¿Por qué al comandante de la Policía, Hugo Casas, le dicen 'El súper abuelo'?

Escuchar este artículo

¿Por qué al comandante de la Policía, Hugo Casas, le dicen 'El súper abuelo'?

Septiembre 08, 2019 - 02:16 p. m. Por:
Redacción de El País 
General Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali

General Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana de Cali

Especial para El País

Para los policías, y en general para todo aquel que hace parte de la Fuerza Pública su familia es 'motor' indiscutible para ir adelante.

Ese reflejo es el que encuentra toda persona que entra en el despacho del comandante de la Policía Metropolitana de Cali, el general Hugo Casas, quien luce sobre su escritorio un vaso con un llamativo mensaje que dice: ‘Acá toma el mejor abuelo del mundo’.

El oficial, abuelo orgulloso, explica a todo el que le pregunta el origen del vaso y recuerda que dejarles un futuro promisorio a los nietos es el mejor aliciente para seguir luchando contra el crimen en la capital del Valle.

Lectores especiales

El escritor Alonso Sánchez Baute estuvo esta semana en Cali como invitado del Festival Oiga, Mire, Lea 2019, y aunque presentaba su más reciente novela ‘Leandro’ sobre la vida del juglar vallenato, también estuvo en una charla sobre su primera obra, ‘Al diablo la maldita primavera’.

En esta última aprovechó para contar una sorprendente anécdota acerca de otro de sus libros. Se trata de ‘Líbranos del bien’, una novela en la que cuenta las vidas cruzadas de Rodrigo Tovar, alias Jorge 40, comandante paramilitar, y Ricardo Palmera, alias Simón Trinidad, comandante de las Farc. Ambos se habían buscado para matarse, hasta que se encontraron en la cárcel, donde les tocó convivir.

Este libro tuvo tal impacto que no solo fue el regalo que el presidente Iván Duque le dio a su homólogo francés, Emanuel Macron, sino que en su momento llegó a oídos de los dos exjefes, presos en Estados Unidos.
Luego, el escritor se enteró del comentario que despertó en ellos cuando se publicó la obra. En un audio de una conversación, Rodrigo Tovar expresaba con disgusto: “Lo que faltaba, ahora resulta que el marica ese terminó siendo el biógrafo nuestro”.

Alcalde con cuerda

Contrario lo que los caleños piensan, a sus 74 años y al terminar su mandato el Alcalde de Cali, Maurice Armitage, no espera jubilarse ni irse a descansar.

El Mandatario le reveló a El País que tiene retos importantes en algunas de sus compañías en las cuales trabajan miles de vallecaucanos y caucanos.

Eso sí, Armitage está contando los días que le quedan al frente del primer cargo municipal. Su gente más cercana no sabe de dónde saca tanta energía el Mandatario, quien inicia labores a las 5:00 a.m.

Amantes de la lectura

El escritor y editor argentino Juan Forn sorprendió a los asistentes al Festival de Literatura Oiga Mire Lea con su exclamación: “¿Y es que los lunes en Cali no trabajan?”. La frase la dijo luego de encontrarse con una sala con más de 200 personas esperando para escuchar e interactuar en la conferencia ‘El arte de contar historias (y que todos quieran leerla)’, que dictó el pasado lunes.

“Espero volver y estar más tiempo, me ha gustado fue un público atento, altivo, participativo. Uno desde el escenario siente si hay evolución o no, en este caso había”, dijo al terminar su exposición y añadió que la próxima vez que le hablen de Cali y el Festival dirá con orgullo lo que es “trabajar a sala llena un lunes a las 5:00 de la tarde”.

Con App propia

Los candidatos están llegando a su población votante a través de muchos canales de información. Uno de los que decidió utilizar las aplicaciones móviles es el presidente del Concejo, Fernando Tamayo, que tiene una aplicación móvil de su movimiento Juntos Podemos Todo. A la fecha tiene 718 usuarios, lo que tiene muy contento al concejal.

El famoso Jacobo

Juan Sebastián Cabal tiene claro dónde mirar en los pocos ratos que le permite un partido y qué hacer cuando concluye esos extenuantes juegos, como el del US Open que ganó junto a Robert Farah.

El vallecaucano busca siempre el sector de la grada donde está su pequeño hijo Jacobo, junto a su madre Juliana, y al terminar los partidos, después del saludo con los rivales de turno, el tenista sabe que es inaplazable ir por su hijo para jugar un rato con él en la pista. Por su supuesto, el pequeño Jacobo se roba el show y ya es conocido en la élite del tenis mundial.

No era china

Durante el Lac Flavors que se realizó en Cali y que reunió a la industria de alimentos de Latinoamérica, la especialista de la división de comercio del BID, Alejandra Villota, fue confundida por algunos asistentes con una compradora asiática por sus rasgos faciales. Pero vaya sorpresa, la representante de la entidad multilateral resultó nacida en Nariño y muy orgullosa de su tierra. Los ojos rasgados los heredó de sus padres.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad