El descuido y la inseguridad están deteriorando los parques de Cali

El descuido y la inseguridad están deteriorando los parques de Cali

Junio 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El descuido y la inseguridad están deteriorando los parques de Cali

En la avenida Circunvalar entre Carrera 18 y Avenida 4 Oeste está ubicado el Parque del Acueducto. Según denuncias, jóvenes van al lugar a consumir droga.

Según el Dagma, en Cali existen 516 parques, de los cuales el 52% fueron recuperados. Sin embargo la comunidad se queja del descuido e inseguridad de algunos de estos sitios.

Hace tiempo que en el Parque del Acueducto, ubicado al Oeste de Cali, se respira algo más que aire. El olor a marihuana se volvió parte del entorno, lo que despertó el temor entre los habitantes de San Antonio.“Es que transitar por aquí se volvió complicado. El parque es bonito, pero muy inseguro”, dijo Cenón Hurtado, quien durante 25 años ha vivido cerca del parque y ahora ve con asombro como ‘jíbaros’ e indigentes se tomaron el lugar.“Mis niños me dicen que los traiga al parque, pero nunca venimos. Me dan miedo esos muchachos que mantienen fumando sus cosas por ahí”, dijo Martha Perea, otra de las vecinas.Como el Parque del Acueducto, otras zonas verdes han dejado de ser un punto de encuentro para las familias de Cali y se convierten en foco de problemas. Drogas, robos, descuido e indiferencia aquejan a varios parques del norte, oeste y sur de la ciudad.Frente a las quejas, Efraín Sierra, director del Dagma, dice que pese a que se están limpiando, podando y recuperando los parques, la comunidad no está asumiendo la responsabilidad de su mantenimiento. “Los parques no se ensucian porque sí. Nosotros hacemos la intervención, gastamos recursos y al mes lo encontramos nuevamente el deterioro. No ayudan a cuidar el espacio”, explicó Sierra, quien reconoció además que hacen falta esfuerzos conjuntos entre Secretaría de Gobierno y Policía para mantener el orden.Drogas invaden Parque del AcueductoLa soledad es el detonante del deterioro que está sufriendo este pulmón ecológico del Oeste de Cali. Grupos numerosos de jóvenes se tomaron el parque para consumir droga, aprovechando la ausencia de las autoridades. Los indigentes diariamente duermen y se bañan en las quebradas del parque. “No hemos podido ponernos de acuerdo para concretar una intervención al parque”, aseguró Sonia Avella, vocera de la junta de acción comunal de San Antonio.Abandono en el Parque de la Música“Ese parque no tiene dueño”, es lo que aseguró Jorge Fernando Villegas, presidente de la Junta de acción comunal (JAC) del barrio Santa Mónica. Villegas explicó que el parque pertenece a un privado y que por eso la comunidad se ve impedida para recuperar el lugar. “Esto nos está perjudicando porque el parque se convirtió en casa de indigentes y expendedores de vicio”, dijo Marina Lozada, habitante de la zona, agregando que los problemas de inseguridad cada vez son más frecuentes. “Pasar por este lugar después de las seis de la tarde es un peligro, roban mucho”, denunció Lozada.Parque Tequendama, con maleza e invasoresEl lugar que durante años fue motivo de orgullo para el barrio Nueva Tequendama, hoy es un dolor de cabeza para sus habitantes. Vecinos aseguran que el parque se convirtió en el punto de encuentro para personas no gratas. Según Margarita Molina, vecina del sector, ahora indigentes, drogadictos y parejas que tienen sexo en el espacio público permanecen en este sitio sin ningún tipo de control. La limpieza también se convirtió en un problema. Según Hugo Becerra “el parque sólo lo podan cada dos meses, a eso se le suman las basuras que se acumulan. No se ve bien”.Los ‘piperos’ del Parque Alameda El punto negro de este parque, cuentan sus vecinos, es la presencia de consumidores de licor. Los vecinos los conocen como ‘piperos’ y se caracterizan por consumir alcohol de mala calidad que consiguen a bajos precios en algunos lugares aledaños al sector. “Usted los encuentra a toda hora, incluso al mediodía, ellos almuerzan con trago”, aseguró Jeremías Ruiz, residente del barrio Alameda. Indigentes y expendedores de drogar también convergen en esta zona, pese a la presencia de los guardas cívicos, que según algunos vecinos “no tienen autoridad para sacarlos”.Senderos peligrosos en el Parque del Perro“Las raíces de los árboles destruyeron los caminos, ya no hay pasto y nunca llegaron las obras de remodelación”. Así describió Mireya Silva el lamentable estado de uno de los parques emblemáticos del barrio San Fernando Viejo. El Dagma ya ofreció $22 millones para realizar obras de, limpieza y jardinería, pero puso como condición reunir $8 millones por parte de la comunidad. “Nos faltan $4 millones y tenemos que ver si las empresas privadas del sector nos pueden colaborar con lo que falta”, aseguró Catherine Dupriez, presidenta de la junta de acción comunal del barrio.Invasión en El IngenioPese a que la Secretaría de Gobierno realiza dos veces por semana operativos de control de espacio público, los vendedores ambulantes continúan siendo un problema en el Parque del Ingenio. “Esto no podemos acabarlo de un día para otro”, aseguró Esperanza Sandoval subsecretaria de seguridad y convivencia de Cali. La comunidad tiene múltiples preocupaciones con el manejo de alimentos y la contaminación a la cuenca del río Meléndez. Nora Valenzuela, vocera del barrio, aseguró que la inseguridad y prostitución son otros problemas permanentes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad