Escuchar este artículo

Construir una universidad para personas en discapacidad, el nuevo sueño de Jeison Aristizábal

Noviembre 22, 2020 - 07:55 a. m. Por:
 María Teresa Arboleda Grajales / reportera de El País
Jeison Felipe Aristizábal

Jeison Felipe Aristizábal, Héroe CNN en 2016, anuncia que construirán una universidad para jóvenes en condición de discapacidad. Su fundación, Asodisvalle, está nominada a un premio de la Unesco.

Foto: Aymer Álvarez - El País

El 11 de diciembre de 2016, el caleño Jeison Felipe Aristizábal fue aclamado en Nueva York como Héroe CNN por su labor titánica en favor de niños y jóvenes en condición de discapacidad del Distrito de Aguablanca. Hoy, cuatro años después, este abogado y comunicador social de la Universidad Santiago de Cali, sigue sumando hazañas a su historia de vida.

También anécdotas que comparte entre sonrisas y que para otros podrían ser incómodas, como que la gente piense que está ebrio por la forma de hablar poco fluida a causa de su parálisis cerebral.

Sucedió por ejemplo, una noche en la que conducía su carro en Cali y un agente de tránsito le increpó diciendo: “¿Usted por qué está manejando en ese estado?” Pero no alcanzó a hacer la prueba de alcoholemia, porque se percató de que el vehículo lleva un logo alusivo a la discapacidad.

Puede leer: Video: así empezó el estudio sobre covid-19 que realiza el INS en Cali

Recientemente, el conferencista internacional fue invitado a Exposer 2020, certamen virtual en el que recordó a la audiencia los ‘Tres secretos para ser feliz’, los cuales resume en agradecer por todo lo que se tiene, ayudar con lo que se tiene y no perder nunca la capacidad de soñar.

El fundador de la Asociación de Discapacitados del Valle, Asodisvalle, que atiende a 800 niños, a quien le encanta pasear y degustar un plato de lentejas o una chuleta, habló con El País de sus múltiples proyectos.
Querido y admirado por muchos, este carismático súper héroe de 37 años, ojos cafés y cejas muy negras, no descarta conformar una familia, pero afirma que será “Dios quien ponga la persona especial en el momento ideal”.

¿En qué va el proyecto de la construcción de la universidad?

Ya hay un 40% de recursos que nos donó la fundación de Marc Anthony y esperamos que Maluma nos apoye; también estamos tocando puertas de la empresa privada.

La vida es una cadena de sueños y cuando cumplimos uno, vamos por el siguiente. En esa cadena, un sueño era construir el centro de rehabilitación y ya lo tenemos; ahora proyectamos tener la universidad para personas con discapacidad cognitiva, que será la primera en su tipo en Latinoamérica.

Estará ubicada en la misma sede de Asodisvalle (barrio Ricardo Balcázar), para lo cual hay que adquirir terrenos aledaños. Así, la Fundación quedará con un gran centro de rehabilitación, con la escuela y con la universidad.

Nos motivó el hecho de que los niños, que llegaron muy pequeños, ya tienen más de 20 años y la pregunta era: ¿qué vamos a hacer con ellos?, tienen que hacer su proyecto de vida. Ahí surgió la iniciativa llamada Panadería, gracias a la cual aprendieron a preparar pan. Luego, un amigo nuestro de la Organización Solarte de Harinera de Occidente, nos ayudó para que empezaran a trabajar elaborando empaques y seleccionando productos.

Con la universidad no solo se les ayudará a los niños y jóvenes, sino también a las familias que están pensando qué va a pasar con su hijo en condición de discapacidad.

En este sentido, una de las historias más bonitas, ocurrió un día cuando un señor se me acercó y luego de saludarme me dijo “gracias”. Luego supe que era el papá de uno de los jóvenes que ya estaban trabajando.

"Tener una discapacidad permite ponerse en los zapatos de los demás, aprender de las dificultades, como también a mirar al otro con respeto, admiración y consideración".

¿De dónde saca tanta fortaleza, energía y generosidad?

Lo adquirí desde niño, viví una infancia con situaciones de salud muy complejas y se piensa que estas cosas solo le pasan a uno, pero luego conoce personas en peores circunstancias. Saber eso te moviliza a hacer algo por los demás, para que encuentren un sentido a sus vidas.

Pese a las preocupaciones, he aprendido a sacar energía para ponerle ganas y amor a la vida todos los días, y aunque no siempre es fácil, hay que levantarse a seguir luchando y sobre todo, poner la fe en Dios que nos da toda la fortaleza que necesitamos.

Ha sido una bendición tener una mamá que no le creyó al médico cuando sentenció que para lo único que yo serviría sería para embetunar zapatos.

Ella me inyectó la fortaleza y convicción de que había que cambiar ese diagnóstico. Este es parte de mi mensaje motivacional, porque hay gente que está sufriendo por enfermedades terminales y otros problemas y les aconsejo cambiar sus diagnósticos, porque el poder de la mente es único, así como la capacidad del cerebro para sobreponerse y luchar.

¿Alguien ha hecho por usted algo como lo que hace por los demás?

Dios y la vida nos recompensan, nos devuelven mucho de lo que hacemos por otros. En mi vida han aparecido ángeles de carne y hueso, seres extraordinarios que me apoyan en todo momento, como mi padrastro, quien acogió a mi madre cuando quedó viuda con cuatro hijos, él es mi segundo papá desde que tengo cuatro años.

Héroe CNN, Premio Especial Portafolio, Valientes RCN, Cruz de Caballero por parte del Congreso…¿cómo se reciben tantos reconocimientos sin perder la humildad?

Es difícil, por el tema mediático que podría hacer pensar que uno hace mucho, y al final es algo pequeño. Ahora estamos nominados a un premio de la Unesco, un reconocimiento a nivel global a las personas que a raíz de la pandemia han promovido la educación virtual para personas con discapacidad. Asodisvalle está entre las mejores instituciones que han atendido a esta población. Porque educar a una persona es difícil, enseñarle cuando tiene una discapacidad lo es más y enseñarle desde la virtualidad, es aún más complejo. Es un reconocimiento grandísimo, esperamos ganarlo para seguir impartiendo educación virtual y continuar innovando como institución.

"Asodisvalle estrena por estos días una moderna sala de terapia que atiende no solo a las personas de la fundación, sino de la comunidad del Distrito de Aguablanca".

¿Qué tipo de héroe es usted?

Héroe es aquel que hace algo para ayudar a los demás, ese es el tipo de héroe que puedo ser desde la cotidianidad. Lo bonito de la historia de CNN es su filosofía de que héroe es alguien que hace algo para tener un mundo mejor.

Es un hecho que las personas quieren ayudar, porque son solidarias por naturaleza, pero piensan que para hacerlo tienen que ser millonarias, pero con pequeñas cosas uno puede cambiar el mundo y ser ese héroe desde la familia, la casa, el trabajo, desde su entorno.

¿Qué les dice a los que solo ven el lado oscuro de la pandemia?

Que a la vida hay que ponerle ganas y buena actitud; cuando sufrimos crisis tenemos dos opciones: o nos quedamos en la queja, con lo cual no solucionamos el problema, o
actuamos.

En este tiempo de pandemia creamos la conferencia ‘No te quejes’, que surge del poema ‘Instantes’, de Jorge Luis Borges. En uno de sus fragmentos dice: “Si pudiera volver a vivir nuevamente mi vida, tendría más problemas reales y menos imaginarios”. Es decir, que a veces tenemos problemas en la cabeza, pero no en la vida real, entonces la idea es aprender a dimensionar que si bien hay dificultades, quizá no son tan grandes como creemos.

¿Cómo se mantiene una fundación sin ánimo de lucro en una etapa de crisis como esta? ¿A qué estrategias ha recurrido?

Este ha sido un año muy difícil ya que no se han podido realizar eventos por el distanciamiento social, las empresas no están recibiendo proyectos de cofinanciación o de apoyo y por ello solicitar ayuda ha sido mucho más dispendioso; hemos tenido que salir a buscar tablets, computadores, internet y recursos en mitad de esta crisis. A veces es frustrante.

Por un lado, se nos bajaron los ingresos y por otro se crecieron las dificultades, porque hay que conseguir mercados para las familias, pero nos han apoyado mucho y hoy puedo decir que la provisión de Dios no ha faltado. Siempre aparece un angelito ayudando con algo en mitad de la crisis.

Como a todo el mundo nos tocó reinventarnos, inventando veintemil cosas. Una de ellas fue la de un autocine en las afueras del Coliseo El Pueblo y en este espacio presentábamos funciones de circo, autoconciertos, autobingos, todo lo que posibilitara que la gente disfrutara del espectáculo desde su carro; pero fue complicado, porque el aforo era para 150 carros y solo llegaban 30, por eso nos tocó parar hace unas semanas.

El autocirco fue algo bonito, porque además de recoger fondos para la fundación, apoyamos a los artistas que están sin empleo hace 9 meses.

A muchos, la situación por el covid los ha transformado. ¿Qué lecciones le deja la pandemia?

Una de las enseñanzas es que debo pedalear más fuerte, igual que lo hacía de niño cuando aprendiendo a montar en bicicleta, me caía cada rato y para amortiguar los golpes, mi madre me ponía doble pantalón y camisa.

La pandemia nos ha obligado a movernos y a exigirnos más, porque muchos estábamos en una zona de confort. Esta crisis nos deja grandes lecciones de humildad y el convencimiento de que lo que realizamos es mínimo frente a todo lo que hay por hacer.

Maratón virtual

Para conmemorar el Día de la Discapacidad, el 3 de diciembre, Asodisvalle realizará su V maratón, en la que desde sus casas los niños participantes realizarán deporte durante tres horas, al cabo de las cuales recibirán una medalla cada uno.

Con este evento buscamos “que no se pierda nuestra maratón, que los menores hagan ejercicio físico y que las personas que deseen apadrinar a un niño lo puedan hacer y tengan contacto con él así sea a través de internet”, explicó Jeison Felipe Aristizábal.

Si desea apoyar el trabajo de la fundación, comuníquese al número 318 350 95 37.

También puede hacer su aporte a la cuenta de ahorros del banco Davivienda 018270048087 a nombre de Asodisvalle. Nit 805019832-5.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS