Mujer que se casó con hombre de 95 años dice "no obré de mala fe"

Escuchar este artículo

Habla la mujer casada con hombre de 95 años a la que señalan de matrimonio simulado: "no obré de mala fe"

Septiembre 28, 2019 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
CaliA3Sepe28-19N1,photo01

Merlyn Yeimy Muñoz y Anatolio Cerón Túquerres se casaron en la notaría 14 de Cali, el 20 de junio de 2006. El señor falleció tres años después, en junio del 2009.

Especial para El País

Me parece horrible que la gente juzgue sin saber las cosas”.
La afirmación la hace Merlyn Yeimy Muñoz Obando, refiriéndose al fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre un “matrimonio simulado” entre un hombre de 95 años y una joven de 28.

La mujer involucrada en la polémica sentencia, quien hoy tiene 41 años de edad, es ella, y el hombre era su esposo Anatolio Cerón, quien falleció en el 2009, y con quien asegura que tuvo una relación de once años, de los cuales tres fueron bajo la figura de matrimonio civil.

Le puede interesar: Ordenan indemnizar a presos de Cali por condiciones de hacinamiento

En entrevista con El País, Muñoz cuenta detalles del caso que desató toda una discusión en torno a las uniones por interés y afirma que estuvo con un hombre 67 años mayor que ella “por amor”.

¿Qué piensa sobre el fallo de la Corte Suprema de Justicia, en el que se afirma que su matrimonio fue simulado?

Me parece una injusticia que no miren el expediente donde se certifica que hubo un matrimonio y que dos años después se compró una póliza y que no la adquirió mi esposo, sino la empresa donde él trabajó.

¿Por qué se casó a los 28 años con un hombre de 95?

Porque había una relación de años atrás, entonces después de tantos años él me dijo que formalizáramos porque él temía que de pronto en la empresa me fueran a negar la pensión porque no estábamos casados. Solamente existía la declaración extrajuicio, entonces él dijo que era mejor que formalizáramos y que nos casáramos.

¿Cuánto tiempo duró la relación antes de casarse?

Ocho años.

¿Qué la enamoró del señor Cerón?

Cuando mis padres fallecen yo quedo sola con mis hijos y él fue el apoyo para mí tanto económico como moral para ayudarme a criar a mis hijos. Él fue un respaldo en todos los sentidos.

¿Cómo se conocieron?

Mis padres llegan a rentar un apartamento en la vivienda de él (en el barrio Atanasio Girardot), entonces mi madre fallece, después mi padre, quedo muy adolescente y tengo mis hijos de 15 y 16 años, el padre de mis hijos no responde en ese momento, entonces él fue la ayuda que yo tuve y de ahí se desprendió todo.

Pero entonces, ¿sí estaba enamorada o fue agradecimiento?

En el principio fue por agradecimiento y de ahí fue surgiendo todo.

¿Cómo es la vida en pareja con alguien 67 años mayor que uno?

Eso ya hace parte de la vida íntima y además, como le digo, fue el acompañamiento, fueron tantas cosas que eso es muy difícil de explicar.

Tras conocerse el fallo de la Corte, mucha gente comenta que fue un matrimonio por interés, ¿qué piensa al respecto?

Me parece horrible que la gente juzgue sin saber las cosas porque yo me casé sin conocer que la empresa donde él trabajaba la iban a liquidar. Él quedó pensionado a los 55 años y jamás pensé que la empresa la fueran a liquidar y que esa empresa fuera a comprar una póliza por Suramericana, ni el monto de la póliza. Luego, cuando nos entregan toda la documentación dice que la póliza es por $151 millones.

¿En qué empresa trabajaba el señor Anatolio y cuénteme bien cómo es lo de la póliza que menciona?

Era una fábrica de sombreros. Él era pensionado, lo llaman y le dicen que la empresa entró en quiebra, entonces que ellos iban a comprar un paquete con Suramericana porque las personas que estaban ahí afiliadas no se podían quedar sin su pensión, entonces nos dicen que fuéramos a firmar que ellos ya habían comprado la póliza. Eso fue nueve meses antes de él fallecer (muere en junio del 2009), la póliza se compró en septiembre del 2008, entonces por eso digo que no es justo que digan que yo actué de mala fe cuando uno qué va a adivinar lo que va a pasar en dos o tres años.

¿Y cuando él falleciera a usted le tenían que pagar los $151 millones de esa póliza?

No, la póliza se compró por ese total, pero era para cubrir la pensión, o sea para pagar la mesada cada mes, pero él se ganaba menos de un salario mínimo. La póliza era como para abarcar la pensión por vejez.

¿Cuánto le llegaba a él de pensión?

Menos de un salario mínimo, en ese tiempo la póliza aparece que era de $422.000 en el 2008... cuando nos llaman y nos dicen que no iba a ser el liquidador de la empresa sino Suramericana la que le iba a empezar a pagar a él la mesada, entonces nos pidieron documentación y yo aparezco metida en la póliza como la beneficiaria, la cónyuge. A él lo conocieron cuando fue a firmar esa póliza y a los nueve meses él fallece, luego me presento a reclamar la póliza y me la niegan.

¿Qué hizo cuando le negaron la mesada?

Me voy a la demanda y en la conciliación ellos (la aseguradora) dicen que no piensan conciliar, entonces yo sigo con las demandas y ellos empezaron a hacer la demanda de simulación del matrimonio para no pagar. Luego dos juzgados me hacen el reconocimiento que hay un matrimonio y que hay una póliza y los obligan a pagar.

¿Entonces sí ha recibido el dinero de la póliza?

Sí, me pagaron los retroactivos de ocho años, pero entonces ya me tenían la demanda por simulación y en primera y segunda instancia me anularon el matrimonio, por eso me dirigí ante la Corte para que se hiciera justicia.

En el fallo de la Corte dice que usted hacía vida marital con el señor Carlos Enrique Pira (padre de sus dos hijos) y que siempre fue su compañero permanente, ¿esto es cierto?

No. Yo presenté el contrato de arrendamiento que confirma que él no vivía en esa casa (la de su esposo Anatolio), que el vivía en un apartamento en el barrio Miraflores, durante ocho años él vivió en ese apartamento. Autenticado y todo aparece que él vivía en otra parte.

Y se dice que una de las pruebas eran los certificados sobre aportes de seguridad social en salud, donde el señor Carlos aparecía como su beneficiario…

Mi esposo (Anatolio) estaba afiliado al Seguro Social y en ese tiempo era muy malo el servicio, a mi no me gustaba, entonces el papá de mis hijos como pagaba la EPS me dijo que si quería me metiera como cotizante y lo dejara como beneficiario, porque sino me tocaría pagar por aparte a mi sola y yo no le vi ningún problema. Él era el que pagaba, pero no teníamos nada.

¿Después de que falleció su esposo, usted tuvo una relación con el papá de sus hijos?

Sí, dos años después (actualmente sigue con él)... cuando tuve mis hijos él no me apoyó, pero cuando ellos ya fueron de tres años él comenzó a responder. Cuando yo quedé en embarazo tanto él como yo éramos muy adolescentes.

Teniendo en cuenta que el fallo de la Corte no la favoreció, ¿seguirá reclamando o lo aceptará?

Voy a seguir luchando, impugnamos la sentencia y estamos esperando la segunda instancia a ver qué va a pasar, porque hay un matrimonio de por medio, están los extrajuicios de que se convivió mucho antes, después fue que se compró la póliza, entonces no pueden decir que obré de mala fe y anular un matrimonio así por eso.

Más detalles del caso

  • La señora Yeimy contó que su esposo Anatolio no tenía más familia. “El tuvo una esposa y ella falleció y ella nunca le tuvo hijos. Yo era la única persona que él tuvo y estuvo con él hasta el día de su fallecimiento”.
  • Sobre la muerte del señor, contó que “se cayó, se fracturó la cadera, se complicó y duró mes y medio hospitalizado”.
  • Fernanda Suárez, abo-
  • gada de Yeimy, explicó que el fallo de la Corte Suprema es en primera instancia y se está deba-
  • tiendo el caso en segunda instancia en la sala laboral. “Lo importante es que se diga la verdad y que la imagen de Yeimy, que ha sido tan mancillada, poniéndola como la muchacha vividora que quiere una pensión, se pueda aclarar”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad