¿Cómo cerró el MÍO uno de sus años más difíciles y cómo va la crisis?

Escuchar este artículo

¿Cómo cerró el MÍO uno de sus años más difíciles y cómo va la crisis?

Enero 17, 2021 - 07:55 a. m. Por:
 José Luis Carrillo, editor de Cali
Óscar Javier Ortiz

Óscar Javier Ortiz, presidente de Metrocali.

Especial para El País

Oscar Javier Ortiz, presidente de Metrocali, hace el balance de uno de los años más complicados del Sistema de Transporte Masivo de Cali, MÍO, en medio de la pandemia del covid y con un transporte informal que golpea duro al masivo.

¿Cuáles fueron sus avances y pendientes frente a la presidencia de Metrocali en el 2020?

La pandemia era algo que nadie esperaba. Pese a todo eso, logramos mantener la operación. Las disposiciones interpuestas por el Gobierno frente a la ocupación de los buses fueron un desafío.

Estamos en un promedio de 183.000 pasajeros día hábil, lo que disminuye notablemente los ingresos del sistema. Proyectamos que cuando superemos este segundo pico de pandemia incrementemos un poco los usuarios. Hoy el Gobierno permite niveles de ocupación del 70%, pero no hemos tenido el aumento de demanda que se esperaba.

Mantener la operación del MÍO cuesta $450.000 millones al año y lo que se recibe por tarifa son $147.000 millones y el diferencial tarifario que hoy pone -subsidia- la Alcaldía de Cali es de $225.000 millones. Más o menos esos son los números del año que pasó. Tenemos un déficit muy alto.

Puede leer: Así vive Cali el tercer toque de queda extendido por la pandemia

¿Esto representa pérdidas para Metrocali y los operadores?

Seguramente se han perdido recursos porque finalmente nosotros, como Metrocali, tenemos un déficit de $10.000 millones. Nuestro funcionamiento cuesta $25.000 millones al año, y por recaudo solo recibimos el 7 % de la tarifa, es decir, cerca de $11.000 millones. La Utryt -operador que recauda los pasajes del MÍO- también tuvo pérdidas cercanas a los $21.000 millones y los operadores también perdieron porque ellos necesitaban sumar kilómetros; pero a ellos se les garantizó con el Fesde, que es el Fondo de Subsidio a la Demanda, que en gran parte se genera por la Administración Municipal. Eso significa que los caleños, a través de los ingresos corrientes del Municipio, le entregaron a los operadores $225.000 millones. Entonces, digamos que los menos golpeados son ellos -los operadores de los buses del MÍO-, aunque también tienen problemas financieros.

¿Cuál es su estrategia para salvar el MÍO este año?

Necesitamos fortalecer y mejorar el servicio en algunos corredores de la ciudad para recuperar pasajeros. Pero esto tiene que ser en corresponsabilidad con los operadores de los buses, ya que ellos, con la renegociación que se hizo -en la pasada Alcaldía-, la única responsabilidad que tienen es sumar kilómetros y eso tiene que cambiar porque el nuevo modelo no da para eso sino para buscar pasajeros. Sí, hay que implementar corredores, ubicar más buses, pero no podemos seguir pagándole a los operadores del MÍO kilómetros en vacío. Kilómetros recorridos sí, es decir, buscar estratégicamente cómo generamos un modelo alterno para encontrar los pasajeros, y eso es lo que pedimos.

No creo que a los operadores les vaya a gustar mucho ese modelo…

Claro que no les gusta, ellos manifiestan que tienen alguna flota parada y nosotros les hemos manifestado que Metrocali asume el combustible y el pago del conductor para que pongan esa flota a rodar y vamos a buscar aumento de la demanda -más pasajeros- y cuando aumente esta, se paga por kilómetro recorrido.

¿Y los operadores qué le han dicho frente a esa propuesta?

Estamos en diálogo y estudiando esa propuesta. Ellos han cambiado la percepción y tendrán que aceptarla porque la pandemia nos cambió el panorama.

¿Cómo es la relación hoy de Metrocali con los operadores del MÍO? Porque muchas de las ideas que usted plantea no les agradará. Ellos, por ejemplo, piden que les dejen entrar más buses para que no se presenten aglomeraciones de pasajeros en la pandemia...

Lo que pasa en que las pasadas administraciones, las de Rodrigo Guerrero y Maurice Armitage, les dieron muchas ventajas a los operadores… actualmente hay una renegociación de contratos con ellos porque el covid cambió el escenario de la demanda de pasajeros, los sistemas masivos en el mundo están golpeados, no tienen ingresos.

Por eso yo conmino a los operadores a que vengan a trabajar, a buscar la demanda, y que no solo se les pague por kilómetro. Hay una concesión que se respetará y el Municipio honrará ese compromiso, pero hoy el contexto histórico requiere buscar salidas… sé que los empresarios deben ganar, pero no estamos en unas condiciones normales.

¿Hoy cuántos buses tiene el MÍO y cuántos autoriza salir Metrocali para que rueden por Cali?

Contractualmente tenemos 909 vehículos; vigentes, 758 con disponibilidad de operación.

¿Por qué no sacan toda la flota para hacerle frente a las aglomeraciones en el MÍO en medio de pandemia y además evitar que se siga incrementando la piratería?

