Autoridades desactivaron más de 250 fiestas en Cali durante el puente festivo

Escuchar este artículo

Autoridades desactivaron más de 250 fiestas en Cali durante el puente festivo

Junio 16, 2020 - 12:00 a. m. Por:
Redacción de El País

Los operativos de la Policía durante este fin de semana se concentraron en barrios como Manuela Beltrán, Calimío-Desepaz, Floralia, El Cedro, El Guabal, Valle del Lili, Marroquín, Sucre y Terrón Colorado. En total, la ley seca cobijó 28 barrios.

Raúl Palacios - El País

Aunque este fin de semana rigió la ley seca en 28 barrios de Cali, las autoridades interrumpieron y desactivaron más de 250 fiestas y aglomeraciones en la ciudad, lo que llevó a las autoridades a analizar la implementación del toque de queda sectorizado y la restricción en la venta de licor para el Día del Padre.

Durante los operativos, que se realizaron desde el viernes hasta este lunes festivo, se encontraron desde grupos familiares pequeños consumiendo licor en viviendas hasta fiestas con más de treinta personas en espacio público.

En sí, el grupo élite conformado por la Secretaría de Seguridad y Justicia para ejercer control a este fenómeno logró intervenir 52 reuniones, mientras que la Policía Metropolitana interrumpió más de 200 fiestas.

Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control, explicó que en las visitas realizadas este fin de semana se encontraron establecimientos que incumplieron con la restricción en la venta de licor, al igual que el consumo al interior de los locales. En las reuniones desactivadas en los barrios también se identificaron fiestas de 15 años y hasta presentaciones en vivo de artistas musicales.

“Los sectores más preocupantes fueron Caney y Valle del Lili, donde hubo muchas fiestas; el barrio Olaya Herrera, donde desactivamos ocho fiestas el sábado; el barrio San Judas también fue muy complicado; Morichal de Comfandi, El Retiro, El Vallado, Vallegrande; en la Comuna 6 también fue complejo lo que se tuvo que atender en barrios como Guaduales y Floralia, donde hubo mucha aglomeración y consumo de licor”, afirmó Dranguet.

Lea además: El Valle supera los 6000 casos de coronavirus y reporta seis nuevas muertes, todas en Cali

Cabe recordar que en medio de uno de los operativos realizados el pasado domingo en la madrugada en el barrio Morichal de Comfandi durante la desactivación de una de estas fiestas un policía fue agredido con un machete, por lo que debió ser internado en una clínica del sur de la ciudad.

Tras el ataque, otro patrullero accionó su arma de fuego contra el supuesto agresor, en presunta defensa de su compañero. Jaimer Ocoró, el hombre que habría arremetido contra el uniformado y que resultó herido por el policía, fue trasladado a un centro asistencial, pero falleció en la madrugada del domingo.

Teniendo en cuenta no solo lo reportado este fin se semana, sino desordenes similares durante la cuarentena, el funcionario manifestó que esta semana se estudiará la posibilidad de implementar el toque de queda en los barrios donde hay mayor riesgo de contagio, al igual que la continuidad de la ley seca. Esto, considerando que el próximo fin de semana, además de ser un puente festivo, coincide con la celebración del Día del Padre.

“Este fin de semana quisimos dar la oportunidad a la gente de acomodar su comportamiento y autorregularse, pero esa estrategia no ha salido muy bien y hemos visto mucho desorden. Esto nos obliga a revaluar nuestra posición para el próximo fin de semana, que es más complejo. Habrá que estudiar si se decreta el toque de queda en más barrios y comunas enteras, como la 6, 8, 11, 15 y 16. La ley seca sí tendría que aplicarse en toda la ciudad”, aseguró el Subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control.

Dranguet descartó, por el momento, que se analice el toque de queda en todo Cali, pues se ha encontrado que las conductas inapropiadas durante la cuarentena son focalizadas y, además, no se cuenta con el suficiente personal policivo para ampliar el alcance de esta medida de restricción de la movilidad a las 22 comunas y 15 corregimientos.

Para el concejal Fernando Tamayo es “pertinente y urgente” reactivar el toque de queda sectorizado en la ciudad para evitar que se registren brotes de desordenes en zonas como el oriente y el sur de Cali.

“Es necesario que se implemente el toque de queda sectorizado, porque el hecho de que se haya reactivado la vida económica en las últimas semanas no quiere decir que el peligro por el Covid-19 ya pasó”, esgrimió Tamayo.

A favor de esta medida también se manifestaron residentes de barrios donde este fin de semana se registraron rumbas y reuniones, pese a que, por decreto, dichas actividades se encuentran prohibidas.

Ese es el caso de María Velásquez, residente de El Caney, quien señaló que este fin de semana “hubo cuadras enteras en las que se hicieron fiestas, con equipos de sonido a todo volumen y, aunque llamamos a la Policía, no llegaron. Necesitamos más controles, porque la gente está muy relajada y piensa que no está pasando nada en la ciudad”.

Esmad debió intervenir partido de fútbol en el barrio Las Orquídeas

Vecinos del barrio Las Orquídeas, en el oriente de la ciudad, denunciaron la aglomeración de más de 400 personas en la final de un torneo de fútbol de ese sector.

En videos e imágenes compartidos a través de las redes sociales se evidenció que los asistentes no portaban tapabocas, consumían bebidas alcohólicas en espacios públicos y no respetaban el distanciamiento social.

Patrullas motorizadas de la Policía Metropolitana de Cali atendieron el llamado, sin embargo, debieron acudir al Esmad para dispersar a los ciudadanos. No se tienen reportes de capturados o comparendos impuestos por violación de medida sanitaria.

Continúa el pico y cédula

Hasta el próximo 30 de junio continuará aplicándose el pico y cédula en Cali para quienes deben realizar compras de víveres y bienes, al igual que transacciones bancarias y visitas a centros comerciales.

El modelo que se seguirá implementando es por grupos de dígitos pares e impares.

Así las cosas, este martes podrán comprar víveres e ir a bancos quienes tienen un documento de identidad terminado en número par (2, 4, 6, 8 y 0), mientras que el miércoles el turno será para las personas con cédulas finalizadas en dígitos impares (1, 3, 5, 7 y 9). El modelo se repetirá sucesivamente.

No obstante, este viernes, 19 de junio, teniendo en cuenta que es el
día en el que se podrán adquirir bienes sin pagar el IVA, habrá una excepción y no se aplicará el pico y cédula en la ciudad.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS