Escuchar este artículo

Diana Trujillo revela detalles del Perseverance en Marte y reacciona a titular de medio italiano

Febrero 22, 2021 - 12:03 a. m. 2021-02-22 Por:
Meryt Montiel Lugo | Editora del equipo de Domingo de El País
Diana Trujillo - Nasa

La ingeniera aeroespacial caleña Diana Trujillo, una de las líderes de la misión que llevó al robot Perseverance a Marte.

Foto: Twitter Diana Trujillo

"Con fritanga, pastel y todo”, celebró la caleña Diana Trujillo, en su hogar, la llegada del robot Perseverance a Marte, el pasado jueves. Un gran suceso para la humanidad que ella, una de las líderes de esta misión, tuvo la oportunidad de transmitir en español a la comunidad hispanohablante en vivo y en directo, a través del programa ‘Juntos perseveramos’, por redes sociales y medios de comunicación de la NASA JPL.

El amartizaje sin contratiempos la tiene dichosa, pues esta ingeniera aeroespacial y su equipo fueron los encargados de integrar todas las partes físicas, eléctricas y de computación del robot, para que haga todas sus labores en el planeta rojo.

Por iniciativa propia, la “líder diputada del brazo robótico y la ciencia del brazo y líder del programa de examinaciones de operaciones de viaje”, cargos que ostenta en la NASA, quiso que por primera vez en la historia de la agencia, se transmitiera en castellano una misión espacial.

Por ello, desde hace mucho tiempo, insistía a la directora de Comunicaciones de la NASA JPL que le permitiera hacer la transmisión de semejante suceso. En octubre del año pasado le dieron luz verde y Diana empezó a escribir el guión del programa y a buscar personas y personajes que podían ir al show. Luego se unió a los profesionales de Comunicación de la NASA en español para producir, terminar de grabar y posteriormente transmitir el amartizaje en vivo.

Sobre esta experiencia como presentadora, la misión del Perseverance y algunas curiosidades, Diana Trujillo, exalumna del Colegio Cañaverales de Cali, habló con El País:

¿Desde cuándo le rondó la idea de transmitir una misión espacial?

Hace siete años, cuando llegamos con Curiosity (otra misión a Marte donde Diana participó). Estaba almorzando con un amigo que está casado con una mexicana y me dijo, “deberías hacer una transmisión de estas misiones en español”. Eso me quedó en la cabeza, hasta que lo pude conseguir (risas).

¿Pudo dormir tranquila el pasado miércoles?

(Risas). Sí, ¿sabes qué? No estaba nerviosa. Tú sabes cuando la das toda y cuando has hecho las cosas a medias. Yo no estaba nerviosa, porque he trabajado con las personas con las que trabajo por muchísimo tiempo, los conozco desde la misión anterior. He estado allí con ellas haciendo los exámenes, yo misma he hecho los exámenes, yo misma he evaluado lo que hemos hecho y estaba convencida en ese momento, que habíamos hecho todo lo que teníamos que hacer y por eso resultó tan bien.

¿Desde dónde transmitió?

Desde una oficina de la NASA, donde estuve sola. Yo estaba conectada directamente a la línea de comunicación del director de vuelo al cual estaba escuchando.

El jueves se cumplieron dos hechos importantes: la transmisión y el amartizaje ¿Qué la puso más nerviosa?

¿Sabes? No soy una persona que se ponga nerviosa así por así. Para la transmisión me preparé, hice todo lo que tenía que hacer para ayudarme en todo lo que más pudiera y no estaba nerviosa. Ni siquiera cuando tuvimos dos problemitas técnicos, por audio, en el programa.

¿Qué significó para usted saber que Perseverance había tocado Marte? Su alegría fue desbordante…

Me dio risa porque yo transmitía todo lo que estaba traduciendo y después, cuando ya recibimos la foto enviada por el robot fue cuando dije, “ok, Dios mío, ya llegamos”. Porque, así hayas tocado el piso, puede haber cosas que pasaron mal. La foto ayuda mucho a saber la distancia a la que se está o por lo menos, saber si la perspectiva es correcta. Que los cohetes que vuelan sobre el robot no le han caído encima. Entonces, cuando llegó la foto, ahí sí, ya me relajé.

Perseverance

En esta imagen el Rover Perseverance se encontraba a punto de tocar el suelo de Marte.

Twitter NASA's Perseverance Mars Rover

¿Se cumplió con el cronograma previsto? ¿La misión marcha bien?

Sí, es increíble como entramos, sin ningún problema, sin que algo nos indique que debemos preocuparnos. Estoy segura de que cuando empecemos a hacer la reconstrucción, podremos encontrar una o dos cositas, porque perfecto en si, nada. Pero durante el tiempo en que estábamos recibiendo la información, la recibimos como la necesitamos y en el momento que la necesitamos. Noooo, yo todavía no me lo creo. Es que eso ni siquiera pasa en las películas... Acá todo bien: el robot tocó el piso y luego llegó la foto (risas).

Te voy a decir una cosita más, que me parece chévere que sepan. Cuando entramos a la superficie de Marte después de varios pasos, el robot empieza a tomar fotos y a comparar las fotos que toma de la superficie, con las fotos que tiene en su cerebro, porque nosotros lo que le decimos al robot es: “aquí está el mapa, basados en las fotos tomadas por los orbitadores que están alrededor de Marte. Ahora, apenas llegues a Marte empiezas a tomar fotos y a identificar: ‘esta foto es la que está acá’”. Él empieza a guiarse solo. Entonces, cuando está haciendo esa foto calcula qué foto tiene, para saber dónde está; en ese momento al hacer todas esas fotos, el vehículo solito decide a qué lugar ir. Esa es la parte nueva de la tecnología que tenemos en la misión, que es extremadamente complicada, porque si no sabe dónde está, pues no sabe a dónde viajar y estamos hablando de un cohete que está tratando de manipularse solo.

¿Por qué llegar a Marte es tan importante para la humanidad?

Son cuatro cosas que en este momento tiene mi mente: la primera, porque el objetivo de la misión es evidenciar si hubo vida microbiana en la superficie de Marte en el pasado. Eso, indirectamente, contesta la pregunta de si estamos solos en el universo. La segunda, es qué hace la ciencia para contestar esa pregunta.

La tercera es porque estamos avanzando en tecnología para poder llevar a los seres humanos a Marte después. Por ejemplo, hacer oxígeno, es una de las cosas que vamos a hacer; volar un helicóptero en Marte por primera vez, es otra; lo de las fotos, la entrada. Estamos haciendo las cosas por dos lados. Esta es una de las razones por las que me fascina esta misión. Es responder ¿estamos solos en el universo? Hagamos la ciencia sólida y adicionalmente, pensemos en el ser humano cuando venga y cómo ayudarlo.

¿El robot debe quedarse dos años en Marte?

Te explico la foto completa para que veas cómo funciona. Lo primero es saber que el Rover se queda allá. La misión Curiosity debía descubrir si había posibilidad de sostener vida. Luego sigue Perseverance. Curiosity dijo: la posibilidad de sostener vida sí está en Marte; ahora Perseverance dice, busquemos. Contestemos si hubo vida en Marte en el pasado y recolectamos muestras en tubos del tamaño de un lápiz. Una vez hecho eso, la siguiente misión va a llevar un robot pequeño para recoger esos lápices y devolverlos a la Tierra.

Cuando la siguiente misión vaya y regrese, demostraríamos otro paso: el de devolverse. Hemos demostrado que podemos ir, llevar cosas pesadas, aterrizar de forma automática, hacer oxígeno y llevar varias cosas. Ahora vamos a demostrar que nos podemos devolver. En ese momento, prácticamente estamos diciendo, en NASA: todos los pasos están ahí, ahora sí podemos llevar al humano.

¿Sabe cuánta gente siguió la transmisión que usted hizo?

La última vez que observé había 1,7 millones de visitas en You Tube.

¿Vio que la búsqueda de su nombre subió 2450% en las últimas horas en Colombia después de la transmisión?
(Risas). Me habían dicho algo así, pero no sabía el número.

¿Supo que el jueves su nombre estuvo entre los términos más buscados en Colombia?

Oh, my God (risas). Pero la idea no es Diana Trujillo, la idea son las tres razones por las que quería hacer la transmisión. Uno, quería que las abuelas la vieran, porque ellas le dicen a uno: ‘vea mijita, ponga cuidado’ y uno mira. Dos, que lo vieran los papás; estos son los momentos en que ellos le dicen a uno: ‘hágale, si ella puede, usted puede’. Y la tercera es que los niños, niñas o jóvenes que están tratando de decidir qué van a hacer con su vida, al ver la transmisión dijeran: ‘ese es el trabajo que yo quiero’. Eso era lo que yo quería. Nosotros como colombianos nos ayudamos mucho, somos una familia grandísima. Así que cuanta más gente sepa que esto es posible, más personas pueden volverse científicos e ingenieros de la NASA.

¿Qué les aconseja a las niñas que la vieron, conocen su trabajo y sueñan llegar a ser como usted?

Les aconsejo un par de cosas: busca lo que te gusta hacer, no afuera, sino dentro, en tu corazón. ¿Cuáles cosas te gustan? ¿Por qué te gustan? Encuéntralas. Identifícalas. Y acércate a ese sueño. Es tuyo, es lo que quieres y está en tu corazón, eso no cambiará. Ahora, mira qué hacer con eso. Busca personas que hayan trabajado en esa área: qué hicieron ellos, cómo lo hicieron, qué no hicieron y haz tu mapa basado en esa información, para que te ayudes a empezar. Después puedes cambiar de rumbo como quieras. A mí nunca se me pasó hacer una presentación como la que hice, en la que me vieron más de un millón de personas (risas). Después entiende si estás pidiendo consejo, porque necesitas ayuda o para que te validen. Si es lo último no lo hagas. Tú sabes lo que quieres. No te expongas a una situación que dará tristeza, cuando otro diga: ‘no mija, usted no puede hacer eso’. Hay que hacerlo, con curiosidad y perseverancia. Lo puedes lograr.

¿Su papá vio la transmisión en Cali?

Sí, mi papá (Eduardo) la vio en Cali, allí vive. Mi abuela y mi tía también. Las únicas que vivimos en Estados Unidos somos mi mamá (Patricia) y yo. Mi abuela llorando, feliz, la vio en Señal Colombia y mi tía también. Mi papá me envió un mensaje y yo creo que estaba llorando; aunque era solo audio, no se le notaba mucho, pero yo decía, “sí, está llorando” (risas).

Cuál es su mensaje para los colombianos que nos sentimos orgullosos de su trabajo y liderazgo en semejante logro…

Que muchas gracias por siempre haber estado ahí. Cada vez que hago algo, ustedes aparecen, me apoyan, me dicen que siga, me dan aliento. Mi mensaje para todos ustedes, con todo el amor del universo, es muchas gracias por continuar apoyándome, por seguir diciendo que puedo seguir adelante. Yo quiero seguir trayéndoles mensajes de la ciencia y de los avances que hemos hecho.

Sobre indignante titular de prensa italiana

El pasado fin de semana hubo revuelo en medios de comunicación y redes sociales de Colombia por el titular usado por el diario La Repubblica, de Italia, para informar sobre el trabajo como ingeniera aeroespacial de Diana Trujillo en la NASA y su participación en la misión que llevó el pasado jueves, el robot Perseverance a Marte.

La nota fue titulada ‘Dalla Colombia dei narcos a Marte, la scienziata che muove la sonda’ (‘De la Colombia de los narcos a Marte, la científica que mueve la sonda’). El pasado sábado en la noche, cuando El País abordó a la caleña para saber si deseaba pronunciarse sobre el infortunado asunto, aún no estaba enterada del mismo. Para ella fue una sorpresa.

Luego de conocer de qué se trataba, con la delicadeza y la tranquilidad que la caracterizan manifestó: “Colombia debe continuar siendo conocido por el talento que producimos día a día las personas innovadoras, artistas, atletas e incluso, ingenieras espaciales, que ejemplifican la hermosa cultura de nuestro país”

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS