Los invasores del Centro se trastean a zonas residenciales de Cali

Los invasores del Centro se trastean a zonas residenciales de Cali

Junio 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Los invasores del Centro se trastean a zonas residenciales de Cali

En los alrededores del centro comercial Jardín Plaza los ambulantes se han ubicado cada 30 metros. Los Guardas Cívicos no han podido con ellos.

Los alrededores de los centros comerciales son los más afectados con esta 'migración'. Aunque estas zonas han tenido la presencia de ventas ambulantes, los operativos de los últimos días ha incrementado el número.

La intensificación de operativos de recuperación del espacio público en el centro de Cali ha provocado que cientos de vendedores ambulantes se trasladen a otras zonas de la ciudad. Así lo manifestaron varios líderes comunales que señalaron que tanto parques como alrededores de centros comerciales, separadores y zonas comunes son los espacios ocupados por minuteros, expendedores de bebidas y comerciantes informales en general. “Aunque son zonas que ya han tenido presencia de vendedores informales, el número se ha incrementado empeorando la situación al interior de los barrios”, dijo Juan Camilo Benavides, veedor de seguridad ciudadana de la Comuna 19.Benavides sostuvo que zonas como Tequendema, Imbanaco, el parque de El Ingenio, Chiminangos, la entrada de Nápoles y los alrededores de los principales centros comerciales del Sur están siendo impactados con la situación.“Esta circunstancia se incrementa sobre todo los fines de semana. Antes eran unos pocos, pero ahora hay zonas como los alrededores de Jardín Plaza donde cada 30 metros hay un vendedor ambulante, trayendo consigo inseguridad, deterioro de las zonas verdes y problemas de tráfico”, agregó María Teresa Ayala, miembro de la Junta de Acción Local de la Comuna 22.La mujer complementó que es consiente que las autoridades realizan operativos en las zonas, pero los ambulantes persisten y vuelven de nuevo. Para Andrés Julián Castillo, sociólogo de la Universidad del Valle, Cali dejó de convertirse en una ciudad de un solo centro económico para tener varios. “Es una tendencia que se ve en las ciudades a medida que se expanden, el traslado de la informalidad comercial es clara prueba de ello”, sostuvo.Eliana Salamanca, secretaria de Gobierno de Cali, informó que el centro de Cali sigue siendo la zona más crítica en invasión del espacio público, sin embargo, precisó que se han intensificado los operativos en las zonas residenciales, sobre todo en los alrededores de los grandes centros comerciales. “Hemos aumentado los operativos en estas zonas y nos encontramos con el rechazo de estos vendedores que atacan a los funcionarios, por eso se ha hecho necesaria la presencia de la policía. Esta semana realizamos tres operativos en los centros comerciales del Sur y los ambulantes se desplazan a otras zonas aledañas para después volver, es una situación complicada”, explicó. Salamanca agregó que se han decomisado carpas, entables, sillas, mesas, asadores y demás elementos empleados por los vendedores ambulantes. “Inclusive a las grandes empresas que suministran kioskos para realizar ventas ya les advertimos que podrían llegar a ser sancionados si estos se ubican dentro del espacio público”, declaró.Leonela Mazuera, subsecretaria de Gobierno, expresó que a diario se realizan operativos en zonas residenciales. “En las últimas dos semanas han sido sancionadas 14 personas por invasión del espacio público y seguiremos presionando a estos comerciantes para que no reincidan”, dijo. Según la Secretaría de Gobierno, en la ciudad hay 3.000 vendedores ambulantes con permisos suministrados por anteriores administraciones.Asimismo, la dependencia informó que se estima que en la ciudad hay 15.000 personas que comercian en la calles de Cali ilegalmente, cifra que se duplica en los tres últimos meses del año. Franco Murillo, vendedor ambulante, explicó que en esta actividad lleva 7 años y aunque le han decomisado su mercancía tres veces, sigue en la actividad. “Uno le aprende los movimientos a ‘el lobo’ (funcionarios de la Secretaría de Gobierno) a veces se ponen cansones en el Centro y uno pega para el parque de Colseguros, los alrededores del Éxito de San Fernando o para otro lado. El riesgo que te decomisen siempre está, pero también siempre habrá gente y clientela que le compra a uno y mientras esto sea así hay negocio para rebuscársela”, dijo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad