Hárold Lozano, director deportivo de América de Cali: "No soy ni cometero ni empresario"

Hárold Lozano, director deportivo de América de Cali: "No soy ni cometero ni empresario"

Octubre 28, 2018 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Hárold Lozano

Hárold Lozano, director deportivo del América de Cali.

Archivo/ El País

“Cometero”, “empresario-directivo” y de “lucrarse personalmente” aprovechando su posición como directivo del América, son los señalamientos que desde hace varias semanas recaen sobre Hárold Lozano, el director deportivo de los rojos.

Las acusaciones vienen desde entrenadores que pasaron recientemente por el América, hasta por periodistas que consideran “nociva la presencia de Lozano como directivo de los escarlatas mientras tenga injerencia en una escuela de fútbol de su propiedad (Morumbí Hárold Lozano) y sea a la vez empresario de jugadores”.

Al exjugador del cuadro rojo lo señalan de lucrarse personalmente, aprovechando su privilegiada posición como director deportivo del América.

Que lleva jugadores de su escuela al América, que John Quiñones Saya es uno de ellos, que les pide a los técnicos de las inferiores que pongan a jugadores recomendados por él y que tiene negocios con su primo Jorge Prado, que es empresario o agente de futbolistas.

(Lea también: Los pecados que tienen al América de Cali muy cerca del infierno). 

A esas acusaciones se suman los pedidos de renuncia de los hinchas a través de redes sociales, por considerar que “el proyecto deportivo creado por él para el equipo profesional fracasó”.

La barra Barón Rojo Sur, la más grande del América, en un trino del 21 de octubre tildó a Lozano de “traidor, vendió sus sentimientos, se burló de este pueblo, es traidor”.

Duván Dinas, quien fungía como entrenador en las canteras del América, y quien salió de la institución supuestamente por decisión de Lozano, se refirió a detalles que no le gustaron del hoy director deportivo del equipo rojo.

“A mí no me gustó que él (Lozano) haya dicho que a mí me sacaron por llegar con tufo a un entrenamiento. Eso no fue verdad y me parece una falta de respeto. Lo que sí puedo decir es de cosas como que a los muchachos del equipo nunca les daban la plata de los auxilios”, señaló Dinas.

Aseguró que “una vez me llevó un jugador para que lo mirara, pero después me di cuenta de que era de Eduardo Zapata, asistente de Tulio Gómez”.

Dinas dijo que “no me consta que Lozano sea ‘cometero’. Pero sé que a mí, a Álex Quiñones, que era el director de las divisiones inferiores del América; a Óscar Cortés, que era el gerente, y al profesor Hamlet Mina, nos sacaron porque éramos una piedra en el zapato”.

(Lea también: Fernando 'Pecoso' Castro, técnico del América, fue sancionado por insultar a un hincha).

Precisamente El País habló con una de esas personas que salió del equipo y que prefirió la omisión de su nombre.

“El problema no es si yo tengo una escuela y de allí llevo jugadores al América porque al final son los técnicos los que ponen o no a esos muchachos; el lío es si tengo una empresa de representación de jugadores. Eso no es ético. Y escuché que Hárold trabaja en esa parte con su primo Jorge Prado, que es empresario”, reveló la fuente.

Manifestó que “Hárold tiene un jugador en América: John Quiñones Saya, pero el muchacho tiene condiciones y los diferentes técnicos siempre lo han puesto. El problema es cuando se es intermediario y se gana plata por eso”.

El País contactó también a un representante de jugadores al que señalan de haber hecho negocios con Lozano, pero prefirió no tocar el tema, argumentando que lo que sabe es lo que ha leído por redes sociales.

Lozano se defiende

“Ni soy ‘cometero’, ni soy empresario de jugadores”. Así respondió Hárold Lozano a los cuestionamientos que se le hacen desde que llegó al América.

“Yo tengo mi escuela deportiva (Morumbí Hárold Lozano), pero desde que llegué al América me salí incluso de la junta directiva para evitar problemas”, aseguró el exjugador.

Señaló que no ha llevado cantidad de jugadores al equipo rojo como lo señalan sus detractores, pero reconoció que en la actual plantilla hay uno que salió de su escuela de fútbol.

“El único es John Quiñones Saya y llegó al América hace más de dos años, mucho antes de que yo llegara al equipo. Y de él no me he beneficiado en nada. El muchacho se ha ganado su espacio por sus condiciones, no por ninguna ‘palanca’. Ahora, si de mi escuela salen buenos jugadores, ¿a dónde los voy a llevar primero? Pues al América. Eso no es malo”, precisó Lozano.

Reconoció que su primo Jorge Prado sí es representante de jugadores, “pero él trabaja en Medellín, tiene una escuela de fútbol en Medellín. Yo no tengo nada que ver en sus negocios porque estoy en un cargo en América y eso no sería ético”.

Lozano aclaró, de paso, que tergiversaron una declaración que dio en un programa radial y que por esa situación también lo han cuestionado.

“Yo nunca dije que íbamos a dañar caminados y que íbamos a beneficiar al rival de patio. Dije fue que América siempre sale a ganar y que si otros equipos se beneficiaban, era problema de ellos, no del América, porque América debe hacer primero su trabajo. La grabación está para el que la quiera escuchar”, señaló.

El País también se comunicó con el máximo accionista del América, Tulio Gómez, quien defendió a Lozano de las acusaciones que se le hacen.

“Hárold no contrata ni trae jugadores. Y los jugadores buenos que tenga su escuela y los de las otras escuelas con las que tenemos convenios, si los podemos traer al América, pues lo hacemos. Acá tenemos un comité que vigila todo eso, además de la contratación de jugadores porque todo el que llegue tiene el visto bueno de ese comité”, manifestó Gómez.

Dijo el máximo accionista rojo que “América tiene dos o tres enemigos que le apuntan a los mismos; y cuando se vayan Lozano y el ‘Gato’ Pérez y lleguen otros dos, a esos dos también los cogerán de su cuenta”.

Lo cierto es que, como dice el dicho, “cuando el río suena, piedras trae”. Quedará en la conciencia de Lozano si los señalamientos son infundados o si, por el bien del equipo, debe dar un paso al costado en caso de que se le comprueben faltas contra la ética.

Y también quedará en sus críticos la veracidad de esas acusaciones, ojalá con pruebas contundentes para bien del América y del fútbol.

En detalle

  • El presidente del América, Ricardo ‘Gato’ Pérez, y el técnico en las canteras, Jerson González, son otros de los cuestionados.
  • A Lozano lo señalan de haber sacado a varios entrenadores de las inferiores para arrimar a exjugadores del cuadro escarlata a esos puestos.
  • Al ‘Gato’ Pérez y a Lozano también los señalan de haberle pedido a Hárold Gómez, defensa del Bucaramanga, contratarlo si firmaba para un empresario amigo de ellos”.
  • Tulio Gómez, máximo accionista, aseguró que Gómez nunca estuvo en carpeta para llegar al América.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad