Por posible retiro de Acuavalle, obras en Juanambú y Granada están en el limbo

Escuchar este artículo

Por posible retiro de Acuavalle, obras en Juanambú y Granada están en el limbo

Julio 31, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Redacción de El Pais
Por posible retiro de Acuavalle, obras en Juanambú y Granada están en el limbo

Defectos. Recámaras al descubierto y andenes con desniveles son algunos de los problemas que denuncian los habitantes del sector. Dicen que representan riesgo para quienes transitan estos barrios.

Entidad entregaría última fase de obras a la Alcaldía de Cali. “No hay recursos”, advierte Municipio.

Por “daños a su imagen corporativa y problemas de responsabilidad de recursos”, Acuavalle abandonaría el Proyecto Granada, que pretende renovar urbanísticamente los sectores de Juanambú y Granada, en el oeste de Cali.Así lo aseguraron voceros de esta entidad, al indicar que la empresa está evaluando la posibilidad de entregar el desarrollo de este proyecto a la Secretaría de Infraestructura de Cali para que culmine la última fase que está pendiente por realizar.Cabe recordar que en el marco del Proyecto Granada ya se ejecutaron dos fases que incluyeron la recuperación de la malla vial, espacio público y redes de acueducto y alcantarillado de las avenidas 9N y 9AN. “Estamos buscando una solución jurídica, se han presentado muchos inconvenientes y la gerencia quiere entregarle el proyecto a quien realmente le compete, es decir, al municipio de Cali, en cabeza de la Secretaría de Infraestructura. Ya se están haciendo los primeros contactos con ellos”, informó un vocero de Acuavalle a El País.Sin embargo, Miguel Meléndez, secretario de Infraestructura de la ciudad, manifestó que no tiene conocimiento sobre esta situación y subrayó que el Municipio no cuenta con recursos para hacerse cargo de las obras restantes, lo que dejaría en el limbo la culminación del proyecto. “El Municipio no cuenta con los recursos para ejecutar el proyecto. No es tan fácil traspasar una obra sin contar con el presupuesto que requiere. Lo que deben hacer es cumplir con el compromiso adquirido”, advirtió el funcionario.Lo que falta por ejecutar De acuerdo con Diego Parra, interventor del proyecto, aún falta por ejecutar el 50% de las obras de renovación. En cuanto a las obras que le corresponden a Emcali, Amparo Meléndez, jefe del departamento de Interventoría, explicó que “en acueducto y alcantarillado falta un 20% de las obras en la Avenida 9N de la Calle 10 a 14 y la 9AN de la Calle 14 a la 16. Nosotros aportamos cerca de $12.000 millones, de los cuales $5500 millones están destinados a acueducto y alcantarillado, $5000 millones son para energía y alrededor de $450 millones para comunicaciones”. Con respecto a la subterranización de las redes de energía, Fernando Contreras, director de Distribución de Energía Eléctrica de Emcali, explicó que “faltan unas bóvedas, cables de media y alta tensión y transformadores. Los equipos, valorados por cerca de $2600 millones, ya fueron comprados pero no han sido instalados, El contratista los tiene almacenados en una bodega. Nosotros vamos pagando a medida que se hagan las instalaciones”. Preocupación entre la comunidadLa inminente decisión de Acuavalle genera incertidumbre por la suerte de las obras de la tercera fase que corresponden a la intervención de los tramos de la Avenida 9N y 9AN. Algunos comerciantes de Granada afirman que se les informó que las obras se reanudarían una vez que terminaran los Juegos Mundiales, el próximo 4 de agosto; otros escucharon que no había recursos para su ejecución. Lo cierto es que aún hay calles sin intervenir y andenes con recámaras destapadas.“Varias personas se han caído en los huecos que dejaron. Además, algunos andenes quedaron con desniveles peligrosos para las personas de la tercera edad. Cuando nos comunicamos con los involucrados en el proyecto, se tiran la pelota entre ellos: Acuavalle dice que puso los recursos pero Emcali no, y Emcali no responde”, expresó Diana Casasfranco, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Juanambú.Por otra parte, Susana Grajales, gerente de Hooters, afirmó que “preferimos que no sigan con la renovación porque dicen que se tardarán dos meses y terminan llevándose ocho meses o más. Eso nos perjudica porque la gente no viene si ve las calles cerradas”.Frente a estas inquietudes, el vocero de Acuavalle aclaró que “las obras no pueden reanudarse mientras no se defina quién estará a cargo del proyecto”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad