Con tecnología, la ILV le hace la guerra al licor adulterado

Escuchar este artículo

Con tecnología, la ILV le hace la guerra al licor adulterado

Julio 03, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Con tecnología, la ILV le hace la guerra al licor adulterado

Las autoridades encontraron un alambique en Cali, en el barrio San Judas, con 600 botellas de aguardiente adulterado.

Por medio de pruebas a los sellos holográficos y las moléculas de identificación en el aguardiente, la Industria de Licores del Valle busca reducir la adulteración de este producto.

Con sellos holográficos y moléculas de identificación en el líquido, la Industria de Licores del Valle comenzó a hacerle la lucha frontal a la adulteración de su principal producto: el aguardiante Blanco del Valle.Gracias al sistema de protección de marca, en el primer semestre del 2013 se inspeccionaron 1694 establecimientos de expendio de licor en el departamento, lo que arrojó la captura de seis mujeres y trece hombres que vendían licor adulterado. Con estos dos métodos de identificación, las autoridades pueden detectar rápidamente si una botella de Aguardiente Blanco fue producida en la Licorera del Valle.“Tenemos dos dispositivos, el HVX y el LFD. El primero revisa el sello holográfico y marca rojo cuando el sello no es el original. El segundo funciona como una prueba de embarazo, que marca con una línea si tiene la presencia de la molécula que tiene ahora el aguardiente”, explicó Juan Carlos Sánchez, experto de Figurazione, firma lidera este proceso.Las marcas que verifican la autenticidad del producto amparan las presentaciones en caneca (375 centímetros cúbicos), botella (750 centímetros cúbicos) y garrafa (1500 centímetros cúbicos).Figurazione, encargada del Sistema de Protección de Marca, ha realizado capacitaciones a 667 funcionarios de diferentes entidades y autoridades de la región, encargadas de judicializar a los responsables de la producción y comercialización del licor adulterado.“Luego pasaremos a formar a los consumidores, tenemos planes de ir a las universidades, pues la gente joven es la que más toma licor y la que menos precauciones toma”, dijo Sánchez.Jenny Medina, del área de Peritaje de la Industria de Licores del Valle, dijo que la tecnología ha facilitado la labor de las autoridades. “Antes, la Policía o la Fiscalía tenían que revisar detalles mínimos en las tapas y en los envases de los productos adulterados. Ahora las actividades de campo son más rápidas porque es un dispositivo el que arroja si el aguardiente es hecho por la Licorera o si es ilegal”, manifestó la funcionaria. “La prueba es totalmente confiable porque es imposible de falsificar tanto las moléculas que se aplican al licor como los hologramas de los sellos”, afirmó el coronel John Peña, comandante de la Unipol. Otro de los aspectos que mejoró el dispositivo es que se pueden hacer las inspecciones en sitios oscuros, como bares y discotecas. “No es necesario prender la luz, porque el HVX marca rojo si el sello es falso”, dijo la funcionaria de la Licorera. Las autoridades recomendaron comprar el licor en los grandes almacenes de cadena o en estancos acreditados.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad