Escuchar este artículo

"Europa no puede ser nuestro referente en lucha contra covid-19": Lyda Osorio

Noviembre 01, 2020 - 07:55 a. m. 2020-11-01 Por:
José Luis Carrillo Sarria / El País
UCI, coronavirus, covid-19, covid

"El hecho de que las UCI no estén llenas no significa que relajemos las medidas; al contrario, hay que seguirlas reforzando porque estar en esa meseta es muy peligroso", aseveró la epidemióloga.

Bernardo Peña / El País

“Para qué van a poner una foto mía en el periódico, yo no soy Shakira, para qué un rostro detrás de una gafas. Mejor utilicen ese espacio valioso, que debe ser grande, para poner una imagen de quienes trabajan en la UCI, una foto que sensibilice a los caleños frente al peligro del covid”, dice la epideomióloga de la Universidad del Valle, Lyda Osorio, quizá una de las personas que más conoce sobre el comportamiento del coronavirus en Cali.

Hoy, a casi nueve meses de que el virus llegara oficialmente al país, esta experta explica los peligros de un rebrote en la ciudad, de lo que deparará el 2021 frente a la pandemia y por qué vuelve a presentarse la enfermedad en algunas personas.

¿En qué estado se encuentra la pandemia de covid-19 en Cali?

Tuvimos un incremento de casos en julio, empezó a disminuir en agosto y bajamos hasta los primeros diez días de septiembre, allí se estabilizó. A partir de esa fecha hemos tenido un leve incremento en la curva.

¿Hoy puede haber un rebrote de covid-19 en Cali?

Sí. Lo que se espera es que con las restricciones y medidas cambie el curso y disminuya, pero cuando se relajan las medidas lo que se espera es que haya un incremento. El mensaje es a mantener y reforzar las medidas porque aunque está estable con tendencia al incremento, nuestra meta es disminuirlo; ya que esto sigue reflejándose en las hospitalizaciones o la mortalidad y aunque no estén llenas las UCI en los hospitales, lo que queremos es que las personas no necesiten llegar a ser hospitalizadas. El hecho de que las UCI no estén llenas y no estemos en un pico, no significa que relajemos las medidas; al contrario, hay que seguirlas reforzando porque estar en esa meseta es muy peligroso. Esto debido a que en cualquier evento en el que se relajen las medidas o que haya eventos súperdispersores y masivos, se pueden infectar muchas personas.

Teniendo como referente a Europa y como se comporta la epidemia allí, ¿usted cree que podemos llegar a un endurecimiento de medidas frente al covid-19 en Cali?


La situación en Cali es muy diferente a la cuarentena que se aplica en Europa y en los países de Latinoamérica. Nosotros tenemos un gran porcentaje de población que está en pobreza y en informalidad laboral, por lo tanto no tenemos necesariamente las políticas fuertes de un estado de bienestar; es decir, en países como Escocia, España y otros, tienen la posibilidad de aplicar ciertos beneficios del Estado si se está en cuarentena, y si se ha perdido el trabajo por ejemplo dan hasta vivienda para la familia. Ese nivel de protección no lo tenemos en Latinoamérica y aquí cuando se toma la medida de cuarentena, hay que pensar en que más de la mitad de nuestra población vive del diario; sabiendo esto, cómo vas a poner a esta población en cuarentena, sin las mismas condiciones de vivienda o las mismas condiciones del hogar, donde hay viviendas de interés social de 40 metros cuadrados. Diría que Europa no puede ser nuestro referente para tomar decisiones, pero sí para aprender y no necesariamente lo que funcione allá, va a funcionar aquí.

¿Cómo analiza las políticas que se han tomado actualmente en Cali para afrontar la pandemia?

Es muy importante para Cali reconocer la toma de decisiones; las intervenciones son principalmente de salud pública, en los territorios, con la gente y esto es lo más importante para dar sostenibilidad. Estas intervenciones son de largo plazo, es decir, no es de sólo un momento porque cuando las dejas de aplicar, vuelve a surgir el problema. Entonces, con esto se logra controlar. Para esto se debe trabajar con la gente, con la comunidad, los líderes, las juntas de acción comunal y con toda la sociedad civil organizada, ya que no sólo es un trabajo de salud, ni de los hospitales ni de las EPS, sino de toda la población. El reto más importante ahora es el reforzamiento para la capacidad de la salud pública y que se integre no solo con el covid-19, sino con todas las otras áreas. Seguimos teniendo enfermos de tuberculosis, dengue, violencia, problemas de salud mental, suicidio y consumo de sustancias psicoactivas, hay que vacunar a los niños, adultos, hacer controles prenatales, crecimiento de desarrollo, control de enfermedades crónicas y todo esto para mantener la sostenibilidad de las intervenciones que se deben integrar en todas la atención primaria de salud primaria llevarlas a la población o a los territorios y a la comunidad.

"Si hubiera una vacuna no sé sabe cuánto va a durar la protección, porque hay que hacerle seguimientos, y tampoco hay manera de adivinar, toca tomar los datos, y analizarlos para sacar conclusiones"
Lyda Osorio,
epidemióloga.

¿Cree que el momento más crítico de la pandemia en Cali ya pasó o está por venir?

No me gusta cuando hablan de la ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos porque si dicen que ese es el momento más crítico yo diría que es más bien un momento permanente, si se bajan las medidas de protección se va a volver a tener ese momento. Entonces, para mí el momento más crítico es el de cómo la sociedad tomará la conciencia de qué es responsabilidad de todos, que yo me cuido porque te cuido, que no es un problema mío si me pongo el tapabocas o no lo hago, si me voy a una fiesta o sí me cuido o no, si no al contrario, tomar conciencia de que es un problema colectivo. El momento crítico para mí es que como sociedad no alcancemos un nivel de responsabilidad colectiva.

¿Es posible que alguien que tuvo covid-19 vuelva a contagiarse?

No lo sabemos, por eso es que hay que hacer los estudios y aplicar todos los escenarios posibles. Por ejemplo: primero se hace un diagnóstico confirmado y varios meses después le hacen otro qué vuelve a salir positivo; entonces se piensa que tiene otra vez covid, pero ahí la pregunta es: ¿De dónde viene ese covid?, ¿lo adquirió nuevamente?, ¿se volvió a exponer?, ¿se volvió a infectar? o ¿le había quedado dentro del cuerpo y por un bajón de la inmunidad o porque el virus volvió a replicarse y ahora logró manifestarse otra vez?, entonces esas son las preguntas críticas. Es diferente desde el punto de vista médico y de salud pública, si es una persona que estuvo positiva y le quedaron remanentes y volvió a detectarse después, porque hemos tenido personas que duran positivo varios meses, sobre todo 40 días duran positivas y es la misma de la primera vez; entonces hay otras preguntas a hacernos, ¿es la misma enfermedad? o ¿es una nueva que adquirió?

Es muy importante hacer comparación de los dos virus, del que fue primera vez y el nuevo, porque si es nuevo, ¿cómo estaban las defensas de la persona? Para esto se hace una prueba de secuenciamiento, que es comparar las características genéticas del primer virus con el segundo. Y así, se sabe que tanto ha cambiado. Porque igual dentro del cuerpo el virus puede cambiar, entonces hay que saber que tan diferente es para definir si es el mismo virus o adquirió uno nuevo.

¿Una persona a la que le dio covid-19 y ya no tiene síntomas puede seguir transmitiendo el virus?

Depende de la inmunidad de la persona al transmitir el virus o no, por ejemplo, como pasa con la varicela que le da a una persona, pero ya después no le vuelve a dar si se vacuna, no vuelve a brotar porque se queda inmune de por vida; con una gripe nos puede dar varias veces y con el dengue nos puede dar unas 4 veces y hasta más fuerte, pero con este virus no sabemos porque es nuevo. Por lo tanto, hay que seguir diciendo que se ponga la mascarilla, mantenga la distancia, porque no se sabe cómo el organismo reacciona, o la forma en cómo la persona queda inmune al covid-19 en sus defensas. Hay mucha variabilidad en esto, ya que hay personas que no les queda nada de inmunidad según lo que uno logra detectar en las pruebas, y hay otras que les dura más. Pero en sí lo que se ha dicho es que, más o menos a los tres meses bajan las defensas después de que se contagia, pero de todas formas varía mucho de persona a persona y del organismo de cada una. No se sabe tampoco si la disminución de las defensas es suficiente para recontagiarse o que si cuando se infecte otra vez no le dé tan grave o al contrario, como sucede con el Dengue. Incluso si hubiera una vacuna no sé sabe cuánto va a durar la protección, porque hay que hacerle seguimientos y tampoco hay manera de adivinar, toca tomar los datos, y analizarlos para sacar conclusiones.

"Si nosotros bajamos las medidas de protección que ya tenemos, entonces sí van a subir los casos; porque se ha visto en todo el mundo y todavía tenemos bastante transmisión"
Lyda Osorio,
epidemióloga.

¿Usted cree que en los próximos días va a haber un pico de personas contagiadas con covid-19 en Cali?

Si nosotros bajamos las medidas de protección que ya tenemos, entonces sí van a subir los casos; porque se ha visto en todo el mundo y todavía tenemos bastante transmisión. Que las Unidades de Cuidado Intensivo no estén llenas, no quiere decir que no haya este virus. Hay que tener en cuenta que esto sigue y, para mí, el hecho de que haya la mitad o un tercio de las UCI ocupada por personas con una neumonía o covid me parece mucho. Esto no debería llegar hasta allá, debería prevenirse.

¿Es posible en el 2021 volver a la normalidad que teníamos o este virus nos cambió el panorama de nuestra cotidianidad?

En Cali tenemos el dengue y la gente no se pone repelente todos los días; entonces el volver a la realidad depende de la percepción del riesgo de cada persona; lo mismo pasó en Europa, si nosotros vamos para abajo en el número de casos, cogemos y aplicamos las medidas y el RT -velocidad de transmisión - lo bajamos de una, así llegamos a que ya no son 8 o 10 muertos, sino que no tengamos ni uno, y la gente no se está hospitalizando, es porque todos los caleños, vallecaucanos y colombianos en general, estamos aplicando las medidas y se están haciendo los controles a las personas en sus casas, e igualmente se está aplicando la salud pública preventiva a las personas.

En conclusión, las mismas personas tomarán la decisión de tener responsabilidad de que así los casos estén bajos, seguir utilizando el tapabocas, de que esto no es una decisión de que el Alcalde diga de que ya mañana todo el mundo no debe seguir utilizando el tapabocas, sino que hay que saber cuál es el riesgo y cuál es la responsabilidad de cada persona.

“El momento crítico, para mí, en esta pandemia es cuando como sociedad no alcancemos un nivel de responsabilidad colectiva frente al peligro que representa un virus como el que causa el covid-19”

¿Habrá un pico de contagios?

”En este momento que tenemos un riesgo relativamente alto, deberíamos todos mantener la conducta de cuidado, de no reunirnos, mantener la distancia es muy importante y ¿cómo podemos prevenirlo?, quedándonos en la casa los que podamos, si tenemos el privilegio de no tener que salir todos los días hagamos uso de ese privilegio para que, los que no pueden quedarse en casa, no tengan riesgo y no pongan el resto de su familia en riesgo. Debemos mantener los cuidados de protección de higiene de manos, no hacer reuniones si no es necesario y utilizar tapabocas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS