El mundo de Osorio: ¿Qué le pasa al técnico de América de Cali? (Opinión) 

Octubre 24, 2021 - 09:36 a. m. 2021-10-24 Por:
César Polanía - Editor de Afición  
Juan Carlos Osorio

Juan Carlos Osorio, técnico del América.

Cortesía: Dimayor.

¿Qué le sucede al técnico rojo? Los partidos y los títulos se pueden perder, pero nunca la sobriedad.
En ese mundo que ingenió, parece caber solo el mismo Juan Carlos Osorio. Nadie más habita allí. De lo contrario, los jugadores que dirige no cometerían tantos errores. Los periodistas entenderían cuando él valora en las ruedas de prensa el “cerebro reptiliano” de sus hombres. Y los hinchas se guardarían las silbatinas para cambiarlas por aplausos. Porque más allá de que en el fútbol manden los resultados, los procesos huérfanos de títulos, aunque bien conducidos, también ameritan reconocimiento.

Pero el ‘Mundo Osorio’ es complejo. Difuso. Contradictorio. Inentendible para el resto de la humanidad. O a lo mejor somos el resto de los mortales los que estamos equivocados y aún nos cuesta entrar en el entorno de ese estilo tan genuino. Hasta hoy, quién sabe mañana, los resultados, implacables en el fútbol como la guillotina del verdugo, nos dan la razón a los demás: 5 triunfos, 7 empates y 10 derrotas en 22 partidos dirigidos. 33 % de rendimiento. Impresentables las cifras de Osorio en el banquillo rojo.

Cuando llegó, prometió una Copa Libertadores en dos años. Riesgosa apuesta, aunque válida si sale de la boca de un técnico ganador. Bueno, ganador en Colombia. Exigió mantener la nómina y reforzarla. El mensaje tuvo efecto contrario. Se le fueron Rafael Carrascal, Yesus Cabrera, Duván Vergara y Santiago Moreno. Por poco se le escapa Pablo Ortiz, pero lo frenó. Adujo que no se podían dejar abandonados los proyectos, aunque él no suela aplicarlo. Y, a cambio, trajo jugadores que antes nunca fueron exitosos con él. Y que inclusive, algunos, desbordaron la disciplina. Y dijo, en rueda de prensa, que Kevin Andrade era jugador de Selección Colombia por su polivalencia y talento. El pobre Kevin ha sido central, lateral, volante centro, extremo y hasta delantero. Siempre luce torpe. El miércoles no fue capaz de hacer bien un saque de banda. Y eso costó un gol. Y también dijo, en otra conferencia de prensa, que Barreiro era el sucesor de Duván Zapata. Y el pobre Barreiro no sabe lo que es un gol.

El ‘Mundo Osorio’ es gobernado por una máxima: “Cero excusas”. Lo lleva escrito en sus camisetas de entrenamiento. Claro que en las ruedas de prensa, tras la cadena de empates y derrotas propinadas hasta por los coleros, siempre afloran las excusas. Y siempre cierran con la misma frase: “Es mi culpa”. Y a pesar de ello, repite la fórmula: rotaciones y rotaciones con una nómina que no llega ni a cinco jugadores de categoría, modificaciones del módulo táctico una vez y otra vez y otra vez, relevo de los hombres que lo están haciendo bien y ‘roja’ automática cuando uno de sus futbolistas es tarjeteado con amarilla. El miércoles pasado, el ‘Mundo Osorio’ explotó de ira. Increpó al cuarto árbitro. Lanzó gestos groseros contra los hinchas santafereños y no acudió a la rueda de prensa —no es la primera vez—. Hizo rotación consigo mismo y mandó a Pompilio.

Hay solo una persona con poder por encima de aquel ‘Mundo Osorio’. Pero parece estar a gusto con él. O quizás no y lo calla. O se lo dice en privado. Quién sabe. Y quién sabe, también, si va más allá de lo futbolístico, y le pide calma. Cordura. Altura. Sensatez. Ejemplo. Los partidos y los títulos se pueden perder, pero nunca la sobriedad.

VER COMENTARIOS