precisa.

Finalmente, entre las estrategias para la conservación de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, se encuentra el programa de monitoreo de especies vulnerables que desarrolla el Parque. Igualmente, se realiza el monitoreo a las coberturas vegetales, a través de sensores remotos, entre otras actividades para el cuidado de los recursos naturales.

Es importante indicar que desde 1968 el Parque Nacional Natural Farallones de Cali fue incluido como una de las 59 áreas del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia, con el propósito de proteger, conservar y asegurar la provisión del agua para el Suroccidente vallecaucano

Algunas amenazas

Muchas cuencas de los ríos de la ciudad, según Alejandro Soto, están en peligro “por la minería ilegal, la agricultura y las invasiones que afectan la calidad del agua y ponen en riesgo la preservación de los recursos naturales que son un orgullo para los caleños”.

Además, algunas comunas de Cali carecen de espacios verdes en los que se promueva la conservación de la fauna y la flora, razón por la cual líderes como Andrés Hernán Charria, de la Comuna 22, enfatizan en la importancia del trabajo interinstitucional. “Aunque el Río Pance fue declarado sujeto de derecho, vemos cómo siguen atentando contra él, es por eso que la comunidad debe actuar participativamente en estos procesos de control”, indica Charria.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS