Alerta para prevenir explotación laboral de niños migrantes en Cali

Escuchar este artículo

Alerta para prevenir explotación laboral de niños migrantes en Cali

Diciembre 10, 2019 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País 
niños migrantes

En Cali son varios los padres de niños venezolanos que trabajan mientras sostienen a sus hijos en brazos. Autoridades advierten que los niños pueden ser cuidados en CDI.

Jorge Orozco / El País

En un semáforo ubicado en la Carrera 8 con Calle 25, Alex (*), de 17 años y oriundo de Valencia, Venezuela, se rebusca la vida desde hace siete meses limpiando los parabrisas de los carros.

Cerca a él está su novia Laura (*), también venezolana, que en sus brazos carga a su bebé de siete meses de nacido. A ella, algunos conductores le regalan monedas cuando pasan por la zona.

“Yo debo andar con mi hijo porque no tengo con quien dejarlo y, además, necesito amamantarlo constantemente”, aseguró la joven de 18 años.

Esta escena se repite en diferentes zonas de la ciudad, como la Calle 16 con Carrera 83, en el barrio El Ingenio, la Avenida Pasoancho con Carrera Cien y la Avenida 1 con Calle 5, cerca al Hotel Intercontinental.

Yanira González, coordinadora de la Corporación Colvenz, que agrupa a la colonia de venezolanos radicados en el Valle del Cauca, reconoce que es alarmante el hecho de que los migrantes utilicen a sus hijos para trabajar o pedir dinero en las vías.

Lea también: Microsueños han dejado 13 muertos en accidentes de tránsito en el Valle

“En los últimos días nos han reportado dos casos de menores que han declarado en los informes que están sufriendo maltrato y explotación laboral en su núcleo familiar. Para nosotros esto es bastante preocupante porque, generalmente, los migrantes no aceptan que están cayendo en este flagelo, sino que dicen que están con ellos en las calles porque no tienen dónde dejarlos, pero que no los involucran en sus actividades laborales”, afirmó González.

Al respecto, Carolina Campo, secretaría de Bienestar Social de Cali, manifestó que una de las opciones que tienen los padres o cuidadores de los niños migrantes mientras trabajan, es dejarlos en los Centros de Desarrollo Infantil, CDI.

“Todas las familias venezolanas pueden acercarse al CDI más cercano a su lugar de residencia, solicitar un cupo y allí se les informará los requisitos que deben cumplir para poder ingresar a sus hijos a estos centros”, señaló Campo. 

La funcionaria agregó que debido a que “el drama de gran parte de estas familias es que vienen indocumentadas o no tienen el Permiso Especial de Permanencia, PEP, se han implementado, en convenio con el Icbf, proyectos con los que se busca garantizar la atención integral a los menores migrantes”.

Uno de los pilotos se denomina ‘Cali camina contigo’. Con este se están beneficiando 320 niñas, niños y mujeres gestantes migrantes de Venezuela en los barrios El Piloto, Santa Elena y Terrón Colorado, y los corregimientos Bajo Aguacatal y Montebello.

El otro proyecto se denomina ‘Sembrando Vínculos’ y está dirigido a 280 niñas, niños, mujeres gestantes y familias de los corregimientos de El Saladito, Villacarmelo, La Buitrera, Pance, Navarro, La Leonera, La Castilla, La Paz y El Hormiguero.

“Para nosotros es fundamental generar condiciones de inclusión social y de reconocimiento de derechos a los diferentes grupos poblacionales. Estas iniciativas se desarrollan a partir de la reconstrucción del proyecto de vida, desde el cual se trabaja el derecho a la dignidad en la migración, el territorio y la vida, la memoria y la cultura en movimiento, así como la resiliencia y la resistencia teniendo en cuenta el nivel de desarraigo con que llegan estas familias a la ciudad”, explicó Campo.

Por su parte, Luz Elena Azcárate, secretaria de Educación Municipal, aseguró que los menores venezolanos también tienen la oportunidad de acceder al sistema educativo público de manera gratuita, y así evitar ser víctimas de la explotación laboral.

Para que se haga efectiva la matrícula de los menores, sus padres o acudientes deben asistir a la institución educativa más cercana a su lugar de vivienda y, en caso de que no consigan un cupo en ella, se pueden dirigir a la Central Didáctica, ubicada en el barrio El Jardín, en la Calle 27 #36-10.

“Allí se le asignará el cupo al niño de acuerdo a su grado de escolaridad o, si está fuera de este, utilizaremos la metodología que más se les pueda facilitar”, indicó Azcárate.

La funcionaria agregó que si los acudientes no cuentan con los certificados de convalidación de los estudios de sus hijos cursados en Venezuela, se les dará un plazo no mayor a seis meses para que puedan hacer el trámite ante el Ministerio de Educación Nacional.

“Y en el caso de que no se cuente con estos certificados, se acepta que los niños que están entre primero y cuarto grado tengan una valoración de competencias a través de un examen, para que los puedan ubicar en el grado de acuerdo a sus capacidades. Si son menores de quinto a décimo grado, se podrá hacer una más completa en instituciones educativas autorizadas de la ciudad”, precisó Azcárate.

Es pertinente decir que actualmente hay 3673 niños y adolescentes venezolanos en el sistema educativo público de Cali.

“Pero debo decir, además, que aquellos que están en extra edad tienen la posibilidad de vincularse a este sistema a través del programa ‘Brújula’ o de metodologías flexibles para que puedan ser nivelados con los demás niños que están dentro de su aula”, subrayó la titular de la dependencia de Educación Municipal.

Acceso a los CDI

  • Para ser beneficiarios de estas instituciones, los padres de los niños venezolanos se pueden dirigir al CDI más cercano a su lugar de residencia y, si no tiene claro dónde queda, puede solicitar la información en cualquiera de los Centros de Administración Local Integrada, CALI.
  • En los CDI se les informará qué documentos necesitan para poder ingresar a sus hijos a estos lugares. En caso de que la familia no cuente con la documentación, se aplica la orientación establecida por Icbf. En ningún caso la falta de cualquier documento impide la asignación del cupo en los CDI.
  • Sin embargo, tenga en cuenta que hay dos limitantes para el ingreso a estos lugares: si el niño o la niña ya están vinculados a otro programa de atención del municipio o que el CDI en el momento no cuente con cupos. En este caso, se hace el registro en lista de espera, para asignar el cupo cuando haya disponibilidad.

Cifras de niños caleños

  • Con el propósito de caracterizar la situación de la primera infancia en Cali, el programa Cali Cómo Vamos dio a conocer los siguientes indicadores.
  • 7 de cada 100 niños menores de cinco años de Cali vivían en hogares en situación de pobreza.
  • El 7,4% de los niños entre 0 y 5 años de Cali habitan en viviendas que no tienen conexión a alguno de los servicios públicos domiciliarios.
  • En la Comuna 20 de Cali uno de cada cinco niños vive en situación pobreza extrema.
  • En la Comuna 2 de Cali el 24% de los niños no tienen conexión a algún servicios públicos domiciliarios.
  • En la zona rural de la ciudad, el 63% de los niños no tienen conexión a algún servicio público domiciliario.
  • La mortalidad infantil se ha reducido 50 % en los últimos 20 años.
  • Más de la mitad de las causas de la mortalidad en menores de cinco años en Cali están relacionadas con el embarazo, el parto y el puerperio.
  • En 2018, uno de cada 10 niños nacieron en Cali con bajo peso.
  • En el 2018 se presentaron 541 casos de desnutrición aguda. En las comunas 14, 15, 18 y 21 se presentaron el 46 % de los casos.
  • 30% de los niños en Cali no asistían en 2018 a los centros de desarrollo infantil.
  • En el 2018, 146 niñas entre los 10 y los 14 años fueron madres en la ciudad. La Comuna 15 fue la más afectada por violencia sexual, 30 niñas fueron madres en el 2018.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad