Basuras, indigencia y drogas, la desalentadora realidad de los parques en Cali

Julio 21, 2022 - 11:55 p. m. 2022-07-21 Por:
Redacción de El País.
Parque de los Estudiantes

En el Parque de los Estudiantes es común ver aguas estancadas y varias partes sucias.

Por: Jorge Orozco / El País.

En Cali existen alrededor de 905 parques públicos contemplados para el disfrute de la comunidad; sin embargo, muchos de estos se encuentran abandonados.

En un recorrido realizado por El País, por varios de estos espacios, se encontró que situaciones como la presencia de indigentes, drogadicción, basuras y mal estado del mobiliario son los principales problemas que los afectan.

“Aquí en el parque de San Nicolás la cantidad de basura es impresionante, pero eso es porque a los caleños les falta sentido de pertenencia, se toman un tinto y botan el vaso aquí en el parque, se comen algo y la servilleta va a caer al suelo… la verdad, ya casi no queda nada de este parque emblemático y bonito de hace unos 30 o 40 años atrás”, expresó Jorge Sánchez, miembro de la JAC del barrio San Nicolás.

Además, contó que en este punto se habían instalado unos botes de basura de aluminio, pero que al poco tiempo fueron hurtados.

“La verdad es que está abandonado, un ejemplo claro de eso es que hay muchos habitantes de calle que hacen sus necesidades fisiológicas aquí y tienen a las escobitas como sirvientes de ellos, sabiendo que eso genera malos olores y puede provocar hasta enfermedades”, precisó Sánchez.

Otro de los espacios verdes que parece desértico y en donde la suciedad abunda es en el Parque de los Estudiantes, en donde incluso los malos olores emanan a causa de las aguas estancadas alrededor del monumento de Jovita Feijoo.

Lea además: Grandes eventos deportivos atraen el turismo en Cali y el Valle

“Yo desde hace cuatro años estoy trabajando aquí en el Parque de los Estudiantes y lo que siempre se ve es la indigencia, el consumo de drogas y la falta de aseo. Y, debido a esto, hay muchos caleños y extranjeros que visitan el lugar, se decepcionan y rápidamente se van”, comentó Alexander Almendra, comerciante del sector.

Asimismo, en el parque de la cra 31 con calle 9c se puede ver que no hay presencia de habitantes de calle ni de basuras, pero lo que sí está en muy mal estado son los juegos que los componen, al punto que es imposible para cualquier niño jugar en ellos.

Además esta situación no solamente es propia de los parques, sino que también afecta sitios emblemáticos, como, por ejemplo, la Plaza de Cayzedo, en donde abunda la prostitución y la indigencia.

Por lo anterior, la Alcaldía cerró la Plaza de Cayzedo para hacer labores de recuperación, las cuales están muy atrasadas, de acuerdo con las declaraciones de los caleños.

“Vamos para tres meses que la plaza está cerrada y no han hecho nada. Nosotros estamos desesperados, con este trabajo es que yo respondo por mi madre de 80 años, nos dijeron que para diciembre la plaza estaría lista pero la verdad es que vemos muy pocos trabajadores”, dijo Jackeline Núñez, vendedora ambulante de la Plaza de Cayzedo.

También la mujer reveló que cuando no estaba la plaza cerrada vendía diariamente $ 70.000, pero ahora solo hace cerca de $ 20.000.

Parque de Champagnat

En la calle 9c con carrera 31, barrio Champagnat, hay un parque en el que la mayoría de juegos para los niños están dañados.

Por: Jorge Orozco / El País.

¿Por qué el abandono?

El concejal Roberto Ortiz aseveró que el panorama del estado de los parques de la ciudad es desalentador, lo que, a su juicio, obedece a una falta de autoridad por parte del Alcalde.

“Ospina lo que hace es un llamado al Dagma y a los operadores de aseo para que le pongan atención a los parques, pero a él se le olvida que la Constitución de Colombia dice que el que gobierna la ciudad es él, entonces si algo no funciona, él debería tomar el control, pero parece que el alcalde ignora este aspecto”, dijo Ortiz.

Frente a la cantidad de basuras en muchos de estos parques, desde la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Uaesp, argumentaron que obedece, en algunos casos, a un mal comportamiento de la ciudadanía y no a una falta de acción.

“Por ejemplo, en el caso de los parques de San Nicolás y del Perro, la causa principal es la falta de cultura ciudadana, ya que los comerciantes no entregan los residuos en los horarios y frecuencias establecidas por la empresa prestadora de aseo”, recalcó Marco Vera, director de la Uaesp.

Lea también: Emcali reportó 2.300 robos a infraestructura de telecomunicaciones entre enero y junio

Debido a estos malos comportamientos, Vera comentó que están haciendo una serie de jornadas de información, educación y comunicación con los comerciantes de los parques del Perro y San Nicolás para concientizarlos sobre el correcto manejo y disposición de los residuos, además de que se le hace seguimiento constante a los operadores de aseo para verificar que cumplan con sus funciones.

En cuanto a la presencia de habitantes de calle en muchos parques de la ciudad, la secretaria de Bienestar Social de Cali, María Fernanda Penilla, comentó que no se les puede sacar a estas personas a la fuerza de un espacio público si no están alterando el orden, ya que así lo dicta la Constitución Política.

“Es por eso que de manera constante recorremos las calles de la ciudad con nuestro dispositivo móvil y personal para ofrecer servicios de alimentación, baño y ropa limpia a esta población, así como también tratamos de persuadirlos para que se acojan a programas de rehabilitación”, dijo.

La situación de los parques icónicos, que se encuentran abandonados, desconsuela a los caleños que ven muy lejano que haya atención a los parques de sus barrios.

Lee todo el contenido de El País sin límites. Suscríbete aquí
VER COMENTARIOS