Hoy tenemos rodando simultáneamente 658 buses y el resto de flota como reemplazo. Usted sabe que parte de la flota del MÍO está vieja, tiene fallas mecánicas y por eso tenemos 100 buses de reserva. Lo ideal sería sacar toda la flota, pero no podemos porque se nos incrementa el diferencial tarifario. Le doy un ejemplo: en julio de 2020 pusimos a rodar toda la flota, 750 buses, y tuvimos unos diferenciales tarifarios de $25.000 millones al mes -recursos que da el Municipio para subsidiar la tarifa-. En ese momento vimos que la oferta de servicios está muy distante a la demanda de usuarios, por eso contuvimos un poco la oferta. Hoy tenemos, con los buses actuales, la capacidad de mover 250.000 pasajeros día.

Pero se presentan aglomeraciones, incluso un concejal viralizó esta semana un video donde se ven las congestiones en el sistema…

A veces se presentan aglomeraciones por algunos minutos. Por ejemplo, en la estación del Estadio se presentó un incidente con uno de los validadores que se dañó y nos demoramos 20 minutos en resolverlo, pero no fue por falta de buses. Hoy, con la flota que tenemos, podemos mover 250.000 personas en horas pico y se están moviendo, en promedio, 185.000 usuarios.

Hace poco se hizo viral un video en el que se veía unos de los patios del MÍO lleno de vehículos varados…

Tenemos 750 buses y ponemos a trabajar 658, nos queda el resto como flota de reserva. No tenemos más de 150 buses parados. Lo que pasa es que ellos ponen los buses que tienen varados, sin certificado de funcionamiento y la flota se ve grande y seguramente hacen los videos cuando hay toque de queda. Por ejemplo, el pasado fin de semana pasé por el patio de GIT Masivo y estaba lleno, claro, estábamos en toque de queda.

El usuario del MÍO se queja de las demoras entre bus y bus. Hoy, según sus números, ¿cuáles son las frecuencias de espera?

Tenemos frecuencias en horas pico de menos de 10 minutos y en horas valle de menos de 15 minutos.

Los operadores calculan que al menos 60.000 pasajeros le está quitando la piratería al masivo…

Esa es una cifra que no sé cómo la calculan ellos, puede estar cerca o ser inferior. Obviamente, en este contexto la piratería ha sido mayor. Hemos realizado operativos en los corredores, pero si no tenemos el acompañamiento de los operadores, no generamos ninguna estrategia positiva. Lo hicimos a final del año y aumentamos a 230.000 pasajeros en corredores impactados, pero los operadores deben despojarse de los temas contractuales para aumentar la demanda.

¿Metrocali ha pensado en renovar la flota del MÍO teniendo en cuenta que la actual está cumpliendo su vida útil?

La flota actual cumple su ciclo en dos años y hay que ir cambiando algunos buses. El nuevo Plan de Desarrollo Nacional nos permite comprar flota a través de un convenio 70/30. Es decir, que la Nación podría aportar el 70% de los recursos y el resto el Municipio.

Tenemos un estudio que nos dice que necesitamos 377 buses para nuestra flota. Se requiere que cada año, al menos el 10 % de la flota sea eléctrica o con tecnologías limpias, a eso le estamos apuntando. Hoy estamos atentos a los 110 buses que se comprometió a traer Unimetro y a que los pueda vincular pronto.

En un momento se habló de que entrara un nuevo operador de buses del MÍO. ¿Usted está en sintonía con esa posibilidad?

Esa licitación se declaró desierta, con esta modalidad (70/30) podemos pensar en un quinto operador, sería una flota 100 % pública y tendríamos que concesionar a una empresa para que se le pague solo el costo de la operación.

¿Quién podría ser ese nuevo operador?

Podría ser uno de los cuatro operadores que actualmente existe, un nuevo operador, los del transporte público colectivo. Habría que sacar la licitación.

Ya para culminar, ¿este año aumentarán la tarifa del MÍO?

En el marco fiscal de mediano plazo está contemplado el aumento de la tarifa, se requiere ese aumento porque con ella se alivian un poco los gastos corrientes del Municipio, el Fesde -subsidio a la tarifa- que asume la Administración Municipal. Sin embargo, esa es una decisión del Alcalde y tendrá la potestad de hacerlo hasta el mes de febrero.

¿A cuánto subiría esa tarifa, sí así lo decide el Alcalde?

Hoy la tarifa del MÍO es de $2200, la más baja del país, la proyección es que suba a $2400, pero, repito, es una decisión del Alcalde.

Otros temas

Un tema importante es la renegociación con la Utryt –opera-
dor del recaudo de pasajes del MÍO-, ¿en qué va eso?

Ellos nos tienen demandados -a Metrocali- por $263.000 millones bajo un laudo arbitral. Nosotros empezamos unas mesas de negociación para revisar esa demanda, que es un riesgo para el Municipio cuando ya tenemos el antecedente que se perdió una con GIT Masivo.

Buscamos una línea de trabajo que nos permita una percepción de seguridad y aseo en las estaciones del MÍO y hoy eso está amarrado a un contrato con la Utryt; Metrocali quiere hacer eso. También pensar en el servicio gratuito de wifi en el sistema, eso nos puede dar un aumento de demanda… Pienso que es un buen momento para hacer una renegociación con la Utryt.

¿En qué va esa novela de la estación Valle del Lili -Terminal del Sur- y el humedal El Cortijo?

Pareciera que ese proyecto no es prioritario para esta Administración. Entre los logros del 2020 entregamos el taller de Valle del Lili a Git masivo; el de Aguablanca a ETM y estamos construyendo las terminales Aguablanca, Simón Bolívar y la troncal de Aguablanca. Frente a la Terminal del Sur, en este primer trimestre del 2021 tiene que haber un fallo del tribunal, dado que se le concedió un plazo a la Universidad del Valle para que determine si se puede o no hacer la obra allí.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS