Academia y participación democrática

Academia y participación democrática

Agosto 27, 2017 - 11:35 p.m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

El ejercicio de la ciudadanía en democracia requiere información. La madurez de una democracia se puede medir por los niveles de confianza en la institucionalidad y ella se logra gracias a la eficiencia y justicia de las mismas, y a que haya información objetiva sobre su desempeño. La academia, en su afán generar conocimiento que sea pertinente y de asegurar una proyección social en su entorno, desarrolla actividades como la de los Observatorios.

Hace 14 años, la Universidad Javeriana Cali tomó la decisión de dar origen a un ejercicio de control social, creando el Observatorio Cali Visible; uno de los pocos ejercicios que, en el país, han sostenido un esfuerzo sistemático para contribuir a la transparencia de la gestión de las corporaciones públicas a nivel local y regional, ofreciendo a los ciudadanos información pertinente que posibilita el seguimiento por parte de los electores, de las actividades y desempeño de los concejales de Cali y los diputados a la Asamblea del Valle del Cauca.

Recientemente, Cali Visible publicó su boletín referido al primer período del 2017. Allí se evalúa la gestión de los concejales de Cali y diputados del Valle, principalmente, en lo que concierne a su función de control político. Al medir el desempeño, reuniendo variables como asistencia y permanencia en la sesión, la actividad propositiva de control político y el nivel de intervención en los debates. El informe no deja bien parados a algunos de los integrantes de estas corporaciones, cuyo desempeño, en control político, no es integral y solamente se preocupan, por ejemplo, por asistir, pero no proponen debates ni los dinamizan con argumentos.

Los niveles de confianza ciudadana en las instituciones de representación política vienen decayendo. Y nuestras corporaciones no son una excepción, lo cual queda demostrado en las elecciones, ya que a nuestros concejales y diputados los elige menos del 50% de la población habilitada para votar. Estar mejor informados puede incentivar la participación y mejorar la calidad de la misma.

En este contexto, la actividad de informarse y ejercer un control social cobra relevancia. El ejercicio no debe ser visto como un obstáculo para la actividad política, o un fomento al desencanto ciudadano. Todo lo contrario. Es una oportunidad para fortalecer la democracia local e incentivar el involucramiento de los diferentes estamentos, como la academia, la ciudadanía, la empresa privada, y clase política, al tiempo que se destacan las corporaciones públicas como actores decisivos para el desarrollo de municipios y departamentos.

Nuestros representantes deben hacer gestión de cara a sus electores, valorar y cuidar la confianza depositada, y esto no se agota con las rendiciones de cuentas que se generan desde la administración, sino que el ejercicio de llevar a cabo veedurías ciudadanas, aportan a la gestión administrativa y agrega valor a la participación democrática.

Por lo anterior, es importante que los esfuerzos por informar a la comunidad sean difundidos ampliamente. Los boletines publicados por el Observatorio Cali Visible están disponibles en su página web, en donde, con una presentación muy didáctica, encontrarán el seguimiento a temas de puntuales de la agenda de nuestras corporaciones local y departamental.

*Rector Universidad Javeriana Cali.

Sigue en Twitter @RectorJaveCali

VER COMENTARIOS
Columnistas