"En Cali hay carrusel de la contratación", afirman líderes de la región

Septiembre 27, 2022 - 11:55 p. m. 2022-09-27 Por:
Redacción de El País
cali

María Isabel Alvarado, vocera de Mi Cali Contrata Bien, y la exconcejal Diana Rojas aseguran que todavía en la ciudad se hacen convocatorias direccionadas a un oferente.

Foto: Bernardo Peña / El País

La exconcejal Diana Rojas hizo una invitación a los diferentes líderes de la ciudad para que denuncien los casos que conozcan sobre irregularidades en la contratación que se realiza en Cali.

Argumentó que lo que está sucediendo actualmente en Empresas Municipales de Cali, Emcali, no es algo nuevo y que, por el contrario, son irregularidades que desde hace dos años viene denunciado.

Según Rojas, cuando llegó al Concejo reveló tres contratos que fueron fraccionados para favorecer a una solo empresa. “Sacaron 18 contratos de menos de $ 90 millones y se los ganó un solo proponente. Estas denuncias fueron engavetadas”, resaltó.

Por este motivo y aprovechando la Audiencia Pública desarrollada el lunes en la ciudad, tras los escándalos que involucran a Emcali, “presentamos ante la Procuraduría 18 denuncias que están en 12 secretarías. Lo que se ve en la empresa no es un hecho aislado, es un proceso sistemático y organizado. Creo que hay un carrusel de contratación para entregar a unas personas contratos directos” comentó la exconcejal.

Dicho ‘carrusel’ incluiría, según Rojas, la participación de cinco empresas que se unieron para generar un consorcio y repartirse la contratación de 14 procesos importantes para la actual administración. Esto sumaría un recurso de $ 140 mil millones.

María Isabel Alvarado, vocera de la iniciativa Mi Cali Contrata Bien, destacó como un elemento valioso para la democracia de la ciudad que más de 60 personas, de manera individual, se hayan presentado en la Audiencia Pública con denuncias concretas para ponerlas de manifiesto ante el Procurador Delegado.

Le puede interesar: Congestión y accidentes: los dolores de cabeza por retrasos en la entrega del puente de Juanchito

Asimismo, “pudimos aportar unos indicadores que respaldan el nivel de indignación de la ciudadanía, cifras serias y con metrología que despolitizan un poco la discusión y muestran lo sistémica que puede ser la corrupción y cómo los caleños no están dispuestos a aguantar más”.

Es importante recordar que las entidades públicas están obligadas a informar a la comunidad cómo son sus procesos de contratación, para que esta tenga detalles de cómo se invierte el recurso público, algo a lo que antes era casi imposible acceder. Incluso, Alvarado recordó que para tener información sobre un contrato público se necesitaba presentar un derecho de petición e iniciar “un camino altamente tortuoso”.

Este cambio ha permitido que hoy en día iniciativas como Mi Cali Contrata Bien puedan monitorear, de manera más minuciosa, la gestión pública.

“Hemos analizado las bases de datos a partir del año 2020 para tener el corte de una administración. Elaborando los informes de patrones obtuvimos alertas importantes. Lo primero que identificamos es que existe un alto número de contratación directa, a través de dos fórmulas: la prestación de servicios, que sirve de apoyo a la gestión de las secretarías, y la contratación de regímenes especiales, es decir, entre entidades que tienen naturaleza también pública”, explicó Alvarado.

Lea además: Una ciudad en la que se perdió el respeto: ¿por qué Cali vive una grave crisis de autoridad?

Aunque esta modalidad de contratación no es ilegal, desde iniciativas como Mi Cali Contrata Bien consideran que abre las puertas al clientelismo, a la ineficiencia administrativa al tener que rotar tanto personal (en el caso de los contratos de servicios) y dificulta comprobar la idoneidad de las entidades sin ánimo de lucro con quienes se firman los convenios.

Otro de los problemas que preocupa a los líderes de la región es el bajo número de oferentes para las licitaciones públicas, más una debilidad en el tema de los estudios previos que sustentan las diferentes licitaciones.
Esto lleva, incluso, a que se presente un único oferente o a que varios sean descartados en la mitad del camino. “Es un riesgo porque no se están dando garantías para que haya competencia real del mejor oferente y precios en las licitaciones”, precisó María Isabel Alvarado.

Escuche la entrevista completa con la exconcejal Diana Rojas y la vocera de Mi Cali Contrata Bien, María Isabel Alvarado, en el Podcast El País Debate.

La Procuraduría se pronunció

La Procuraduría General de la Nación, tras la Audiencia Pública en la ciudad, advirtió riesgos en la gestión contractual adelantada por el Distrito de Santiago de Cali.

Por eso, el ente de control elaboró un informe preventivo en el que se presenta y analiza, mediante cifras, gráficas y estadísticas, información sobre bienes y servicios contratados, modalidades de selección, contratistas y negocios relevantes, entre otros aspectos.

Por ejemplo, resaltó que entre enero de 2020 y junio de 2022 la modalidad de selección más utilizada en la Alcaldía de Cali fue la contratación directa, con 75.509 contratos celebrados por un valor superior a los $ 2.8 billones, correspondiente al 57 % del total suscritos por la Administración Distrital en el periodo analizado.

Además, luego de una reunión realizada ayer entre la Fiscalía General, la Procuraduría y la Contraloría General se anunció que, de manera conjunta, actuarán respecto a las denuncias y el control no solo a Emcali sino también a la Alcaldía.

VER COMENTARIOS