En agosto empiezan cobros en zonas de parqueo regulados de Cali

En agosto empiezan cobros en zonas de parqueo regulado de Cali

Julio 23, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
El Peñón

Las zonas demarcadas de El Peñón servirán como piloto para establecer si se extiende este modelo de parqueo a otros sitios de Cali. El contrato interadministrativo entre la Secretaría de Movilidad de Cali y el Masora tiene un costo de $499 millones.

José L. Guzmán / El País

A partir del 1 de agosto los conductores que se estacionen en alguno de los 241 espacios para carros y 62 puestos para motos que están demarcados en las calles del barrio El Peñón empezarán a pagar, obligatoriamente, entre $2500 y $2900 por cada hora que los utilicen.

Este programa piloto de cobro por estacionamiento en vía hace parte de un contrato interadministrativo que realizó la Secretaría de Movilidad de Cali con los Municipios Asociados del Altiplano del Oriente Antioqueño, Masora, con el propósito de obtener información en torno a la demanda que hay para este sistema y, de paso, estimar los recaudos que se pueden generar en la ciudad con las doce zonas de parqueo regulado que plantea el Plan Integral de Movilidad Urbana, Pimu. 

La labor de control en este barrio del centro de Cali, según explicó Fabio Ríos, director ejecutivo de Masora, será llevada a cabo por 18 personas y un coordinador, quienes estarán encargados del cobro por hora en cada uno de estos espacios.

Lea también: Estos son los dos medios de transporte más usados por los caleños

“Todo el sistema que implementaremos es ‘on line’ y para eso tenemos unos equipos similares a un celular que nuestros empleados cargarán permanentemente. Con el equipo se registra el ingreso del vehículo a la celda de parqueo y, cuando el usuario se va a retirar, con el mismo aparato calcula el tiempo que estuvo en la celda e inmediatamente dice cuál es el valor a pagar. Se entregará un recibo”, señaló Ríos.

El Director Ejecutivo de Masora dijo que el proceso de cobro recaerá en las personas que actualmente se encargan, de manera informal, de coordinar el parqueo de vehículos en este sector de Cali. A ellos, aseguró, se les pagará un salario mínimo mensual.

La utilización de parquímetros se desestimó, de acuerdo con Ríos, basándose en experiencias previas fallidas. “El colombiano aún no tiene la cultura del pago automático. En Medellín, por ejemplo, no tuvieron acogida y, entonces, nos tocó dejar los parquímetros y poner personas para que hicieran el respectivo cobro”, señaló Ríos, quien referenció que esta entidad es la encargada del cobro por estacionamiento en las vías de Medellín, Palmira, Rionegro y Caldas.

Durante este piloto, la utilización de los espacios demarcados en El Peñón tendrá como característica que los vehículos contarán con un seguro que estará incluido en la tarifa, con el que se amparan hurtos y daños realizados por terceros. “Si hay un hurto en vehículo tasado en $2 millones, le pagamos $1,8 millones, dado que se saca un deducible que es el que retienen todas las aseguradoras en el país”, advirtió Ríos.

El Director Ejecutivo de Masora también indicó que, teniendo en cuenta los resultados que arroje el programa piloto en el barrio El Peñón, se realizará un estudio del comportamiento y disposición de pago para estas zonas de estacionamiento regulado. “Este estudio será determinante para que el Municipio establezca si ubica nuevas zonas de parqueo en vía o si cesa el proyecto. El 31 de diciembre de este año la Alcaldía recibirá el sistema rodando, si el nuevo alcalde quiere prorrogar nuestra operación, podrá hacerlo o también el Municipio puede encargarse del recaudo de forma autónoma”, afirmó.

Por su parte, el secretario de Movilidad Municipal, William Camargo, indicó que el costo definitivo de la hora por parquear en vía pública está siendo definido por el alcalde Maurice Armitage y será establecido vía decreto.

Entre tanto, el funcionario justificó el contrato interadministrativo con Masora y argumentó que esta es una entidad con 22 años de experiencia en asuntos relacionados con obras de infraestructura y movilidad. Y aclaró que en ningún momento el Municipio entabló relación contractual con firmas extranjeras, previo su llegada al cargo. “Hubo una propuesta de una APP gratuita, un software. Ellos nunca concretaron el ofrecimiento ni se hizo un análisis técnico de lo que se iba a hacer y por eso Planeación Municipal desautorizó ese piloto que jamás inició ni se subió al sistema de contratación”.

El titular de Movilidad indicó que el sistema de recaudo ya se está entablando con Hacienda Municipal, con el fin de que los recursos sean transferidos a una cuenta exclusiva para el sistema de transporte masivo. “Vamos a tratar de determinar el elemento más sensible de cualquier proceso licitatorio de un servicio de este estilo: la demanda. Esto servirá para determinar una bolsa de recursos cierta para financiar el MÍO”, dijo.

Juan Carlos López, presidente de la JAC del barrio El Peñón, criticó el cobro por estacionamiento en vía, pues adujo que va en contra de comerciantes y residentes.

“Si viene una visita ahora resulta que no se va a poder parquear porque la tarifa es muy alta; a los restaurantes y bares tampoco va a volver la gente porque sale más caro parquear que ir a otro barrio a comer. Nosotros no tenemos porqué pagar por el uso de un espacio que, se supone, es público”, dijo López, quien señaló que la comunidad ya radicó un derecho de petición ante la Secretaría de Movilidad demandando que no se incurra en los cobros por estacionamiento en vía.

El líder comunal señaló que aunque actualmente en el barrio están los llamados ‘trapitos’ -personas que cobran por coordinar el parqueo en las calles-, “una cosa es hacer un aporte voluntario y otra muy distinta es tener que pagar de forma obligatoria, sin certeza de mejoría en movilidad o seguridad”.

Diana Villegas, residente de El Peñón, dijo que el posible incremento de la inseguridad es una de las inquietudes que la asalta de cara a la implementación de este cobro. “Las personas que van a recaudar el dinero tendrán mucha plata en el bolsillo y no falta el que venga a robarlos y a hacer daños en el barrio. Esto se tiene que pensar muy bien antes de hacerlo, se deben analizar todos los efectos colaterales que puede tener el cobro”, dijo.

Para Fernando Quintero, investigador en Movilidad de la Universidad Icesi, este tipo de medidas “deberían desincentivar el uso del carro en El Peñón. Hay que cambiar el paradigma de usar el vehículo para todo, se debe pensar más en hacer uso del carro compartido, utilizar medios alternativos o el sistema de transporte masivo”.

Quintero señaló que es normal que haya resistencia al cobro, pero el hecho de que varios centros comerciales ya estén cobrando por este servicio ha generado entre la ciudadanía una cultura de pago.

“Ahora falta la otra parte del círculo, porque cobrarle a la gente debe representar un compromiso para que el MÍO mejore su servicio. La gente debe tener la opción de subirse a los buses para dejar su carro en casa; de lo contrario, la gente seguirá colapsando los barrios en vehículos particulares”.

Estas son las zonas de estacionamiento

De acuerdo con lo establecido en el Acuerdo 452, las zonas de estacionamiento regulado que están avaladas en Cali y donde, en un futuro, se podría cobrar por su uso, son: San Antonio - El Peñón, Granada - Centenario, Versalles - Terminal, Imbanaco, Parque del Perro, Centro ampliado, Ciudad Jardín, Unidad Deportiva Panamericana, Alameda, Eucarístico, Carrera 66 - Oeste y Carrera 15 - Centro.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad