"Pedimos que empiecen a tenernos en cuenta", propietario de La Topa Tolondra tras 100 días de cierre

Escuchar este artículo

"Pedimos que empiecen a tenernos en cuenta", propietario de La Topa Tolondra tras 100 días de cierre

Junio 24, 2020 - 11:57 a. m. Por:
Redacción de El País

A través de redes, el propietario del bar ha realizado actividades para la comunidad de La Topa Tolondra.

Foto tomada de Instragram @latopatolondra

"No exigimos una apertura inmediata (...), pedimos que nos empiecen a tener en cuenta", dice Carlos Ospina, propietario del tradicional establecimiento de salsa de Cali ' La Topa Tolondra', en un mensaje que compartió en Facebook por los cien días que completa cerrado su negocio.

La Topa es solamente uno de los bares de salsa en la capital del Valle que cesó actividades una vez fue confirmado el primer caso de coronavirus en la ciudad. En los últimos tres meses, algunos establecimientos del gremio se han visto obligados a cerrar definitivamente sus puertas porque no pudieron costear el sostenimiento de sus nóminas y otros gastos, como la discoteca Salsa.

En su mensaje, a Ospina le preocupa que "la situación se flexibilice para unos y se endurezca férreamente para otros", pero dice que su llamado no es una exigencia, pero sí un pedido de ser tenidos en cuenta.

"Este mensaje no es para exigir una apertura inmediata, seríamos egoístas e indiferentes, pero sí pedimos, que nos empiecen a tomar en cuenta, que llegado el momento nos permitan trabajar, con todos los cuidados y las normas que sean necesarias, entristece ver como se mueren y agonizan sin dolientes, diversos negocios de los cuales somos testigos, se han formado con las uñas, y por supuesto con terquedad, tesón, con una resistencia sobrehumana y la firme intención de gestar una ciudad y un país diferente", se lee en su mensaje.

Lea además: La insoportable soledad de los bailaderos caleños

La Topa Tolondra abrió como un pequeño bar en el 2011 y desde entonces se consolidó entre los amantes de la salsa como uno de los lugares ideales para la rumba caleña, hasta el domingo 15 de marzo, cuando cerraron sus puertas por la pandemia del coronavirus.

"La pandemia está cobrando vidas, pero no descuidemos la salud mental, el desempleo y el hambre de los que no pueden trabajar"
Carlos Ospina
Propietario de La Topa Tolondra

Desde ese día, a través de las redes sociales, él mismo ha venido organizando clases de salsa y otras actividades para mantener a la comunidad que se creó durante los últimos nueve años.

"Sabemos que nuestros espacios están estigmatizados porque se asocia el baile con muchas otras cosas, La Salsa para ciertos círculos nunca ha sido bien vista, pero aquí sigue, firme, digna y erguida, con su piel mestiza y origen de colores azabaches eternos. Lo de la Salsa son cosas del corazón, en nuestra ciudad, además de ser una forma de vida la llevamos impregnada entre piel y alma, convirtiéndose en expresión y cultura, desembocando en lo mitológico y en ese sitial, solo en ese sitial, se hace indestronable y perpetua. Subrayamos de nuevo la preocupación por esta pandemia que azota nuestras vidas, que nos hace un violento recordatorio de la fragilidad de la existencia humana".

Aunque varios sectores de la economía local cuentan con el aval del Ministerio de Salud y retomaron actividades, en Colombia el gremio de los establecimientos nocturnos no ha sido autorizado para la reactivación.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS