La estrategia de pasos coloridos que emplean en Cali para proteger a peatones

Escuchar este artículo

La estrategia de pasos coloridos que emplean en Cali para proteger a peatones

Noviembre 03, 2019 - 11:30 p. m. Por:
Redacción de El País
Pasos coloridos

El puente ubicado sobre la Calle 73 con 28 hace parte de la ruta segura que se implementó en el barrio El Poblado. Por este lugar transitan con frecuencia niños y jóvenes que se dirigen a la institución educativa Nuevo Latir.

Oswaldo Páez / El País

Un puente donde se dividió el espacio para que los peatones tengan paso seguro, pero en lugar de usar taches se instalaron materas en concreto que segregan la vía, es una de las intervenciones físicas que tuvo la zona contigua a la ciudadela educativa Nuevo Latir, como parte del proyecto Vivo Mi Calle.

Se trata de una estrategia que busca mejorar la salud y la experiencia de viajes diarios que realizan los adolescentes, de entre 10 y 15 años, en esta zona del oriente de Cali, por medio de la promoción del transporte activo. En ese sentido, el proyecto trabaja en la creación de rutas seguras para caminar y pedalear durante los trayectos que realizan los estudiantes.

Además del mejoramiento del entorno y división del espacio con elementos decorativos, en las calles aledañas al centro educativo también se demarcaron cebras de colores, en tercera dimensión y con forma de lápices, entre otras figuras geométricas, y se construyeron resaltos (policías acostados) para que los espacios sean respetados por los vehículos.

“Nos dimos cuenta que en Cali el 35% de los niños entre 5 y 12 años tienen sobrepeso y a medida que crecen esta problemática aumenta, entonces lo que queremos hacer es mantener a los niños caminando o montando bicicleta al colegio, porque esa es la actividad física que hacen durante el día”, explicó Natalia Lleras, gerente de proyectos de movilidad de la fundación Despacio, quien indicó que el piloto se ha trabajado en conjunto con la Alcaldía de Cali y el Instituto de Recursos Mundiales.

Pasos coloridos

La inversión que se ha realizado en las zonas de urbanismo táctico, que incluye las cebras coloridas, asciende a $358 millones, según Secretaría de Movilidad.

El País

Asimismo, añadió que “a través del proyecto nos sentamos con ellos (los estudiantes) a mapear toda la zona, a mirar cuáles son sus trayectos, los riesgos que tienen, como por ejemplo que las motos pasan muy rápido, y lo que hicimos fue hacer un mapa con estos indicadores y tratar de darles soluciones... queremos que los peatones tengan la prioridad en el espacio y puedan caminar tranquilamente”.

Para Luz Amparo Aponte, docente del Nuevo Latir, este tipo de acciones son positivas para la comunidad “porque de por sí estas zonas tienen dificultades a nivel de movilidad en su mismo espacio, hay muchos problemas de posesión ilegal prácticamente del territorio, entonces esto ayuda a que los niños desde estas edades empiecen a empoderarse de sus espacios y entiendan que es de todos”.

El Peñón

Varias intersecciones del barrio El Peñón. como la zona alrededor del parque, fueron demarcadas con los pasos de colores que buscan visibilizar al peatón.

Oswaldo Páez / El País

La gerente de proyectos de Despacio indicó que esta estrategia, que inició en mayo, es financiada con recursos internacionales (Fondation Botnar) y se ejecutará durante tres años, llegando a otros entornos similares.

¿Qué impacto han tenido el urbanismo táctico en la ciudad?

Aunque la intervención en Nuevo Latir es el piloto del proyecto Vivo Mi Calle, la actual administración municipal ya ha intervenido otros sectores de la ciudad a través del urbanismo táctico - como le llama la Secretaría de Movilidad estas estrategias -, incluyendo entornos escolares, universitarios y puntos con problemas de siniestralidad.

“Lo que hemos querido hacer con esto es visibilizar al peatón, no importando su condición, ya que en Cali son los que más mueren en vía desafortunadamente, y las principales víctimas son personas mayores, entonces tenemos que visibilizarlos y a la vez estamos actuando con pacificación para que sea un paso seguro”, explicó el subsecretario de Movilidad, Henry Martín.

Pasos coloridos

El País realizó un recorrido por algunos de estos puntos (ver fotos), donde se pudo evidenciar que algunas de las intervenciones gráficas lucen desgastadas y ciudadanos como Eduardo Montero, aseguran que no conocen a fondo sobre la utilidad de estas. “No sé qué significan las figuras y los colores, lo bueno es que ahora los vehículos paran antes del semáforo porque antes no lo hacían”, dijo Montero, sobre el punto de la Carrera 39 con Calle 29.

Al respecto, el subsecretario aseguró que las campañas educativas son permanentes y expresó que el impacto positivo de estas intervenciones es claro: “Del 1 de enero al 27 de octubre teníamos 279 muertos en las vías, en el 2018, este año son 234 muertos, es decir que se ha disminuido en 45. De los casos, en el 2018 132 eran peatones y en el 2019 son 96. Los peatones siguen siendo los que más mueren, pero hemos bajado las cifras respecto al año pasado, quiere decir que esa pacificación, visibilizar con pintura y diferentes diseños da un espacio a las personas y llama a que los vehículos paren”.

Según Martín, la idea es que cada año se haga una remarcación de estas zonas para que no desaparezcan.

Zonas con demarcación

Cra 5 entre 4 y 3 (San Antonio); Parque del Peñón; vía principal del centro de Salud y Tecnocentro en Potrero Grande; Cra. 4 entre 36 y 39 (las delicias); Cra. 73 entre 3 y 3C (Alférez Real); Cra. 39 con 29 (Torres de Maracaibo); Calle 72W entre 28D y 28B (El Poblado); cra. 125 con 13 (Pance); Av. 2N, frente al CAM; Calle 70 con 15, además de 20 colegios y dos universidades.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS